N16: “Fecha sin retorno?”

– 750.000 PARTICIPARON POR LA OPOSICIÓN

– MADURO NO ASISTIÓ A SU PROPIA y reducida contra- marcha oficialista en Caracas ¿EN CUBA PARA ”CONSULTAS”?

@cristiancrespoj – Realmente hay que darle una medalla a los ciudadanos de Venezuela. Ahí están una vez más en las calles, allí están una vez más creyendo y con esperanzas de poner fin a la larga noche comunista que ya llegó para #Venezuela. Pero ahí están, incansables. Nunca callarse es el camino

@morandavid – Destaco la notable debilidad de la convocatoria chavista. Un sentimiento que murió

“El Discurso de Maduro fue por teléfono . Afirmó que la concentración -en Miraflores- fue de “más un millón de personas”…

  

 

Las marchas en Caracas el 16N

 

LUDMILA VINOGRADOFF / Clarin .- Para bien o para mal, Bolivia fue el foco de las dos marchas escenificadas este sábado en Caracas. La primera de la oposición, porque quiere un cambio de gobierno como el que se produjo con la renuncia de Evo Morales, y la segunda del chavismo, que culpa al «imperialismo» y a la derecha de haber removido del cargo al ex presidente boliviano.

En ambos casos, en las calles de Venezuela retumbó el nombre del boliviano que ahora se encuentra asilado en México tras casi 14 años en el poder que culminó abruptamente en medio de denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre.

La marcha de la oposición salió de cuatro puntos de la ciudad hasta concentrarse en la Plaza José Martí en Chacaíto. Orlando Ramos, de 40 años, se mostró eufórico por volver a protestar. “Decidimos recuperar la calle después de unos meses de receso. Y no dejaremos la calle hasta que logremos el cambio de gobierno”.

A Noelia González, de 52 años, empleada de un centro comercial, no le dio miedo salir a protestar contra el régimen pese al fuerte cordón de uniformados armados hasta los dientes y tanquetas antimotines desplegados en Caracas. “Saldré a marchar cuantas veces sea necesario. La mitad de mi vida ha transcurrido en protestar. Sabemos que la lucha para rescatar la libertad es de todos nosotros y no solo de Juan Guaidó”.

A unos pasos de Santa Fe, uno de los cuatro puntos de concentración, Rafael Gómez, de 87 años, dijo estar motivado por el hambre. “Mi pensión no me alcanza para comer ni comprar medicinas. Necesitamos un cambio democrático para que Venezuela vuelva a ser próspera como antes y no arruinada y destruida como ahora con los chavistas”.

Y mientras los manifestantes opositores coreaban consignas antigubernamentales como “Fuera Maduro” y “Queremos elecciones presidenciales”, el gobernador legítimo de Zulia y diputado Juan Pablo Guanipa apareció de repente en la marcha desafiando la orden de captura emitida por el régimen.

La lucha es en la calle. Si debemos continuar mañana o el lunes lo haremos. Tenemos una responsabilidad con Venezuela. La calle es el escenario para ejercer la presión necesaria contra la crisis que ha generado esta dictadura. Todo el país tiene luchar, no podemos dividirnos, no podemos separarnos”, aseguró Guanipa.

Manifestantes opositores respondieron al llamado de Juan Guaidó y salieron a manifestarse este sábado en Caracas.

En Chacaíto, entre la multitud, apareció el presidente interino, Juan Guaidó, reconocido por casi 60 países. Habló desde la plataforma de un camión porque el régimen le impidió que instalara una tarima.

En la víspera un comando encapuchado asaltó la sede del partido Voluntad Popular y sustrajo los celulares, dinero y computadoras de los militantes.

El presidente de la Asamblea Nacional, de 36 años, propuso continuar las protestas el lunes, martes, miércoles y el jueves 21 para acompañar a los diferentes sectores que reclaman mejoras salariales bajo la consigna de “Venezuela despierta”.

Guaidó reveló que se había comunicado con la presidente interina de Bolivia, Jeanine Añez. La puso como ejemplo a seguir mientras propuso marchar hacia la Embajada de Bolivia para expresar su solidaridad.

Más temprano, en un mensaje en Twitter, Guaidó había llamado a mantener la «protesta permanente» para «lograr lo que pasó en Bolivia y que la FAN (Ejército) y la Policía se pongan del lado del pueblo».

La marcha oficialista

En contraste con la multitudinaria manifestación opositora, la contra marcha oficialista quedó disminuida por la reducida participación de activistas chavistas convocada por el presidente Nicolás Maduro contra “el fascismo y el imperialismo” y solidarizarse con Evo Morales.

En la ruta trazada desde la avenida Sucre, el Poliedro y la avenida Libertador para desembocar en el Palacio de Miraflores la voz de Hugo Chávez acompañó a los activistas, al igual que en las pantallas de Venezolana de Televisión como una especie de fantasma después de seis años de muerto.

A la altura de la telefónica CANTV, en la avenida Libertador, una militante chavista bailaba un regaetón. “Estoy aquí para respaldar a Evo Morales en su lucha por regresar a Bolivia. Estamos luchando por la paz”, dijo.

Los seguidores del presidente Nicolás Maduro también salieron a las calles de Caracas este sábado en apoyo al líder chavista. / AFP

Otro activista gritaba a todo pulmón. “Viva Chávez que murió para sacrificarse por nosotros y legarnos la revolución”, mientras esperaba que llegara Maduro para cerrar el acto.

Las amenazas represivas lanzadas previamente para intimidar a los opositores funcionó pero al revés. El boomerang actuó contra los propios chavistas que no se atrevieron a salir a las calles.

El viernes, el número dos del partido oficialista, Diosdado Cabello, amenazó una vez más a la oposición con que “los vamos a joder y no es jugando”, así salgan en Caracas, Amazonas, Táchira o Zulia porque, a su juicio, sólo los chavistas tienen la fuerza de cerrar una calle.

Diosdado aseguró por la estatal VTV que la oposición miente. “Una cosa es quien quiere y otra quien puede. Los únicos que tenemos fuerza para cerrar un país, todas las calles de un país, las calles de una ciudad, son los chavistas y cuando digo cerrar es cerrar, hasta la calle donde vives tú, Juanito Alimaña (Juan Guaidó), te la cerramos”.

En verdad el régimen suspendió el suministro de gasolina para bloquear la marcha opositora. También cerró el Metro de Caracas y parcialmente los vuelos comerciales y los equipos de control remoto. Igual restringió el acceso a internet, Facebook e Instagram y militarizó la ciudad.

 

750.000 participaron en las movilizaciones

FOTO: Centro de Comunicación Nacional

Al menos 750.000 personas se movilizaron este sábado en todo el territorio nacional, informó el Centro de Comunicación Nacional.

Un informe de la consultora De Vengoechea & Associates reveló que en total se activaron 141 puntos de concentración en Venezuela, aunados a otros 35 en el extranjero.

Fuera de las fronteras, el país donde hubo una mayor convocatoria en apoyo a las protestas contra Maduro fue Estados Unidos. Allí se congregaron venezolanos en ciudades como Nueva York, Miami, Washington, entre otras.

Censura

El documento indica que el régimen utilizó mecanismos de censura y bloqueo comunicacional a gran escala.

Las redes sociales y los medios de transmisión por internet fueron bloqueados por el régimen de Nicolás Maduro», señala.

Violencia 

El informe indica que la jornada de este 16 de noviembre se diferenció de movilizaciones anteriores en una disminución significativa de la represión.

Esta movilización tuvo la característica principal de que ocurrió dentro de parámetros de muy baja violencia externa. La presencia de Organismos de Seguridad del Estado se reportó en 38 localidades, es decir, se desplegaron en 26% del territorio”, se lee en el documento publicado por la consultora.

También afirma que las acciones de protesta continuarán e irán en aumento en la medida en que se mantenga la crisis social y económica que aqueja al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*