Tregua de Navidad hasta el 13.1.17

LOS “DIÁLOGOS”, pospuestos sin resultados, hasta el 13.1.2017

SAMPER: 1  “BUENA NOTICIA”: “se logró”… el abastecimiento de medicamentos en el país, la cual será anunciada en los próximos días.

RÉGIMEN HIZO 4 propuestas (aun no anunciadas)

Monumento Tregua de Navidad de 1914 en las trincheras de Flandes… “Noche de paz, noche de amor¨

HERNÁN LUGO / Galicia.- En la mañana, los partidos Acción Democrática, Primera Justicia y Un Nuevo Tiempo (G-3 de la MUD) acudieron a la Nunciatura para reunirse con monseñor Claudio María Celli, representante del Vaticano en la mesa de diálogo, y al nuncio Aldo Giordani.

Ahí dejaron en claro que el gobierno debía cumplir con los cinco acuerdos firmados el 11 de noviembre, de lo contrario abandonarían la mesa de diálogo.

En el hotel, los delegados de Miraflores -Delcy Rodríguez, Jorge Rodríguez, Roy Chaderton y Tareck El Aissami- debatieron con los representante de la Unasur, fundamentalmente con el ex presidente Ernesto Samper, cuatro alternativas para destrancar el juego, entre ellas:

  1. Que el Ejecutivo ordene al TSJ reconocer a la Asamblea Nacional como poder legal al admitir como válida la comunicación de la directiva legislativa sobre la desincorporación de los tres diputados de Amazonas, sin que ese acto tuviera que ser avalado por la plenaria, como había pedido el presidente Nicolás Maduro.
  2. A partir de esa decisión, el Parlamento quedaba en libertad de escoger a los cinco rectores del CNE (dos principales, tres suplentes).
  3. Que en las próximas horas se liberen a siete presos políticos.

La tarea de los partidos UNT y PJ era convencer a AD de que aceptara las iniciativas, pero el presidente del Legislativo, Henry Ramos Allup, se muestra desconfiado en vista de la negativa del presidente Nicolás Maduro de cumplir los «compromisos de alto nivel» suscritos el 11-N.

En la MUD consideran que la «carta confidencial» del secretario del Vaticano, Pietro Parolin, surgió efecto al exigirle al gobierno que acatara lo acordado y presentarán las nuevas propuestas.

Por ello, el Parlamento no escogió a los rectores del CNE como estaba en la agenda de ayer y, además, se acordó aceptar ir a la cita con los mediadores.

A las 4:00 pm, cuando la oposición fue citada al Meliá, ya existía la posibilidad de conversar con los mediadores de la Unasur y el Vaticano porque AD cedió y envió a su representante, el diputado Luis Aquiles Moreno. Por PJ estuvo Carlos Ocariz y por UNT, Timoteo Zambrano. No hubo contacto con el oficialismo a pesar de que el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez permaneció en el Meliá. Elías Jaua asistió en la noche.

A las 7:00 pm, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, señaló: «Hubo un punto de inflexión en el diálogo que estaba amenazado de muerte. Nos hicieron propuestas para replantear el diálogo, es decir, tuvo efecto la doble presión contra el gobierno de Maduro».

Torrealba se refería a la carta del Papa y el ultimátum de la Unidad de no acudir ayer a la reunión con el gobierno si no se concretaban los acuerdos.

El oficialismo le atribuye a monseñor Parolin la misiva dirigida a Jorge Rodríguez, Samper y Torrealba, con la petición de que el contenido no se hiciera público, aunque se filtró a la prensa la molestia de la Iglesia católica por la no liberación de 62 presos políticos, entre ellos el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, Leopoldo Lopez y los diputados suplentes Renzo Pietro y Gilberto Sojo.

En las dos horas que estuvieron con los mediadores, la MUD no respondió si aceptaba las propuestas del gobierno, por lo que aún no hay fecha para otra reunión de la mesa de diálogo. La Unidad solo se comprometió a responder hoy si aceptaba los planteamientos de Miraflores.

En la mañana, Ocariz dijo en la Nunciatura, tras reunirse con los monseñores Celli y Giordani, que la MUD expuso posiciones y sus puntos: liberación de presos políticos, el reconocimiento del Parlamento, la derogatoria del desacato y el canal humanitario.

Desde el Campo Batalla de Carabobo, Maduro rechazó las presiones de la oposición: «Con o sin la derecha, el diálogo se mantiene. El diálogo es con el pueblo».

 

YAREXI ÁLVAREZ CAMPOS .-El monseñor Claudio María Celli, facilitador del Vaticano en el diálogo entre Gobierno y oposición, ofreció un balance de las reuniones entre los mediadores y las partes. “Destacamos que, si bien existen evidentes resultados positivos, aún quedan en la agenda asuntos que resolver”, afirmó.

No describió lo que entienden como “resultados positivos”.

Celli dijo que “se debe iniciar una etapa que nos lleve hacia la reactivación, consolidación y avance del dialogo nacional” y aseguró que han pedido a los Poderes Públicos no emitir sentencias ni aprobar decisiones que dificulten las relaciones entre Gobierno y oposición hasta el 13 de enero de 2017.

“Hemos hecho un llamado respetuoso, un exhorto a los Poderes Públicos para que depongan la utilización de los espacios institucionales debates políticos”, señaló, por su parte, el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper. “No le conviene al país la partidización de sus instituciones”, agregó.

Adelantó que durante las reuniones se logró concretar una “buena noticia” en cuanto al abastecimiento de medicamentos en el país, la cual será anunciada en los próximos días.

 

Iglesia exige que se cumplan acuerdos  

SOFÍA NEDERR .-  El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, destacó que el proceso de diálogo no se limita a una tertulia entre las partes, puesto que debe conducir a resultados concretos en un tiempo perentorio.

Manifestó su preocupación porque no se ha producido la liberación de presos políticos, que fue uno de los puntos centrales desde la primera reunión del gobierno con la oposición, bajo el acompañamiento del Vaticano y la mediación de los ex presidentes de Unasur, el 30 de octubre pasado.

«Debe agilizarse la liberación de los presos políticos que son muchísimos. Es preciso que el gobierno aplique los instrumentos legales que posee para dar libertad plena a las personas que están injustamente presas.

La Iglesia no desistirá del diálogo y está en su espíritu continuar en el proceso, pero deben cumplirse los acuerdos que se suscribieron en noviembre y esto es lo que ha exigido monseñor Pietro Parolin en la carta enviada al gobierno», subrayó.

El prelado lamentó que el gobierno malinterpretara la misiva y se irrespetara a Parolin quien, recordó, como secretario de Estado del Vaticano, es el segundo en jerarquía después del papa Francisco y un calificado diplomático de carrera.

«Monseñor Parolin, de forma respetuosa, solicitó condiciones para que haya un verdadero diálogo: la liberación de los presos políticos, el cronograma electoral y el respeto a la Asamblea Nacional, entre otros aspectos. El diálogo debe ser un instrumento para resolver los problemas y los problemas que tenemos son gravísimos», dijo.

El prelado destacó que la Iglesia es una sola: «La Conferencia Episcopal y los obispos venezolanos estamos en sintonía con el papa Francisco y respaldamos los esfuerzos por buscar salidas constitucionales a la crisis», indicó.

El cardenal Urosa Savino refirió que ayer en la mañana se reunió con el nuncio Aldo Giordano, el enviado del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, el consejero de la Nunciatura Apostólica Venezuela y el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón, para conversar sobre la situación país y el proceso de diálogo. Añadió que monseñor Celli estará en el país hasta hoy en la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*