Vaticano pide suspender la ANC

 MINISTERIO PÚBLICO SOLICITÓ SUSPENDER LA INSTALACIÓN

CARDENAL PAROLIN PIDE “RESPUESTAS VIABLES”

“PROFUNDA” preocupación

 

El Cardenal venezolano, Baltazar Porras y el Papa Francisco en Ciudad Vaticano (noviembre 2016)

 

ÁLVARO DE JUANA / ACI.- El Vaticano ha emitido un comunicado en el que una vez más expresa su preocupación por la situación que se vive en Venezuela y que se ha visto agravada por las recientes elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente deseada por el gobierno de Nicolás Maduro.

Además, “la Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución”.

Este es el texto completo del comunicado:

La Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos.

El Santo Padre, directamente y a través de la Secretaría de Estado, sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales.

Asimismo, asegura su constante oración por el País y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención.

Al mismo tiempo, la Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro; se creen las condiciones para una solución negociada de acuerdo con las indicaciones expresadas en la carta de la Secretaría de Estado del 1 de diciembre de 2016, teniendo en cuenta el grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad.

La Santa Sede dirige, finalmente, un apremiante llamamiento a toda la sociedad para que sea evitada toda forma de violencia, invitando, en particular, a las Fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza.

 

Parolin pide “dar respuestas viables”

ACI.- En una entrevista publicada este jueves, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, pidió “dar respuestas viables” a la crisis en Venezuela, poniendo primero que todo las necesidades de la población.

En declaraciones al diario italiano Avvenire, el Purpurado abordó el caso de Venezuela, cuya crisis política y social se ha agravado con la elección de la Asamblea Constituyente, proyecto del Gobierno que ha sido rechazado por la Conferencia Episcopal Venezolana y la mayoría de la población.

Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano

 

Desde la localidad italiana de Asís, el Cardenal también negó que la diplomacia vaticana haya fallado en su intento por facilitar las negociaciones entre el régimen del Presidente Nicolás Maduro y la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“No. No hay fracaso. La diplomacia de la Santa Sede es una diplomacia de paz. No tiene intereses de poder, ni político, ni económico, ni ideológico. El Papa ha recordado que cuando nos encontramos de frente a una situación de crisis, se necesita considerar siempre cómo trabaja la Santa Sede: es una diplomacia pro activa y no solo reactiva, por tanto buscamos llevar siempre nuestra contribución”, indicó. “Por tanto, no hablaría de fracaso”, afirmó.

El Purpurado dijo que “en el caso de Venezuela pueden existir opiniones diversas, pero lo importante es intentar dar respuestas viables con base en la situación, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones reales de la población y del bien común que debe estar antes que todo”.

Entre fines de octubre y noviembre de 2016, la Santa Sede, a través de Mons. Claudio María Celli, participó como facilitador en la mesa de diálogo auspiciada por la Unión de Naciones Sudamericana (UNASUR).

Sin embargo, se llegó a un punto muerto y el 1 de diciembre el Cardenal Parolin envió una carta señalando que era necesario que se cumpliera con el acuerdo del 31 de octubre para que el diálogo continuase.

En el acuerdo, el gobierno se comprometía a implementar medidas para aliviar la grave escasez de alimentos y medicinas, respetar la independencia de la Asamblea Nacional y liberar a los presos políticos; asimismo, oficialistas y opositores debían concordar “el calendario electoral que permita a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro”.

Sin embargo, desde entonces no habido un nuevo encuentro y la crisis se ha profundizado con las elecciones la Constituyente promovida por Maduro.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*