Le bajaron los humos a Bolsonaro

– IRLANDA: “Sin Amazonas no hay comercio Mercosur-U.E.” :

– MERKEL- MACRÓN PIDEN LLEVAR EL TEMA AL G-7

MADURO OFRECE SU «MODESTA» AYUDA

El presidente de Brasil rechaza de Merkel y Macron en sus políticas sobre el pulmón del planeta. La selva ha aumentado su deforestación un 88% desde la llegada del mandatario al poder. …

INCENDIO EN EL AMAZONAS: Las consecuencias – Telenoche – Cuando se incendió la catedral de Notre Dame ahí si donaron un montón de plata al pedo, pero el Amazona es …

 

El Amazonas enfrenta a Bolsonaro con Europa – euronews

 

Clarin. – Los incendios en el Amazonas ya golpean la agenda internacional. El primer ministro de Irlanda se sumó a los reclamos del francés Emmanuel Macron y amenazó con votar contra el acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur si Brasil no respeta sus «compromisos medioambientales», entre críticas al presidente Jair Bolsonaro por los incendios que arrasan la Amazonía.

De ningún modo Irlanda votará a favor del acuerdo de libre comercio UE-Mercosur si Brasil no cumple sus compromisos medioambientales», afirmó el primer ministro Leo Varadkar, en un comunicado difundido el jueves por la noche.

Varadkar se dijo «muy preocupado porque este año se han registrado niveles récord de destrucción por incendios en la selva amazónica», y consideró que «los esfuerzos del presidente Bolsonaro para culpar de los fuegos a ONGs ecologista son orwellianos».

Tras 20 años de negociación, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay cerraron recientemente con la UE un Acuerdo de Asociación entre ambos bloques que incluye apartados de diálogo político y comerciales.

Los países del bloque deben aún dar su visto bueno al texto para permitir su entrada en vigor, que deberá contar con la aprobación de la Eurocámara, un trámite que puede tomar dos años.

En el transcurso de estos dos años, vamos a monitorear de cerca las acciones ambientales de Brasil», advirtió Varadkar.

Los incendios en la Amazonía cobraron el jueves repercusión internacional, con llamados de la ONU y de líderes mundiales a «proteger» el pulmón del planeta y convocatorias a protestas mundiales.

El día se convierte en noche por los incendios forestales en Brasil

«Nuestra casa se quema»

Afirmando que «nuestra casa se quema», el presidente francés Emmanuel Macron propuso que la «crisis internacional» de la Amazonía sea prioritaria en la cumbre del G7 de este fin de semana en Biarritz (suroeste de Francia). Y lo mismo pidió Angela Merkel, la canciller alemana.

La magnitud de los incendios (…) es preocupante y amenazante no solo para Brasil y otros países afectados, sino también para todo el mundo», dijo a la prensa el portavoz de Merkel, Steffen Seibert. La canciller está «convencida» de que ello «debe figurar en la agenda del G7» de Biarritz, agregó.

Entre enero y el 21 de agosto, el organismo brasileño de observaciones espaciales INPE registró en Brasil 75.336 focos de incendio, un 84% más que en el mismo periodo de 2018. Ese número muestra un aumento de 2.493 focos respecto al lunes.

De acuerdo con especialistas, la multiplicación de los siniestros se da en un marco de avance rápido de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al mismo mes de 2018, según datos del INPE.

Brasil se defiende

El ministro de la Presidencia de Brasil, Onyx Lorenzoni, dijo este jueves que los países europeos que han manifestado preocupación por la multiplicación de los incendios forestales en la Amazonía aprovechan el discurso ambientalista para justificar nuevas restricciones comerciales contra el país.

No podemos ser ingenuos. Los europeos aprovechan el asunto del medioambiente para imponer barreras al crecimiento y al comercio brasileño de bienes y servicios», aseguró Lorenzoni, uno de los principales portavoces del Gabinete del presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en declaraciones a periodistas.

Bolsonaro denunció la «mentalidad colonialista» de Macron.

La sugerencia del presidente francés, de que asuntos amazónicos sean discutidos en el G-7 sin participación de los países de la región, evoca una mentalidad colonialista fuera de lugar en el siglo XXI», escribió el mandatario en Twitter.

El gobierno francés se muestra particularmente atento respecto a las normas medioambientales y exige «pleno respeto» del Acuerdo de París sobre el clima para avanzar en el proceso de ratificación del reciente pacto de libre comercio firmado entre el Mercosur y la Unión Europea.

El acuerdo debe eliminar en 15 años el 91% de los aranceles y tarifas del Mercosur a los productos europeos y la UE hará lo propio con el 92% de los suyos en diez años.

Pero algunas naciones europeas, entre ellas Francia, Polonia e Irlanda, expresaron su preocupación por el impacto de estos acuerdos en su sector agrícola. Las ONGs también alertaron sobre consecuencias para el medio ambiente.

La polémica declaración de Bolsonaro

Redacción BBC .Brasil vive una grave crisis por una ola de incendios forestales: unos 74.000 en lo que va de año. Más de la mitad en la selva amazónica.

Las autoridades aún no han determinado quiénes pueden ser los responsables. Y, consultado este jueves por la prensa, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ironizó sobre el asunto.

«Son los indios, ¿quieres que culpe a los indios? ¿Vas a escribirle a los indios mañana?¿Quieres que culpe a los marcianos?», dijo Bolsonaro ante un grupo de periodistas.

El presidente volvió a señalar a las ONG como las responsables, algo de lo que tampoco ha aportado pruebas.

Las ONG perdieron dinero, están desempleados. ¿Tienen que intentar hacer qué? Tratan de derribarme», agregó.

«Puede haber, no lo estoy afirmando, acciones criminales por partes de estos trabajadores de las ONG para llamar la atención en mi contra, en contra del gobierno de Brasil. Esta es la guerra que enfrentamos. Vamos a hacer lo posible y lo imposible para contener ese incendio provocado«, agregó.

El mandatario, sin embargo, reconoció que no existen pruebas de que sean las ONG las responsables de los incendios y apuntó que no hay forma de demostrarlo excepto que se encuentre de forma flagrante.

Y presionado por las preguntas de los reporteros, también admitió que no se puede descartar que los culpables estén el sector agroindustrial, tesis que favorecen sus rivales políticos.

Todo el mundo es sospechoso, pero la mayor sospecha recae sobre las ONG», señaló.

Llamamiento de Francia

Pero estos grupos no fueron los únicos que recibieron las críticas de Bolsonaro este jueves.

El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo un llamamiento a abordar el tema de los incendios en la próxima cumbre del G7 que se celebrará en su país por tratarse de «una crisis internacional».

Nuestra casa se quema. Literalmente. La Amazonía, pulmón de nuestro planeta que produce 20% de nuestro oxígeno, está en llamas. Es una crisis internacional. Miembros del G7, cita en dos días para hablar de esta urgencia», tuiteó Macron.

Pero su idea tuvo una dura respuesta por parte de Bolsonaro, también vía Twitter.

La sugerencia del presidente francés de que asuntos amazónicos sean discutidos en el G7 sin la participación de los países de la región, evoca una mentalidad colonialista descabellada en el siglo XXI», tuiteó Bolsonaro.

Asimismo, acusó a Macron de «instrumentalizar una cuestión interna de Brasil y otros países amazónicos para ganancias políticas personales».

Las voces de alerta lograron movilizar la ayuda y despertar la solidaridad mundial en las redes sociales con el hashtag #PrayForAmazonas (RezaPorAmazonas). Y recordaron el caso de Notre Dame.
«Cuando Notre Dame ardía, el mundo se detuvo. Multimillonarios y políticos vaciaron sus bolsillos para ayudar a reconstruirla. En tanto, la Amazonia arde desde hace tres semanas. La diferencia es que no vamos a poder reconstruir un nuevo planeta. Cuando no esté más, no estará más», escribió Francis Maxwell. / ILUSTRACIÓN: Raúl Azuaje

 

Deforestación voraz

Lo cierto es que mientras Bolsonaro acusa a las ONG por los incendios, hay grupos conservacionistas que señalan a su gobierno por la situación en la región amazónica. ciudades tan lejanas como Sao Paulo, cercana al Atlántico.

De acuerdo con esas organizaciones, las autoridades de Brasil han estimulado la tala de los bosques por parte de granjeros y leñadores, lo que ha acelerado el ritmo de deforestación de la selva tropical.

Información satelital recogida por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE, por sus siglas en portugués), revela un aumento de 85% en los incendios ocurridos en Brasil este año, la mayor parte de los cuales se produjeron en la región amazónica.

El Amazonas es la mayor selva tropical del mundo y cumple una función fundamental en el almacenamiento del carbono y, por tanto, en la reducción del avance del cambio climático.

Bolsonaro también ha sido criticado por poner en duda los datos del INPE y haber acusado a su director de mentir en cuanto a la escala que ha alcanzado la deforestación.

En respuesta a quienes están preocupados por el aumento de los incendios, el mandatario ha dicho que estamos en la temporada de la «queimada», cuando los agricultores queman la tierra para despejar el terreno y prepararlo antes de la siembra.

Asesinos del Ambiente se ofrecen

Maduro ofrece su «modesta» ayuda – Sin precisar cuál sería su aporte, la Cancillería emitió un comunicado donde expresó su «profunda preocupación» por los «gravísimos impactos» sobre la población y el ecosistema de la zona

El Ejecutivo de Nicolás Maduro ofreció este jueves su «modesta» ayuda para combatir los devastadores incendios en la Amazonía brasileña.

En el marco de la hermandad latinoamericana, y como integrante de la comunidad amazónica, Venezuela ofrece la modesta ayuda que pueda brindar para ayudar a mitigar esta dolorosa tragedia, con carácter inmediato», indicó la cancillería en un comunicado.

Sin precisar cuál sería su aporte, el gobierno de Nicolás Maduro expresó «profunda preocupación por los gigantescos y terribles incendios que devastan la región de Amazonas», y sus «gravísimos impactos sobre la población, los ecosistemas y la diversidad biológica de la zona».

La oferta de Venezuela, que integra el grupo de países de Sudamérica que comparten la Amazonía, contrasta con la decisión de Brasil de prohibir el ingreso de funcionarios venezolanos que atenten contra la «democracia», reseña la AFP.

El gobierno de Jair Bolsonaro desconoce a Maduro y en su lugar reconoce como presidente encargado al jefe parlamentario, el opositor Juan Guaidó.

Mientras las llamas devoran el bosque tropical más extenso del planeta, Bolsonaro recibe una lluvia de críticas de las que se defiende denunciando una «psicosis ambiental» promovida por ONGs contra los intereses de Brasil.

Los focos de incendio se multiplican en la vasta franja selvática de unos 6,7 millones de kilómetros que alberga un 10% de la biodiversidad conocida, además de importantes reservas de agua.

Entre enero y el 21 de agosto el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) brasileño registró 75.336 focos de llamas, un 84% más que en el mismo período de 2018.

Especialistas advierten que los siniestros se reproducen en medio de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al mismo mes de 2018, según el INPE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*