López: ¡Escape o rescate?

 

– UNA PREGUNTA A LEOPOLDO LÓPEZ

– QUIÉN AYUDÓ,… O “QUIENES”

 

MIGUEL HENRIQUE OTERO

El Nacional

Considerando que Venezuela vive bajo un feroz ejercicio del poder y que desde comienzos de 2014 –cuando usted fue detenido– se dejó de hacer política de carácter persuasivo, para concentrarse únicamente en el desarrollo y expansión de una inmensa estructura policial y militar represiva, que hoy somete sin disimulo alguno al conjunto de la sociedad venezolana y a sus dirigentes sociales y políticos.

Considerando que los espacios públicos del territorio venezolano son hoy una especie de coto de caza de grupos como la FAES, el Conas, la PNB, el Sebin-torturador, la Dgcim-torturador, policías regionales, bandas paramilitares, FARC-Mafia, ELN, GNB, Milicias, operadores del CLAP, operadores rusos, operadores bielorrusos, operadores iraníes, operadores de Hezbolá, operadores chinos, operadores cubanos, bandas del PSUV, narcooperadores, traficantes de personas en las fronteras, mafias del oro, mafias del coltán, mafias del diamante y más.

Considerando que ese poder criminal y esos operadores están agrupados, articulados y activos a favor de un único propósito, que es el de mantenerse en el poder al costo que sea, es decir, están dispuestos a torturar y matar a los que se interpongan en su objetivo.

Considerando que todas estas mafias uniformadas o no, venezolanas o no, conocidas o no, comparten un estatuto probablemente único en el planeta, que es el de la impunidad absoluta, renovada y descarada, porque viven bajo el amparo de la doble protección de sendos y poderosos regímenes, uno militar y otro judicial, que los hace no solo invulnerables sino también extremadamente peligrosos.

Considerando que para todas estas mafias que saquean los bienes nacionales, matraquean, detienen, persiguen, roban, extorsionan y torturan a los ciudadanos, no es negociable un cambio de régimen porque ello significaría que los jefes de todas esas organizaciones criminales irían a parar a los tribunales y a las cárceles, es decir, tendrían que enfrentar la justicia.

Considerando que esas mafias cuentan con un jefe que las controla a todas, que están interconectadas, disponen de armas, tecnologías para espiar a la sociedad, grupos distribuidos con capacidad de operar en todas las regiones del territorio venezolano y también más allá de las fronteras, tienen vehículos en buen estado con gasolina, municiones, bombas lacrimógenas, centros de detención conocidos y otros clandestinos, bates para torturar, cables enchufados para torturar, botes de agua para torturar, expertos en la práctica de torturar, es decir, una inmensa, gorda, aceitada y eficaz estructura de terror.

Considerando que esa estructura mantiene bajo su control, nada menos que a la mafia responsable de organizar los procesos electorales, el Comando Nacional de Estafadores, con el que próximamente procederán a liquidar la legítima Asamblea Nacional para convertirla en una nueva mafia dedicada a perseguir y violentar a los ciudadanos indefensos.

Considerando que las mafias controlan la producción e importación de combustibles, lo que equivale a decir que controlan quién se transporta o no.

Considerando que tienen el control total de las telecomunicaciones, es decir, capacidad demostrada para bloquear Internet, bloquear la comunicación telefónica, escuchar las conversaciones, grabar sin autorización y más.

Considerando que este poder estructurado como una mafia de mafias ha destruido la casi totalidad de medios de comunicación independientes que habían en el país, y persigue a periodistas, fotógrafos y equipos de televisión, roba equipos, destruye material reporteril, allana sedes, detiene a trabajadores, asedia a propietarios, exilia a quienes denuncian, o simplemente los detiene y los tortura, con lo cual en Venezuela, la posibilidad de un proceso electoral con acceso libre y garantizado a los medios de comunicación es ninguna. Cero.

Considerando que la mafia de mafias ya demostró en mayo de 2018 su capacidad para el fraude sin disimulos, convocando a una elección fuera del marco de la ley, que fue el mecanismo para asegurarse seis años más de ejercicio del poder, ilegítimo, ilegal, fraudulento. Es decir, puso en marcha un poder clara e inequívocamente usurpador.

Considerando que la mafia de mafias ha logrado evadir el bloqueo de los países democráticos y continúa ingresando recursos a través de distintos medios y mecanismos ilegales y opacos, pero que funcionan perfectamente para sus fines.

Dichas estas cosas, a las que podrían añadirse tantas otras como usted bien sabe, con una oposición exhausta, sin recursos, significativamente exiliada, con varios de sus partidos políticos más importantes ilegalizados —Voluntad Popular entre ellos—, ¿cómo, de qué modo, bajo qué plan de lucha los demócratas venezolanos, los que están en Venezuela y  los que estamos fuera, podríamos organizarnos, para así crear un estado de cosas que pudiera conducirnos a una elección libre, justa y transparente, arbitrada por una entidad autónoma y profesional, y no bajo el mandato del mismo grupo de uniformados, una de las mafias que mantiene a la mafia de mafias en el poder?

 

¿Quién ayudó a López?

 Leydi C.Hace 6 años Qué estupidéz. 4 helicópteros para meter preso a una persona. Pero ¿por qué no se meten en Petare a agarrar a los delincuentes? UUUGGGGHHH.??

 

GDA | El Tiempo .- Leopoldo López era sin duda alguna uno de los presos más custodiados del continente. Tenía vigilancia electrónica y humana. Sectores dicen que su salida la facilitó Diosdado

El régimen de Nicolás Maduro le tenía vigilancia técnica y humana desde 2017, cuando salió de la cárcel militar de Ramo Verde, tras pagar 3 años, acusado de asociación para delinquir e incitación a la violencia.

En julio de ese año se le otorgó arresto domiciliario y aunque quedó libre, a principios de 2019, seguía siendo objetivo de la dictadura que lo monitoreaba junto con su entorno.

Por eso, fue usa sorpresa que se pudiera evadir de la residencia del embajador de España, en donde permanecía desde el 30 de abril de 2019, cuando volvió a quedar en la mira de Maduro, por liderar –con el presidente interino, Juan Guaidó– un alzamiento militar en Caracas.

Se le tenía vigilancia electrónica y humana. Y el dispositivo estaba reforzado por colectivos chavistas. La logística para sacarlo de allí, financiera y tácticamente, debió ser robusta”, le dijo a El Tiempo una alta fuente venezolana.

López ha dicho que no puede dar detalles de su salida: “No lo hago, para proteger la integridad de las personas que me ayudaron”, le dijo a CNN.

Pero su padre, Leopoldo López Gil, alcanzó a dar pistas de cómo salió su hijo de la residencia diplomática, una estructura protegida por un muro, columnas de concreto y láminas de acero de por lo menos tres metros de altura.

Aseguró que la ‘ruta clandestina de escape’ incluyó la frontera con Colombia. Esa vía supone un traslado terrestre de 12 horas y media, por carreteras llenas de controles del régimen. Por eso se cree que tuvo que ser movido en helicóptero, que hace la ruta en 3 horas.

Según esa versión, llegó a Cúcuta y tomó un vuelo a Aruba.

Colombia –que ayudó en la extracción de la fiscal Luisa Ortega y de otros opositores– no ha dicho nada. Por el contrario, tomó rápidamente carrera una segunda versión: que salió por Puerto Cabello hacia Aruba, en un recorrido de más de 770 kilómetros. Este trayecto se hace desde Caracas en un vuelo que no sobrepasa la hora.

En cualquiera de los casos, el analista en seguridad venezolano Johan Obdola, señala que López tuvo que contar con el apoyo de un sector del régimen para burlar controles.Y va más allá. Agrega que habría existido una negociación, de cara a las elecciones parlamentarias del 6 diciembre.

Acá no hubo una aventura con tintes de heroísmo. Esto fue coordinado por las cadenas de mando de Diosdado Cabello, Gustavo González (actual director del Sebín) y el embajador de España, Jesús Silva”, señala el analista Obdola.

Y llama la atención en que López se reunió de inmediato con Pedro Sánchez, el jefe del Gobierno español, y luego anunció que impulsará unas elecciones prontas en Venezuela, “cuando se sabe que no existen las condiciones”.

Otra fuente cercana al régimen recordó que, en el libro del asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, se confirmó que varias fichas del régimen han buscado negociar, entre ellos Maikel Moreno (del Tribunal Supremo) y los generales Vladimir Padrino e Iván Hernández .

De hecho, le entregó a El Tiempo una carta (de mayo de 2019) en la que el exdirector del Sebín, general Manuel Ricardo Cristopher Figuera (hoy en el exilio), le dice a Cabello que Moreno, Padrino y Hernández han buscado una salida “para la calamitosa situación del país”.

Figuera dice en la carta que él revisó un documento de 20 páginas en donde se hablaba del tema, para “salvar a la patria de la que solo quedan andrajos” e incluso se buscaban alternativas para los sancionados por Estados Unidos.

Por ahora, el escape desencadenó operativos del Sebín, que rodearon la casa del embajador y detuvieron temporalmente al encargado de la seguridad y a colaboradores de López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*