Militares al Amazonas

– ASÍ ENFRENTAN LA PANDEMIA LAS COMUNIDADES INDÍGENAS DE BRASIL

PROTESTA MUNDIAL FRENÓ A BOLSONAROLE BAJARON LOS HUMOS A BOLSONARO – IRLANDA: “Sin Amazonas no hay comercio Mercosur-U.E.” Merkel- Macrón piden llevar el tema al G-7

 

 AFP – Viaje a la última frontera….

 

DW .-El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, autorizó este jueves (07.05.2020) el envío de las Fuerzas Armadas a diferentes estados del país para combatir la deforestación y prevenir incendios en la Amazonía brasileña, por ahora entre el 11 de mayo y el 10 de junio.

Las Fuerzas Armadas podrán actuar en las regiones fronterizas, en las tierras indígenas y en las unidades federales de conservación ambiental de los estados de la llamada Amazonía Legal, que incluye Acre, Amapá, Amazonas, Mato Grosso, Pará, Rondonia, Roraima, Tocantins (norte) y una parte de Maranhao (nordeste).

El decreto permite a los militares realizar «acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales, dirigidos a la deforestación ilegal y el combate a los incendios», sin mencionar las actividades de minería ilegal que también castigan la región.

Las Fuerzas Armadas podrán actuar en las regiones fronterizas, en las tierras indígenas y en las unidades federales de conservación ambiental de los estados de la llamada Amazonía Legal. Foto: U. Marcelino / Reuters

En la región, la deforestación ha aumentado un 51% en los tres primeros meses del año.

Según cálculos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), la Amazonía brasileña perdió 796,08 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal entre enero y marzo de este año, frente a los 525,63 kilómetros cuadrados desforestados en el mismo período de 2019.

La deforestación en la Amazonía brasileña ha aumentado un 51% en los tres primeros meses de 2020. Foto: Danita Delmont

De esta forma, la tendencia de destrucción de la región amazónica sigue al alza, pues ya el año pasado la deforestación creció un 85%.

La Amazonía brasileña se vio fuertemente amenazada el año pasado por los incendios que castigaron la región entre los meses de junio y agosto y obligaron al gobierno a enviar a las Fuerzas Armadas para ayudar en el control del fuego.

Las imágenes de los incendios calcinando enormes extensiones de vegetación dieron la vuelta al mundo y provocaron una ola de indignación entre la comunidad internacional y las ONG, que acusaron a Bolsonaro por su retórica antiambientalista.

 


Amazonía: los pueblos indígenas, alertas en defensa de sus tierras

Combatir la desforestación

El gobierno de Jair Bolsonaro fue criticado el año pasado por la deforestación masiva del Amazonas tras abrir paso a la industria de la explotación en territorios indígenas.

 

AFP .- El presidente de Brasil Jair Bolsonaro autorizó el envío de tropas al Amazonas para combatir los incendios forestales y deforestación ilegal, cuando surgen indicios de que la mayor selva tropical del mundo desaparece aún más rápido que en 2019, cuando la devastación batió récords.

El mandatario ha sido criticado dentro y fuera de Brasil por su política amazónica el año pasado, el primero de su mandato. Aunque la estación de incendios sólo comienza a fines de mayo con la sequía, ya hay señales preocupantes para este año.

La deforestación en el Amazonas brasileño en el primer trimestre alcanzó 796 kilómetros cuadrados, un aumento de más del 50 por cienro en comparación con el mismo período de 2019.

El Amazonas registró en 2019 una de sus mayores deforestaciones de su historia. /AP.

Bolsonaro firmó un decreto que autoriza a las fuerzas armadas a emprender «acciones preventivas y restrictivas contra los crímenes ambientales, entre ellos la deforestación ilegal y los incendios forestales». La medida estará vigente entre el 11 de mayo y el 10 de junio en áreas protegidas, reservas indígenas y otras tierras de la federación dentro de la región amazónica.

La deforestación en el Amazonas se disparó 85 por ciento el año pasado, a 10 mil 123 kilómetros cuadrados, cruzando por primera vez la marca de los 10 mil kilómetros cuadrados desde 2008, de acuerdo con las cifras oficiales obtenidas gracias a imágenes satelitales del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE).

La extracción ilegal de madera, minería y ganadería en áreas protegidas son las principales causas que impulsan esta destrucción. Bolsonaro defiende la apertura de las tierras protegidas y de reservas indígenas para su explotación comercial, argumentando que las poblaciones nativas deberían monetizar los recursos naturales disponibles en sus territorios.

El mandatario ya había enviado a las fuerzas armadas al Amazonas el año pasado, después de ser fuertemente criticado por minimizar los incendios forestales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*