Templo lleno por Requesens

– LA MISA FUE CONVOCADA POR VÍA REDES SOCIALES. LA COMUNIDAD ACUDIÓ AL LLAMADO Y COLMÓ EL TEMPLO

VIDEO: https://twitter.com/ReporteYa/status/1031234928485257218

Vivoplay https://twitter.com/i/status/1031222586959515648

El templo se llenó la tarde de este domingo en honor al diputado incriminado en el atentado a Nicolás Maduro / FOTO: Lisandro Casaña

ANDREA TOSTA / El PitazoCaracas.- La familia del diputado Juan Requesens estaba sentada en el primer banco de la iglesia Don Bosco la tarde de este domingo. Escuchaban atentos el sermón del padre, quien aseguraba que el reto de los creyentes era confiar en que se impondrán los valores de solidaridad y de esperanza. “El reino de Dios está en nosotros, está en Juan, hay que encontrarlo”, concluía, seguido de aplausos de los presentes.

El templo estaba abarrotado de feligreses de todas las edades. La convocatoria para este 19 de agosto a una misa en honor al ahora preso político llegó a los caraqueños vía redes sociales y copó todos los bancos. Hubo quienes escucharon la misa parados, en los lados y la entrada del recinto. La sociedad civil vestida de blanco predominó sobre los pocos políticos que hicieron acto de presencia.

Lee también: 1.200 venezolanos abandonaron Brasil luego de los incidentes en Pacaraima

Se divisaron a los diputados de su partido Primero Justicia (PJ) Jony Rahal y José Guerra. De Voluntad Popular, estaban los también parlamentarios Rafael Guzmán y Renzo Prieto. Ninguno portaba franelas con identificaciones de su organización política. Ese domingo, el protagonista era el exlíder estudiantil de 29 años, quien fue implicado en el atentado a Nicolás Maduro del pasado 4 de agosto en la avenida Bolívar. A Requesens se le dictó su privativa de libertad el pasado 14 de agosto y se le imputaron siete delitos, entre ellos terrorismo.

Dentro de la iglesia Don Bosco, se pidió su libertad a Dios. También se pidió por el respeto a los derechos humanos, especialmente para quienes que encontraban tras las rejas. Requesens está hasta la fecha recluido en los calabozos de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). La fuerza para perdonar a sus agresores fue otra de las peticiones de los feligreses.

Dos camisas de Requesens se ofrecieron al Señor como un “símbolo de su lucha y valentía por una Venezuela libre y democrática”. El padre las aceptó con decoro, junto al pan, el vino, un rosario, alimentos y un mapa de Venezuela pintado con la bandera tricolor. Cuando alzó la figura al público se escucharon las palmas y gritos de “¡Viva la libertad!” y “¡Viva Venezuela!”, que retumbaron en el alto techo.

Lea también: VIDEOS | Dictan privativa de libertad a Juan Requesens por terrorismo

Una bandera grande de Venezuela y con las letras SOS en la franja roja también ondeó con la ofrenda. Otra mujer vestida con el tricolor nacional y un rosario que le cruzaba el pecho ondeó la suya, mediana, y con un mensaje que rezaba “yo lucho día a día”. En los laterales del lugar había personas que sostenían carteles con frases como “la rebelión no es delito”.

Los colores despuntaban entre los pasteles que portaban los presentes. También la mamá de Neomar Lander, Zugeimar Armas, despuntaba con un rotulado de la cara tapada de su hijo, fallecido hace más de un año en las protestas gubernamentales de 2017. Ella, como muchos, se acercaron a Rafaela Requesens, vestida de blanco, y su padre Juan Guillermo para darles un beso en sus mejillas, un abrazo corto, un apretón de manos en el momento en que el padre llamó a darse la paz.

Fue el momento en que las lágrimas corrieron por las lágrimas de Rafaela. Un llanto silente también se le escapó cuando abrazó a uno de sus amigos que estaba en la misa, quien la sostuvo fuerte. Rápido, se limpió la cara con las manos y volvió a su puesto, para encontrar el conforto de su papá. Fue el único momento en que se quebró frente a las cámaras de televisión que se plantaron en el templo, incluso con luces adicionales, a pocos metros de la familia del diputado.

Desde que el Sebin capturó a Juan Requesens en su residencia en Terrazas de Club Hípico el pasado 7 de agosto, solo sus abogados defensores han podido constatar su estado de salud. La familia acumula 12 días sin verlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*