Foca frisbee y ostras al plástico

– HALLAN RESTOS DE PLÁSTICO EN EL PUNTO MÁS PROFUNDO DEL OCÉANO

 

NATGEO .- Las extrañas tonalidades azules, en las rocas de la isla portuguesa de Madeira, llamaron la atención de los investigadores del Centro de Ciencias del Mar y del Medio Ambiente (MARE).

Después de analizar esta área, los expertos encontraron plástico incrustado en las rocas. Este estudio, que fue publicado en la revista científica Science of the Total Environment, concluye que estas costras de plástico aumentaron desde el año 2016.

Los autores denominaron a este extraño sedimento, que está compuesto por polietileno, “Plasticrusts”. Esto quiere decir “costra de plásticos”. Todavía falta saber cuál es su procedencia.

Las costras de color azul claro se pegaron en la roca como un chicle viejo injertado en una acera.

En esta imagen se puede ver claramente al plástico incrustado en las rocas.

¿Este plástico incrustado afecta a los seres vivos?

Es difícil valorar el impacto porque este fenómeno se está produciendo en un área concreta. Sin embargo, todavía no tenemos muestras de la fauna marina para saber cuál es el impacto en su salud y desarrollo, y también en la red trófica en general “, explicó Ignacio Gestoso, líder del equipo de investigación.

Ya que, no se descarta la posibilidad que los moluscos que habitan en estas rocas hayan ingerido polietileno.

Los investigadores creen que este nuevo descubrimiento tiene implicaciones en las estrategias de gestión ambiental. Ya que, estos “Plasticrusts” podrían considerarse una nueva categoría de basura marina. Sin embargo, son necesarios estudios complementarios para comprender que otras circunstancias pueden estar detrás de estos fenómenos.

Existen otros factores que contribuyeron al plástico incrustado en rocas. Ya que, el tipo de piedra que está en la isla de Portugal de Madeira es muy oscura y quizá porque está muy caliente el plástico se pega más fácilmente con la fuerza del mar”, explica Gestoso.

Para frenar la basura marina lo más importante es hacer una buena gestión de los residuos, es decir, reciclar.


Esta foca conmovió al mundo

NATIONAL GEOGRAPHIC .- Esta foca, desde muy pequeña, tuvo que vivir atrapada en un platillo volador tipo frisbee alrededor de su cuello. Esta situación le provocó que sufriera daños terribles.

La foca, al momento del rescate, en las aguas del Océano Atlántico, estaba en un estado deplorable. Ya que, estaba desnutrida y tenía una enorme herida en el cuello causada por el roces con los bordes del juguete. Las crudas imágenes muestran, una vez más, las terribles consecuencia que sufren los animales marinos ocasionados por la contaminación por plásticos.

La foca tenía una herida profunda e infectada alrededor del cuello por el platillo volador de plástico.

Los trabajadores de la Asociación Real para la Prevención de la Crueldad en los Animales (RSPCA, por sus siglas en ingles), la nombraron “Frisbee” y fue internada en el Centro de Vida Salvaje de East Winch, Inglaterra,  en septiembre, de 2017, donde fue tratada. El programa de rehabilitación tuvo una duración cinco meses.

y al estar en perfectas condiciones, regresó a su hábitat natural.

La foca, al llegar pesaba 67 kilogramos, y al final se recuperó y llegó a los 180 kilogramos.

Los rescatistas esperan que esta historia genere una nueva conciencia en todo el mundo sobre el daño que les podemos generar a los animales con la basura que diariamente es arrojada al océano. Ya que, no solamente se pueden quedar atorados, también corren el riesgo ingerir algo que dañe su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*