La saga de Delcy y sus 40 maletas

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, el jefe del gobierno socialcomunista de España, Pedro Sánchez, el ministro de transportes, José Luis Ábalos,  y el dictador venezolano, Nicolás Maduro

 

– MADURO DICE QUE DELCY FUE A ESPAÑA PARA «CONVERSAR COSAS MUY INTERESANTES» QUE SON «UN SECRETO»

LAS 40 MALETAS DE DELCY: ABARROTADAS DE ORO Y BILLETESJOSÉ ANTONIO PUGLISI PERIODISTAS DIGITAL

EL PP EXIGE POR BUROFAX AL GOBIERNO QUE NO DESTRUYA LAS GRABACIONES DE LA VISITA DE DELCY RODRÍGUEZCARLOS CUESTA OKDiario

 


Maduro y el Delcygate

 

¿Cuál es el secreto inconfesable?

OKDIARIO / Editorial. – El dictador venezolano, Nicolás Maduro, ha asegurado que lo que habló su vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el aeropuerto de Barajas es un «secreto». La escueta respuesta de Maduro, que añadió que se trataron cosas «muy interesantes que nosotros estamos desarrollando con otros países amigos del mundo», deja en evidencia al Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez, que desde el primer momento negó que Ábalos y Delcy Rodríguez hubieran hablado de nada relevante, dado que el titular de Transportes lo único que intentó, según el Ejecutivo, es que la dirigente de la dictadura no entrara en España.

La confirmación de Maduro de que lo tratado en ese encuentro es «secreto»  y «muy interesante» deja desnudos los intentos del Ejecutivo de vender la reunión como un «servicio a España» para evitar una crisis diplomática. ¿De qué hablaron Ábalos y Delcy Rodríguez? ¿Qué cosas tan interesantes trataron que no pueden ser reveladas? Parece evidente que Nicolás Maduro ha desmontado de un plumazo la torpe estrategia del Gobierno. No sólo ha desnudado sus mentiras, sino que ha multiplicado las sombras de sospecha en torno a un encuentro furtivo que ahora, más que nunca, debe de ser aclarado hasta el último extremo por una  cuestión de respeto a las normas más elementales de la democracia. España no es Venezuela y el Gobierno está en la obligación de despejar todas las incógnitas de un encuentro que, por si alguien tenía alguna duda, Maduro ha confirmado que fue «secreto» y «muy interesante».

Tras las declaraciones de Maduro, el Gobierno socialcomunista no puede seguir negando la evidencia, porque la revelación del dictador venezolano supone la confirmación de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha mentido a los españoles. Y eso, en democracia, es muy grave. En estas circunstancias, el Gobierno está obligado a contar los pormenores de un encuentro que bajo ningún concepto puede ser secreto. Lo será para Maduro, pero en España todavía funciona el Estado de Derecho.

 

Las 40 maletas de Delcy: Abarrotadas de oro y billetes

JOSÉ ANTONIO PUGLISI  / Periodistas digital .- La dictadura venezolana logró introducir, a través del polémico viaje de Delcy Rodríguez a Madrid, unas 40 misteriosas maletas a España.

El equipaje fue transportado dentro de la bodega del avión Dassault Falcon 900LX (con matrícula TC-AKE, propiedad de la empresa turca Ak Havacilik ve Ulastirma) hasta “un vehículo de la embajada venezolana en España”, que “salió del aeropuerto sin pasar ningún control de seguridad”, según ha publicado Antonio Rodríguez y Alberto Sanz en VozPópuli.

Fuentes policiales han confirmado a Periodista Digital que sí se realizó el transporte de “un gran número de bultos oscuros hasta un vehículo diplomático”.

Una situación de la que, según afirman dichas fuentes, tuvo conocimiento tanto el ministro José Luis Ábalos como su escolta Koldo García Izaguirre, quien estuvo todo el tiempo cuidando de la vicepresidenta de Nicolás Maduro hasta las 7.40 horas, cuando abandonó España en un vuelo con destino Doha (Qatar).

Fuentes cercanas a la Embajada chavista en Madrid confirman a Periodista Digital que en el interior del equipaje transportado por Delcy Rodríguez junto a la delegación chavista que aterrizó en Madrid “había principalmente dos cosas. La primera, grandes cantidades de dinero que tienen por finalidad ayudar al embajador Mario Isea a realizar los pagos a sus trabajadores y colaboradores españoles. Además de un cuota de lingotes de oro que son similares a los que se llevaron hasta Turquía para su venta ilegal”. No obstante, indica que si bien todo apunta a que una parte del dinero tiene por finalidad partidos españoles de izquierda, aún no hay forma de demostrarlo”.

Es importante destacar que Delcy Rodríguez y sus cinco acompañantes de la comitiva chavista, así como José Luis Ábalos y su escolta estuvieron posteriormente en la sala VIP del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Mientras seguían con su reunión, el vehículo de la embajada venezolana logró abandonar terminal sin tener que pasar ningún control de seguridad (aprovechando su condición diplomática), lo que impidió que la Policía Nacional pudiese tener constancia de qué había dentro de los misteriosos “bolsos oscuros”.

Españoles en la Embajada chavista

Además de los conocidos nexos del gobierno chavista con los fundadores de Podemos, el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el exjuez Baltasar Garzón, existe una relación íntima de la Embajada chavista de Mario Isea con el Partido Comunista de España (PCE) y con Izquierda Unida.

No en vano, en mitad de la crisis interna por la falta de pago a sus trabajadores, la delegación del régimen bolivariano contrató a Juancho Santana, el portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid).

Fuentes cercanas a la Embajada han confirmado que el pago destinado a Juancho Santana será destinado «desde Presidencia”, lo que ha generó una gran molestia interna. “Muchos de los empleados han aguantado meses sin cobrar por apoyo al chavismo o porque, simplemente, no les queda otra opción. Sin embargo, no entienden que para algunas cosas sí tengan plata [dinero] y para otras no».

Un gasto al que, las mismas fuentes, atribuyen pagos a grandes defensores del chavismo en España, como es el caso de la politóloga catalana Arantxa Tirado o el actor Willy Toledo, de quién Periodista Digital tuvo acceso a los correos donde negociaba con la embajada chavista el pago de los billetes de avión a Caracas para intentar blanquear al régimen y hablar mal de España.

Los datos de Ana Oramas

La portavoz de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramasestuvo en Espejo Público el pasado 7 de febrero. Allí dejó conocer lo que piensa del encuentro, pero también agregó una información demoledora, sobre todo ahora que se conoce que la dictadura chavista introdujo en España 40 maletas sin ningún tipo de control.

La diputada dijo: «Parece ser que el oro de Venezuela se está fundiendo en Turquía y que iba con cajas y lingotes de oro”. A lo que precisó que «la última vez que estuve en Caracas el hotel estaba lleno de iranís, chinos y demás… Allí se vendió todo a 80 años, Venezuela era el país más rico».

Cuando la vicepresidenta de la dictadura criminal se fue de Barajas, lo hizo en un vuelo comercial con destino Qatar, sin embargo el Falcon que la trajo a España, viajó unas horas después a Estambul (Turquía), ahora sabemos que en este nuevo viaje iba más liviano, con 40 maletas menos.

La ruta del oro venezolano

Fuentes diplomáticas afirmaron a Periodista Digital que el vuelo de Delcy Rodríguez contenía en su interior lingotes de oros, cuyo destino final eran Turquía. ¿El motivo? Poder marcarlos en el país que se extiende desde Europa oriental hasta Asia occidental para poder venderlo en el extranjero con mayor facilidad, saltándose las sanciones internacionales y borrando su pasado ilegal, ya que está siendo extraído como canal de financiación alternativo junto al narcotráfico.

La versión coincide con la denuncia realizada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y Transparencia Internacional Venezuela. Ambos coinciden en que la mayor parte del oro venezolano sale en forma de contrabando para el lucro de altos cargos chavistas; en este caso, de Delcy Rodríguez.

Delcy Eloina Rodriguez con el Vicepresidente turco Fuad Oktay – Delcy Rodríguez cubría la ruta de tráfico de oro Caracas-Estambul, perseguida por EEUUInvestigaciones de EEUU han detectado un tráfico ilícito de oro desde Venezuela hacia países como Turquía, UAE o Rusia, lugares donde suele aterrizar el jet que llevó a Delcy Rodríguez a Madrid

Ante la presión de Estados Unidos, la principal salida del oro es la ruta Caracas-Estambul, donde el Gobierno turco refina el metal. Justamente es el mismo camino que cubría el avión privado en el que llegó a Madrid en la madrugada del lunes 20 de enero la vicepresidenta de Venezuela, antes de verse con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

 

LAS 40 MALETAS DE DELCY NO VOLARON AL DÍA SIGUIENTE NI EN EL FALCON NI A DOHA

EL TRIBUNAL SUPREMO ESTUDIA YA UNA QUERELLA CONTRA ÁBALOS

– ABC: DELCY RODRÍGUEZ PIDIÓ A PEDRO SÁNCHEZ NO RECIBIR A GUAIDÓ

EL USO PARTIDISTA DE LA VISITA DE GUAIDÓ NO AYUDA A VENEZUELA” – EFE

DELCY RODRÍGUEZ PIDIÓ A PEDRO SÁNCHEZ QUE NO RECIBIERA EN MADRID A JUAN Guaidó “Si recibes a Juan Guaidó no vamos a poder avanzarOtros de los temas conversados habría sido sacar al líder opositor Leopoldo López de la residencia del embajador de España en Caracas y una jugosa oferta en el negocio petrolero. Sánchez desmintió categóricamente haber charlado con Delcy, mientras que ABC mantiene su versión.

 

                 

Las 6 Versiones de Ábalos

 El encuentro secreto que llegó a los diarios

Mucho se debatió sobre la actitud de Sánchez ante la visita del líder de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Unos aplaudieron que el jefe del gobierno español pasara por alto la visita y otros calificaron como un desaire que no dedicara unos minutos a conversar con el dirigente político.

Pero permitir la entrada al Aeropuerto de Barajas a la vicepresidenta de un gobierno que el mismo Reino de España no considera legítimo y que además tiene prohibición expresa de ingresar al territorio de la Unión Europea ha levantado una polvareda que le está pasando factura tanto al régimen de Nicolás Maduro como a La Moncloa.

Sánchez probablemente nunca imaginó que en su breve paso por Madrid el 20 de enero, Delcy Eloína Rodríguez intentaría violar las leyes de la Unión Europea y además se atreviera a darle órdenes.

La falta de transparencia sobre el encuentro del ministro de Transporte, José Luis Ábalos, con Rodríguez en Barajas ha generado al menos seis versiones de lo ocurrido. En uno de los relatos se conoció el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, le pidió a Ábalos que impidiera que la mano derecha de Nicolás Maduro se bajara de un avión procedente de Caracas para evitar una crisis diplomática.

“No hubo reunión. La saludé y le dije que no podía pisar suelo español, y ya está”

Resulta que no hubo solo una reunión con Delcy, sino dos. Una de 25 minutos dentro del avión y otra de 20 minutos en la sala VIP.

Ábalos, la mentira hecha persona.

Después de una intensa presión de los partidos de oposición, Ábalos admitió que subió a la aeronave y conversó unos 25 minutos con una de las mujeres fuertes del régimen venezolano y que luego la acompañó a la sala VIP de Barajas.

El diario ABC luego reveló que el ministro habría usado su móvil para que la vicepresidenta hablara con Sánchez

«Si recibes a Juan Guaidó no vamos a poder avanzar (…) teníamos un acuerdo…», le habría dicho Rodríguez al jefe del gobierno español. 

Otros de los temas conversados habría sido sacar al líder opositor Leopoldo López de la residencia del embajador de España en Caracas y una jugosa oferta en el negocio petrolero. Sánchez desmintió categóricamente haber charlado con Delcy, mientras que ABC mantiene su versión.

El Gobierno miente todo el tiempo»: Director Adjunto de @abc_es @PerezMaura, responde al presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, quien asegura que es falso que haya sostenido una conversación telefónica con Delcy Rodríguez

La carga dorada

Otras voces de la política española dudan que se pudieran abordar tantos temas sensibles en tan poco tiempo pero no mejoran el panorama para el gobierno. La portavoz de Coalición Canaria en el Congreso insinuó en una entrevista con la periodista Susanna Griso en Antena 3 que el avión de Rodríguez estaba contrabandeando oro.

Parece ser que el oro de Venezuela se está fundiendo en Turquía y que iba con cajas y lingotes de oro», dijo Ana Oramas ante la mirada atónita de su entrevistadora.

El diario El Confidencial también avaló esa hipótesis al publicar que el gobierno de Maduro tiene al menos dos años enviando grandes cantidades de oro a Turquía y que un alto porcentaje es contrabandeado para llenar los bolsillos de la alta jerarquía chavista.

Ante la presión de EEUU, la principal salida del oro es la ruta Caracas-Estambul, donde el Gobierno turco refina el metal. Ese es el mismo camino que cubría el avión privado en el que llegó a Madrid en la madrugada del lunes 20 de enero la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, antes de verse con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos», informó el periódico.

Caracas-Estambul, la ruta que hacía Delcy Rodríguez, no es una extravagancia: es la ruta del oro venezolano que ha denunciado EEUU.

Rodríguez aterrizó en Barajas en un avión privado modelo Dassault Falcon 900LX, matrícula TC-AKE, propiedad de la empresa turca Ak Havacilik ve Ulastirma.

El avión privado salió luego hacia Estambul, el destino al que originalmente pensaba ir Rodríguez, para reunirse con el presidente turco y principal comprador de la producción aurífera, Recep Tayyip Erdogan.
El informe publicado en diciembre por Transparencia Internacional Venezuela sobre el contrabando de oro es desolador. Su directora Mercedes de Freitas, afirmó que «entre el 70% y 90% del oro que se extrae sale del territorio del país de manera ilegal en operaciones en las que están implicados altos funcionarios del Gobierno y familiares cercanos al entorno presidencial de Maduro». El contrabando de oro habría arrebatado 2.700 millones de dólares a las arcas públicas de la empobrecida Venezuela.

Minería: la sangrienta fiebre del oro – www.youtube.com

Observadores se preguntan por qué España permitió que Madrid fuera utilizada como escala de la ruta del contrabando de oro venezolano hacia Turquía.

Guaidó asumió una actitud elegante y de desvinculó completamente del asunto al no mencionar el escándalo ni reclamar que Sánchez fue uno de los pocos líderes mundiales que evitó un apretón de manos. Agradeció a la ministra González Laya por sus atenciones, recibió las llaves de Madrid de las manos del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y siguió su gira hacia Estados Unidos.

Y mientras la visita de Guaidó ya pasó a la historia en los países donde fue recibido oficialmente, en España el encuentro clandestino y las actividades oscuras de la vicepresidenta de Maduro seguirán siendo usados como dardos para minar la credibilidad del gobierno socialista.

Un grupo de ciudadanos hispano/venezolanos ha hecho llegar a la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo una solicitud para que la cámara exija a a España que aclare qué sucedió en la escala de Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Barajas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*