Güiria: “Y los culpables son…”

ILUSTRACIÓN: Eduardo Sanabria EDO

ONU DENUNCIA LOS “RIESGOS EXTREMOS

CONTROL CIUDADANO SOBRE GÜIRIA: “RECLAMAR SIN MIEDO”

CEV: INVESTIGAR SEGÚN PROTOCOLOS INTERNACIONALES

 

El Nacional .- La tragedia de Güiria retumba en el mundo. Solo es comparable con las tragedias que ocurren con migrantes al norte de África o con los cubanos que tratan de huir en balsas.

Y pensar que muchos aseguraron que Venezuela nunca llegaría a “esto”.

Sin embargo, hay que reflexionar sobre otras víctimas. Porque la desgracia del régimen rojito es tal que la tragedia de Güiria no es un hecho aislado.

Es más, a diario suceden cosas terribles. Todos los días el venezolano se enfrenta con la muerte y no siempre gana, y los responsables están en Miraflores.

Acnur lo ha dicho claramente. A diario, un promedio de 500 personas huyen del país. Babar Baloch, portavoz del organismo, asegura: “Muchos de ellos llegan en condiciones desesperadas a comunidades de acogida muy golpeadas por la pandemia, por lo que es urgente protegerles y asistirles”.

Y sabemos que no todos los países los acogen con empatía, porque el caso de Trinidad y Tobago pasará a la historia por el manejo de esta crisis migratoria producto de la crueldad de un régimen que hace que la gente arriesgue su vida para salir. Lo peor es que la cúpula rojita no reconoce este fenómeno. Para ellos la angustia que siente el venezolano porque no puede subsistir en su país no existe. Insisten en que todo está de maravilla porque a ellos no les falta nada.

¿Exageraciones de un editorial periodístico? El 11 de diciembre la agencia Bloomberg publicó una nota en la que se afirma que el World Food Programme de Naciones Unidas tiene meses negociando con el jefe del régimen para que permita la entrada en el país de toneladas de alimentos dirigidos a los más necesitados. ¿Y saben por qué este organismo y otras organizaciones no han podido venir a repartir comida? Porque el mandante insiste en que la distribución debe estar a cargo de su régimen a través de los milicianos.

La oficina del WFP exige que la distribución debe estar en manos de organizaciones no políticas e independientes del régimen y esa es la piedra de tranca. Lo que demuestra que ni al jefe ni a su cúpula les interesa el destino de uno de cada tres venezolanos que sufre de desnutrición en este momento. Ergo, como dirían los entendidos en razonamiento lógico, les importa un comino que la gente se muera de hambre, razón principal por la que el venezolano trata de huir del país.

La tragedia en Venezuela es diaria. Unas veces, como Güiria, se hace pública; pero la mayoría es silenciosa, dolorosa y terrible y solo la lloran los que la conocen. Pero lo que sí está claro en la mente de todos es quiénes son los culpables. –

ILUSTRACIÓN: Raúl Azuaje

 

¿Qué se esconde detrás del naufragio?

 GDA | El Tiempo | Colombia .- «El principal responsable de esta tragedia es la Armada y las fuerzas de seguridad de Venezuela», señaló Julio César Daly, codirector del Barómetro de Xenofobia, en declaraciones a El Tiempo de Colombia

Luego de que un nuevo naufragio registrado entre Venezuela y Trinidad y Tobago dejara al menos 22 migrantes muertos, entre ellos tres niños y un número indeterminado de desaparecidos, las autoridades venezolanas no descartaron que el hecho estuviera relacionado con la actuación de las bandas delictivas que operan en la zona.

Las autoridades denunciaron que dichas bandas presuntamente tienen vínculos con las mafias del extremismo venezolano, aunque no detallaron cuál es esa relación.

Todos los cuerpos de seguridad se encuentran en la tarea investigativa sobre estos acontecimientos, por lo que no descartamos que haya vinculación con las bandas delictuales de la zona”, señalaron las autoridades venezolanas en un comunicado.

Tragedia en Güiria | El régimen – Carmen Meléndez – la almirante de escritorio- criticó a la oposición por divulgar información sobre el naufragio

Sin embargo, ante esta situación, Julio César Daly, codirector del Barómetro de Xenofobia, señaló en declaraciones a El Tiempo: “El principal responsable de la tragedia en Güiria es la Armada y las fuerzas de seguridad de Venezuela“.

Ellos son los que deben garantizar la seguridad en las costas y que se cumplan los protocolos de seguridad para poder embarcar. Desde el inicio de la crisis migratoria ha habido un aumento en la demanda por servicios de transporte hacia Trinidad y Tobago. Esa demanda ha sido cooptada y comercializada por bandas criminales que operan en conjunto a la fuerza pública. Estás bandas han proliferado desde el colapso de la economía y se dedican al tráfico de personas, armas, fauna y bienes”, indicó.

Tragedia en Güiria Si bien la misiva informó que hallaron en total 14 cadáveres en la costa venezolana, a siete millas náuticas (casi 13 kilómetros) de Güiria, una localidad remota en el extremo del estado de Sucre, desde donde normalmente salen embarcaciones con venezolanos que intentan emigrar a Trinidad, este domingo, haciendo seguimiento al naufragio, encontraron otros tres cuerpos en la playa.

Los cadáveres fueron hallados por la guarda costera flotando en el mar a 6,3 millas náuticas de las costas de Güiria, en el estado Sucre

La Guardia Costera de Trinidad indicó que la información preliminar sugería que el bote zarpó “el 6 de diciembre con más de 20 personas” a bordo, según un comunicado. El diputado opositor Robert Alcalá, que representa al estado de Sucre, dijo, basado en una minuta policial a la que tuvo acceso, que los cadáveres estaban amarrados entre sí, al parecer porque las personas trataron de protegerse en medio del fuerte oleaje, y en avanzado estado de descomposición.

En un principio, el comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, dijo que se trataba de 19 cuerpos, de los cuales 11 ya estaban identificados, siete adultos y cuatro menores de edad.

Smolansky detalló que desde el 22 de noviembre ocurren irregularidades en la frontera marítima entre Trinidad y Tobago con Venezuela, luego de que 16 niños fueran deportados, además de  160 venezolanos más y que ahora se intensifica con los, por ahora, 14 reportados ahogados en el naufragio.

Hasta el momento, los cuerpos fueron trasladados a un muelle de la Guardia Nacional en Güiria y de allí a una morgue en la capital del estado, Cumaná, para su identificación.

Una peligrosa travesía por el mar Caribe

Entre Güiria y Trinidad, un centenar de personas han desaparecido solo entre 2018 y 2019. Alcalá denuncia la existencia de mafias de trata de personas que operan entre Venezuela y Trinidad y Tobago.

El parlamentario opositor Robert Alcalá argumenta que los viajes ilegales hacia Trinidad no se han detenido por complicidad de autoridades que permiten las salidas clandestinas, muchas veces en precarias embarcaciones y con sobrepeso.

Por su parte, el canciller del régimen venezolano, Jorge Arreaza, expresó “sentidas condolencias a los familiares de las víctimas”, al tiempo que ratificó “la necesidad de profundizar la lucha contra las mafias de trata de personas que promueven la ilegalidad“.

Trinidad y Tobago, un aliado de Maduro

En sus declaraciones, Alcalá indicó, además, que el bote “presuntamente estuvo detenido en Trinidad y lo regresaron a Venezuela”, como parte de las medidas migratorias que ha venido aplicando ese país ante la llegada de venezolanos que huyen de la crisis.

Pero rápidamente la Guardia Costera de Trinidad y Tobago descartó ese extremo, señalando que no había “interceptado ningún barco procedente de Güiria el 6 de diciembre, ni en ningún otro momento posterior”.

Según Daly, el Gobierno de Trinidad y Tobago “ha optado por tomar una postura contra los migrantes y abiertamente xenófoba“.

La postura del gobierno influye en la visión de los ciudadanos y el discurso xenófobo se ha venido intensificando. No es la primera vez que devuelven embarcaciones sin ninguna condición de seguridad. Esto es una violación del Derecho Internacional y del estatuto del refugiado. Es una isla que no está acostumbrada ni preparada para un flujo migratorio como el venezolano. Pero tiene la responsabilidad de pedir ayuda a Acnur y a la comunidad internacional”, afirmó.

La ONU estima que más de cinco millones de venezolanos salieron desde 2015 forzados por la aguda crisis, unos 25.000 eligieron como destino a Trinidad y Tobago”. El país insular, de 1,3 millones de habitantes, señala que facilitó el registro a 16.000 venezolanos.

Frente a este panorama, Daly insiste en que el régimen venezolano “no ha reconocido la gravedad de la crisis y prácticamente deja a su propia suerte a miles de familias”.

La comunidad internacional debe actuar para velar por la garantía de los derechos de estos migrantes. La migración no va a parar en el futuro próximo. A menos que haya coordinación para atender la situación de las personas en esa frontera, esta situación podrá repetirse”, puntualizó Daly.

 

Control Ciudadano: Hay que reclamar sin miedo»

Los sucesos aun en desarrollo, que han conmocionado al país, vinculados al naufragio del bote Mis Recuerdos que partió de Güiria, estado Sucre, el pasado 6 de diciembre de 2020, con destino a Trinidad y Tobago, plantean varias interrogantes, sobre las cuales el Estado venezolano debe responder, señaló la organización Control Ciudadano.

En los sucesos frente a las costas de Güiria hay que reclamar sin miedo: el Estado es responsable de la seguridad humana en las áreas marítimas de Venezuela y por ello debe responder”, afirmó la ONG que trabaja por el derecho de los ciudadanos a ejercer control sobre los sectores de la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

“Al día de hoy se desconoce el alcance de lo sucedido y las autoridades del Estado, mantienen hermetismo sobre el hallazgo e identificación de los fallecidos, encontrados en el mar e información de los restos del bote o botes encontrados, criminalizando el trabajo de periodistas y defensores de derechos humanos que han visibilizado la tragedia”, indicó en un comunicado.

Para los venezolanos no es un secreto que la península de Paria se ha convertido en un portaviones de todo tipo de tráficos ilícitos, incluido el de personas, con un saldo doloroso de naufragios, con decenas de ahogados y desaparecidos en el último año, manifestó.

Güiria, tierra de nadie

Recordó que el 7 de julio de 2019, tres funcionarios militares de la tripulación del patrullero AB Cormorán (PG-405) de la Armada Bolivariana, adscrito a la Estación Principal de Guardacostas de la Zona Atlántica, con sede en Güiria, que se encontraba patrullando los espacios jurisdiccionales marítimos, entre Puerto de Hierro, Mapire y Río Grande, en el golfo de Paria, estado Sucre, fueron atacados y asesinados por presuntos piratas. En el hecho perdieron la vida el teniente de fragata Braian Janer Coneo Arévalo, el sargento primero Yoanni Flamez Vega y el cabo primero Franklin José Gutiérrez Fajardo, que iban en el bote auxiliar del patrullero, siendo sus cuerpos encontrados sin vida en un mangle del sector Río Grande, sin sus armamentos, dos fusiles AK-103 y una pistola 9 mm.

Pero también debe decirse, que la situación de emergencia humanitaria compleja por la que transita Venezuela, está afectando de manera perversa a los pueblos más pobres del país, como los del estado Sucre y Delta Amacuro, donde hay hambre y las posibilidades de un salario digno han desaparecido, lo que está empujando a sus pobladores a buscar un mejor porvenir para sus familias, huyendo de Venezuela en forma insegura”, alertó.

Naufragios

Control Ciudadano advirtió que los naufragios con saldo mortales, van a continuar sucediendo en el golfo de Paria si no se toman medidas inmediatas de seguridad humana, lo que implica acuerdos humanitarios urgentes para asistir en materia de alimentación a las poblaciones de estas regiones del país, fortalecer el patrullaje aéreo y marítimo de la zona, que es muy amplia y peligrosa y exigir al gobierno de Trinidad y Tobago cumpla el artículo 33 (1) de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1.951 que da carácter vinculante al “principio de no devolución”.

Mientras Venezuela, insista en atacar las consecuencias de la migración, criminalizando a los denunciantes, se agravarán las condiciones en las que las personas cruzan las fronteras por tierra o por mar, para irse del país, en busca de una mejor opción de vida”, subrayó.

 

ONU denuncia los riesgos extremos

Europa Press .- La Organización de las Naciones Unidas lamentó la muerte de más de una veintena de venezolanos por el naufragio de una embarcación con personas que deseaban emigrar del país. La embarcación se dirigía a Trinidad y Tobago. Subrayó que tragedias como esta evidencian los riesgos extremos que asumen quienes intentan cruzar las fronteras.

Este trágico incidente es un recuerdo de los riesgos extremos que las personas refugiadas y migrantes de Venezuela toman al hacer viajes por mar para cruzar fronteras”, dijo el representante para la crisis migratoria del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones, Eduardo Stein.

Este responsable de la ONU pidió, en un comunicado, “aunar esfuerzos para evitar que esto suceda de nuevo” a los venezolanos que desean emigrar. Este ya es el segundo naufragio registrado en 2020 en la costa venezolana. En 2019, por su parte, se estima que la desaparición de tres embarcaciones dejó al menos 80 muertos en la misma zona.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que expresó sus condolencias, lamentó también la tragedia con más víctimas. El hecho ocurrió en una zona en la que muchos ven una vía de escape a la precariedad de Venezuela. En el punto donde se hundió la última embarcación, tan solo hay 15 kilómetros de distancia con la costa trinitense.

Tanto Stein como la portavoz del Alto Comisionado, Marta Hurtado, pidieron esfuerzos “urgentes”. Se debe evitar que las mafias se aprovechen de la vulnerabilidad de los migrantes. También se mostraron partidarios de “reforzar las vías regulares para asegurar que las personas refugiadas y migrantes puedan tener acceso a seguridad

Resguardo de los migrantes

Hurtado pidió a las autoridades de Venezuela y de Trinidad y Tobago que se coordinen para vigilar la zona y proteger la vida de los migrantes. Además, confía en que haya una investigación sobre el último naufragio. La Fiscalía de Nicolás Maduro informó el lunes de un primer detenido, supuestamente dueño de la embarcación.

La oficina de Derechos Humanos, que ya criticó en noviembre la deportación de 25 venezolanos desde Trinidad y Tobago, exhortó igualmente a paralizar cualquier tipo de devolución en el mar y las expulsiones colectivas.

La ONU estima que 5,4 millones de venezolanos han salido del país, con un ritmo que se incrementó en las últimas semanas a medida que se relajaron las restricciones en la región. Con la flexibilización de la cuarentena también aumentaron los cruces irregulares con el riesgo que ello conlleva para los migrantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*