Morales: “No quiero pero me presionan”

IGLESIA EN BOLIVIA RECHAZA FALLO que permite la reelección  permanente de Evo Morales

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL PLURINACIONAL (TCP) habilitó la postulación Indefinida para el Presidente, Vicepresidente, Gobernadores, Asambleístas Departamentales, Alcaldes y Concejales.

EVO MORALES: “Yo no busco cargos, a mí me buscan y me buscaron”

 

 

La Paz / ACI.- “Esta sentencia significa un retroceso en la democracia del país”, expresó la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) tras la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de habilitar la postulación indefinida de Evo Morales a la presidencia del país.

Con este fallo “se han roto los principios básicos de la democracia” y se “abre el camino al totalitarismo y al dominio del más fuerte, con el consiguiente menoscabo de la libertad del pueblo”, advirtieron.

El 28 de septiembre el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) aceptó el recurso del Movimiento Al Socialismo (MAS) para habilitar la postulación Indefinida para el presidente, vicepresidente, gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes y concejales.

La Constitución de Bolivia solo permite dos mandatos consecutivos, por lo que el recurso buscaba declarar inconstitucional cinco artículos de la Ley Electoral y la inaplicabilidad de cuatro de la Constitución Política del Estado, referidos al límite de participación en elecciones para estos cargos.

El primer periodo de Morales como presidente fue de 2006 a 2009 y actualmente se encuentra en su tercer gobierno. Sin embargo, la actual Carta Magna solo le “reconoce” dos periodos debido a que esta fue promulgada cuando terminaba su primer gobierno.

El oficialismo celebró el fallo mientras que la oposición y otros organismos lo rechazaron. Una muestra clara del descontento se vio reflejada en las elecciones judiciales del domingo 3 de diciembre, donde el voto nulo superó el 50 %.

En un comunicado, la Secretaría General de la CEB explicó que la sentencia desconoce dos referendos en que el pueblo boliviano expresó su voluntad: el que aprobó la actual Constitución en el año 2009 “y el que rechazó la apertura de la Constitución para optar a la reelección en 2016, ambas iniciativas impulsadas por el mismo gobierno”.

Además, el fallo “malinterpreta” el artículo 23 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos de “proteger a los ciudadanos de la perpetuación en el poder de los gobernantes”.

Para los obispos, con esta decisión “entramos en una época en la que los gobernantes, aprovechándose del poder judicial, interpretan según sus intereses las leyes y la más importante de ellas, la Constitución Política del Estado”.

“Se han roto los principios básicos de la democracia: el respeto a las leyes, a la institucionalidad y a la separación de los poderes del Estado, lo que abre el camino al totalitarismo y al dominio del más fuerte, con el consiguiente menoscabo de la libertad del pueblo”, sostuvieron.

“Esta Sentencia significa un retroceso en la Democracia del país, justo en el año en que se cumplen 35 años de su conquista por parte del pueblo boliviano”, agregaron.

Asimismo, lamentaron que el trabajo por buscar consensos en la Asamblea Constituyente haya sido ignorado y reiteraron “la situación de decepción y desilusión que vive nuestro pueblo, causado, entre otras cosas, por actuaciones como ésta”.

“Como Iglesia, hacemos votos para que nuestras autoridades nacionales escuchen la voz del pueblo, antes de descalificarla por intereses políticos”, pidieron los obispos.

“Ponemos nuestra confianza en Cristo que nos enseñó a gobernar sirviendo, y también en nuestro pueblo que sabrá actuar en conciencia, buscando lo mejor para nuestra amada Bolivia”, concluye el comunicado.

 

«No quiero, pero me presiona mi pueblo»

DANIEL PARDO / BBC Mundo. – El presidente de Bolivia, Evo Morales, dice que nunca quiso ser jefe de Estado. Pero busca una tercera reelección para un cuarto mandato y quedarse en el poder hasta 2025. “Yo no busco cargos, a mí me buscan y me buscaron”

Para explicar esta aparente contradicción, en entrevista con BBC Mundo el mandatario hace un recorrido por todos sus cargos que ha ocupado: dirigente sindical, diputado y presidente desde 2005.

Son puestos que no quiso desde un principio, sostiene, sino que «el pueblo» lo presionó hasta obligarlo a postularse y ganar.

Así justifica Morales la intención de su coalición de que sea reelegido para un cuarto mandato en 2019, una posibilidad que fue negada por los bolivianos en un referendo en 2016 pero que hace unos días recibió luz verde de parte del Tribunal Constitucional.

Morales dice que tras casi 12 años de gobierno tiene varias tareas pendientes, como erradicar la pobreza extrema (que ha logrado bajar de 38% a 17%) y conectar al país por vía terrestre.

«El gran deseo que tengo es agarrar mi coche en la frontera con Argentina y recorrer hasta llegar a la frontera con Brasil, manejando, personalmente», dice, vestido en un traje formal que preferiría remplazar por unos jeans, una camiseta y unos tenis.

El primer presidente indígena de un país mayoritariamente indígena ha logrado en sus tres mandatos mantener la estabilidad económica de Bolivia y reducir la pobreza, pero sus críticos aseguran que su «figura mesiánica» ha sacrificado el engranaje institucional del país.

 

La entrevista completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*