Escape del “Paraíso terrenal”

 

GÜIRIA: SON 28 LOS FALLECIDOS EN EL NAUFRAGIO

– 7 GNB SEÑALADOS POR ESTE CASO.

– SMOLANSKY: “HAY AL MENOS 40.000 MIGRANTES VENEZOLANOS EN ESE PAÍS”.

 

Reacciones a la tragedia

Cuando Cristóbal Colón llegó a Paria…

“Domingo, 12 agosto de 1498.

“Tengo sentado en el ánima que allí es el Paraíso Terrenal, enviaré el adelantado con 3 navíos a ver más adelante y descubrirán todo lo que pudieren hacia aquellas partes” – Cristóbal Colon”

– ““Más allá del Trópico de Capricornio queda el mejor lugar para vivir, pues allí queda la parte más alta y noble del mundo: el Paraíso Terrenal”. – Cristóbal Colón”

 Escapando del “Paraíso”….

EFE .- La muerte de 28 venezolanos en un naufragio cuando trataban de llegar a Trinidad y Tobago, una cifra que fue actualizada este jueves, ha sacado a la luz una de las rutas de migración más desconocidas y duras, mientras se multiplican las denuncias contra los dos países.

El naufragio se produjo este sábado, aunque las primeras noticias, todavía confusas, comenzaron a llegar en la madrugada del domingo a través de las denuncias del político opositor David Smolansky, nombrado comisionado ante la Organización de Estados Americanos, por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

Posteriormente, las autoridades comenzaron a informar acerca del caso y, este mismo jueves, el fiscal general, Tarek William Saab, informó que la cifra de muertos ha llegado a 28 en total, de los cuales 26 están ya identificados y dos están por identificar.

Saab también explicó que están investigando el caso como un delito de trata de personas en una ruta marítima, la que une las costas de Venezuela con Trinidad y Tobago, que está “tomada por mafias que se dedican al tráfico ilegal de emigrantes e incluso a la trata de personas”.

Una de las regiones más pobres

Los venezolanos que fallecieron viajaban en una frágil embarcación abierta, denominada “peñero” y usada frecuentemente para labores de pesca cercanas a la costa, que había zarpado del estado Sucre, uno de los más pobres de Venezuela.

Cientos de personas protestaron este jueves en la plaza del pueblo

Sucre conforma un golfo, el de Paria, junto a los estados Monagas y Delta Amacuro. Apenas a unos kilómetros se encuentra la isla de Trinidad, un trayecto corto pero que incluye el paso por los estrechos de Bocas del Dragón que entrañan riesgos para las frágiles embarcaciones.

La Encuesta de Condiciones de Vida, elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello y publicada en julio pasado, señala que en Sucre 67% de los habitantes viven bajo el umbral de la pobreza extrema.

En Monagas, 68% de los ciudadanos vive en esas condiciones y en Delta Amacuro, 70%.

Esa situación empuja a los habitantes de la zona a emigrar en busca de mejores condiciones, así como han hecho 5,4 millones de venezolanos en los últimos años, según datos de la Agencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Sin embargo, la mayoría de ellos han salido por la fronteras venezolanas con Colombia y Brasil, muchos a pie, por lo que la ruta marítima hacia Trinidad y Tobago no ha centrado la atención.

Corrupción en las autoridades

En su comparecencia de este jueves, Saab señaló que además del propietario de la embarcación y el dueño de la finca desde donde partió el peñero, ambos ya detenidos, las autoridades están tras la pista de otros cuatro civiles “quienes se encuentran vinculados directamente al caso de acuerdo a las pesquisas realizadas hasta el momento”.

También siete miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, la policía militarizada adscrita a la Fuerza Armada, están señalados por este caso, por lo que solicitarán órdenes de aprehensión en su contra.

Estos agentes, según las averiguaciones de la Fiscalía, habían detenido al dueño de la embarcación cuando traía a varias personas desde Trinidad y, para no reportar este hecho ante la Fiscalía, le cobraron 4.500 dólares.

Saab insistió en que esta ruta ha sido de uso habitual, pero ahora está “tomada por mafias que se dedican al tráfico ilegal de emigrantes e incluso a la trata de personas”.

Las mafias permean a las autoridades locales, que no están exentas de ser investigadas”, dijo y aseguró que las autoridades están trabajando para desarticular a la organización responsable de estos hechos.

Tanto el fiscal como el Ejecutivo han denunciado una campaña por parte de dirigentes de la oposición y medios de comunicación que busca, según las autoridades venezolanas, sacar rédito político de este “extraño” accidente y atacar a la llamada revolución bolivariana.

La oposición señala a Trinidad y Tobago

Smolansky, nombrado por la OEA comisionado para la crisis migratoria, ha acusado al Gobierno de Trinidad y Tobago de no respetar los derechos de los migrantes venezolanos que llegan a la república isleña.

En un mensaje de Twitter denunció que el Ejecutivo de ese país “dice que hay 16.000 venezolanos en la isla”.

En realidad, hay al menos 40.000 migrantes y refugiados venezolanos en ese país. La mayoría no ha tenido la oportunidad de obtener su documentación y tienen restricciones para trabajar y estudiar”, denunció.

En este sentido, el pasado domingo, aseguró que, desde el 22 de noviembre, han sido deportados 16 menores por Trinidad y Tobago que permanecieron 48 horas desaparecidos en el mar y regresaron a la isla.

Además, 160 venezolanos han sido deportados en coordinación con las autoridades del país petrolero.

El mismo domingo, Smolansky también denunció que Trinidad y Tobago violó “el principio de no devolución” de los migrantes, si bien no se ha confirmado hasta el momento si los 28 fallecidos habían sido deportados y el naufragio se produjo cuando retornaban o fallecieron en el trayecto de ida a la isla.

Además, cuando se confirmaron 21 fallecidos por este hecho, el Gobierno aseguró que en la embarcación viajaban 21 personas, por lo que, al aumentar el número de muertes, se desconoce si estas iban en el mismo peñero, en cuyo caso la información gubernamental estaba equivocada.

Tras el naufragio, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó el fallecimiento de los venezolanos y urgió a Venezuela y a Trinidad y Tobago “a realizar de inmediato una investigación seria, imparcial y efectiva de estos hechos, incorporando en el análisis posibles situaciones de trata de personas”.

Un análisis que llegará tras las muerte de 28 personas que ha puesto bajo la lupa una ruta migratoria que había pasado desapercibida.

 

“¡Justicia!”: protestan por 2do día en Güiria

AFP  .-Cientos de personas protestaron este jueves en la plaza del pueblo costero de donde salió la embarcación cargada de migrantes venezolanos que naufragó en ruta a Trinidad y Tobago, dejando un saldo oficial de 28 muertos.

Güiria (Sucre, noreste de Venezuela), a unos 100 km de Puerto España, se ha convertido en una popular ruta de salida para quienes, huyendo de la crisis, quieren entrar ilegalmente a Trinidad.

El caso

Pero la travesía es muy peligrosa y cientos de personas han desaparecido, aunque nunca en los otros naufragios reportados han aparecido los cuerpos.

Todos las personas a bordo del bote que salió el 6 de diciembre y naufragó eran de este pueblo, que se pasea entre la tristeza en cada funeral y la indignación por lo que aseguran fue una respuesta pobre en el rescate y en el control de operaciones de tráfico de personas.

“¡Justicia, justicia!”, gritaban unos 800 manifestantes que marcharon desde la plaza del pueblo, donde está la iglesia, por las calles con pancartas, silbatos y banderas venezolanas.

Las autoridades venezolanas, que abrieron una investigación, dispusieron desde hace dos días de un helicóptero para apoyar la búsqueda de víctimas de este naufragio, cuyas condiciones no están muy claras.

Solo se sabe que los primeros cuerpos aparecieron a 13 km de la costa venezolana el pasado viernes y fueron hallados por un patrullero guardacostas.

No obstante, Tadira Mata, profesora de educación física, aseguró que la respuesta oficial llegó muy tarde.

“Desde el momento en qué pasó esto…. aquí no hubo quien ayudara, quienes salían a buscarlos eran los pescadores con su poquita gasolina”, dijo a la AFP esta mujer que asegura perdió a 10 exalumnos en el naufragio.

Cuadrillas de pescadores siguen saliendo todos los días de madrugada para buscar. A veces pasan todo el día y hasta la noche.

“La corrupción es terrible”

La marcha llegó hasta el comando de la Guardia Nacional, que es responsable del tránsito de las embarcaciones.

La corrupción es terrible en la Guardia Nacional, solo les interesa el dinero que le lucra la entrada y salida de los botes”, criticó por su parte Carla, de 40 años, habitante del pueblo y presente en la protesta.

“No le importa la responsabilidad, ni que salga un zarpe, ni que haya nada legal para tener constancia de quién va, quién viene, qué cantidad de gente está saliendo porque entendemos que la gente se quiera ir, pero dale la oportunidad que se puedan ir legal”.

El Ministerio Público anunció el mismo jueves que pidió la captura de siete militares de la Guardia Nacional por extorsión, como resultado de una investigación vinculada con lo ocurrido.

Las autoridades ya detuvieron a dos personas por el caso: el dueño de la embarcación y el propietario de la hacienda de la cual partió. Serán imputados, explicó el fiscal Tarek William Saab, por “tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir”.

Según Saab, cada uno de los migrantes a bordo del bote pagó 150 dólares a lo que definió como una “mafia” de tráfico humano, sobre la que su despacho emitió cuatro nuevas órdenes de captura.

“Pidiéndole a Dios”

Más temprano, en uno de los tres cementerios del pueblo, Hipólito Urbano, de 22 años, recibía sepultura.

Este es el número 29”, contaba uno de los encargados de coordinar los entierros de las víctimas del naufragio, que explicó que el cuerpo fue hallado después de que se diera el balance oficial.

Al joven lo sepultaron en una fosa común de bloques con cemento que se construyó “en un día”, dijo a la AFP un funcionario de la alcaldía.

Al menos 18 de los cuerpos reposan en este lugar, mientras que los demás se han enterrado en tumbas particulares.

Esta situación nos golpea a todos por igual en el pueblo porque todos tenemos algún vínculo familiar, todos nos conocemos, somos como un árbol”, expresó César Noriega, quien junto a otros dos voluntarios facilitó su camión y su generador eléctrico para trasladar cadáveres y brindar iluminación en los entierros nocturnos.

“Tengo un primo que estamos esperando por él, se llama José Carlos San Vicente, estamos pidiéndole a Dios todos los días que aparezca”.

La ONU estima que más de cinco millones de venezolanos dejaron su país desde 2015 forzados por la crisis y que unos 25.000 eligieron a Trinidad y Tobago como destino.

La isla, de 1,3 millones de habitantes, señala que facilitó el registro a 16.000 venezolanos.

 

Venezolanos se arriesgan al mar para escapar de la larga crisis

DW .- La embarcación habría zarpado presuntamente el 6 de diciembre con unas 30 personas y naufragó entre Güiria (Sucre, noreste de Venezuela) y la isla de Trinidad.

Los primeros cuerpos se hallaron el fin de semana a 7 millas náuticas (13 km) de este pueblo costero, de donde salen normalmente embarcaciones cargadas con venezolanos que buscan emigrar a Trinidad y Tobago para escapar de la profunda crisis en su país.

El Ministerio del Interior señaló además que dos personas han sido detenidas por el hecho: el dueño de la hacienda de donde salió la embarcación, además del dueño del bote, «quien posee antecedentes penales por los delitos de tráfico de drogas y tráfico ilícito de personas».

Millones de venezolanos han salido del país desde 2015

La oposición venezolana ya había denunciado la existencia de estas mafias, que cuentan con la complicidad de las autoridades y permiten las salidas clandestinas, muchas veces en precarias embarcaciones y con sobrepeso.

El diputado opositor por Sucre, Robert Alcalá, denunció que el lunes zarpó de otro bote forma ilegal cargado con 18 personas.

La ONU estima que más de 5,4 millones de venezolanos salieron de su país desde 2015 forzados por la larga crisis, 25.000 de ellos eligieron como destino Trinidad y Tobago. El país insular, de 1,3 millones de habitantes, señala que facilitó el registro a 16.000 venezolanos.

– Refugiados venezolanos en Trinidad y Tobago: infierno en un paraíso fiscal

En un año han muerto más de cien «balseros» venezolanos que huyen del hambre hacia Trinidad y Tobago. Diputados venezolanos rechazan la violación de los derechos del refugiado y hacen una grave denuncia.  

Cómo y cuándo Venezuela «perdió» la isla de Trinidad

Rutas Migratorias de Población Venezolana actualizado el 18 de septiembre de 2018 | Imagen: Refworld.org

 

Tragedia en Güiria: los peligros del tráfico de migrantes

NORBERTO PAREDES / BBC News Mundo .- Son cerca de 100 kilómetros los que separan la comunidad pesquera de Güiria, en el extremo noreste de Venezuela, de Puerto España, la capital de Trinidad y Tobago.

Y aunque parezca que no es mucho, en realidad es una peligrosa travesía llena de obstáculos, sobre todo si se realiza en pequeñas y precarias embarcaciones pesqueras.

Precisamente, lo que han hecho los miles de venezolanos que se han aventurado a cruzar el golfo de Paria para llegar a la isla de Trinidad.

Lo hacen huyendo de la pobreza, el desempleo y la falta de servicios que persisten en el país sudamericano y que se han acentuado con la pandemia de covid-19.

Muchos han muerto en un goteo de casos que raramente genera tantos titulares como el del fin de semana, cuando la Guardia Costera trinitaria indicó que había recibido información sobre once cadáveres que fueron encontrados el día anterior en aguas cercanas al pueblo de Güiria.

Poco después, las autoridades venezolanas corroboraron la noticia mediante otro comunicado, en el que además agregaron que habían hallado otros tres cuerpos sin vida, elevando la cifra de muertos a 14.

Una peligrosa travesía

El tramo de Güiria a Trinidad es sumamente complicado.

Primero se debe llegar a Macuro, una pequeña y remota localidad cuya única vía de acceso es marítima, de allí las embarcaciones se lanzan al mar con la esperanza de llegar al otro lado.

Para completar el viaje que dura poco más de dos horas es necesario atravesar una zona «muy peligrosa» llamada La Boca del Dragón, un estrecho que separa el golfo de Paria del mar Caribe.

La periodista del medio digital venezolano Crónica.Uno Yohana Marra, que conoce bien la zona, asegura que las condiciones atmosféricas pueden complicar aún más las cosas.

Y ya de por sí atravesar La Boca de Dragón es complicado porque allí chocan varias aguas, lo que dificulta el paso de barcos pesqueros», le dice a BBC Mundo.

Por eso, explica que algunas embarcaciones eligen viajar muy cerca de la costa, para minimizar el riesgo de muerte en caso de naufragio.

Y siempre salen de noche, en la oscuridad, para evitar ser capturados por las autoridades trinitarias.

De 25 a 30 personas por bote

Naki Soto, una comunicadora venezolana que también conoce bien el tema, detalla que las embarcaciones son pequeñas y fueron «inicialmente creadas para la pesca».

Son estructuras de madera que dependen de la potencia de los motores que, dada la infraestructura deteriorada del país, llevan años sin ser revisados. Y a eso se le suma una gasolina de mala calidad que termina disminuyendo las oportunidades de que el bote realice el viaje con éxito», le dice Soto a BBC Mundo.

A la hora de publicación de esta historia, ni las autoridades trinitarias ni las venezolanas habían respondido a las solicitudes de entrevista de BBC Mundo.

Miles de venezolanos.viven en Trinidad y Tobago después de llegar al país por mar

De Güiria salen pesqueros con muy pocas medidas de seguridad, generalmente con 25 a 30 personas, más de los que el barco puede llevar, y la mayoría sin chalecos salvavidas», le dice a BBC Mundo desde Güiria el sacerdote Jesús Villarroel, director de Caritas Carúpano, estado Sucre.

El viaje puede costar hasta US$500, según el sacerdote, y es organizado de manera «misteriosa y secreta» por locales que se hacen llamar «capitanes».

Marra dice que hay incluso quienes pagan el viaje con un teléfono celular, con una nevera o un televisor.

Otros llegan incluso a empeñar sus casas para costearlo», explica por su parte Villarroel, antes de precisar que la mayoría de los que deciden partir a Trinidad de esta manera provienen del oriente del país, muchos de la zona de Güiria.

«Sin embargo, también hay casos de gente que viene del resto del país».

Por su parte, Soto estima que hay un problema entre bandas delictivas por el control del mar que ha arrastrado a los pescadores locales.

Las posibilidades que tienen ellos para hacerles frente a las bandas organizadas son escasas y por eso algunos terminan siendo sometidos y se suman a ellas», explica. «De algo tienen que vivir».

«Lo único que les importa es conseguir un trabajo»

Marra, que ha hablado con varias personas que aspiran emigrar a Trinidad, explica que muchos en Güiria ven en la isla la única opción para salir de la «desesperada» situación en la que se encuentran.

A veces no tienen nada que comer, las mujeres están desempleadas. Están conscientes de la situación en Trinidad, de que los pueden detener, de la xenofobia, pero me han dicho que no les importa», cuenta.

«Lo único que les importa es conseguir un trabajo y poder enviarle dinero a su familia».

Según Marra, los migrantes se van «con lo puesto» y con una mochila en la que meten lo estrictamente necesario: «Un par de cambios de ropa a veces es más que suficiente».

Si el barco logra llegar a Trinidad, allá los espera alguien que los guía para que no los detengan, a veces tienen que permanecer en lugares seguros por varios días cuando hay alcabalas, pero pueden pasar varios días antes de que puedan comunicarse con sus familias y hacerles saber que llegaron sanos y salvos».

A Marra le preocupa que el tema de los naufragios se está «normalizando» en Güiria.

Me dicen que el pueblo actualmente está alborotado, que hay detenciones y están tratando de investigar. Los familiares de los fallecidos están destruidos, por supuesto, pero ya ha pasado tantas veces que a los pobladores les choca cada vez menos».

«Dudo que sea el último»

Cuando finalmente llegan a Trinidad, gran parte de los venezolanos comienza un largo trámite para permanecer en el país en calidad de refugiados.

Marra denuncia que un aspecto preocupante del tráfico de personas a Trinidad es que también existe la trata de mujeres.

El tema de la migración en Venezuela favorece a las redes que se dedican a esta actividad, que se ha vuelto común en el oriente de Venezuela», explica.

«Captan adolescentes, les hacen promesas de trabajo, y muchas madres solteras que viven precariamente y quieren ayudar a sus familias creen en ellas y terminan cayendo en la prostitución y en la explotación».

En junio de este año, la justicia venezolana detuvo a 11 hombres y una mujer presuntamente involucrados en una red de trata de personas que pretendía trasladar a Trinidad a un grupo que incluía a niñas menores de edad.

Actualmente en Trinidad y Tobago hacen vida cerca de 40.000 venezolanos, una cifra que sigue en aumento pese a los intentos de las autoridades trinitarias de parar el flujo migratorio.

Y las tensiones entre las autoridades venezolanas y trinitarias siguen aumentando.

El caso de los 14 muertos el pasado sábado no es el primero, Venezuela ya lleva más de cien muertos en el mar, pero no todos han tenido el mismo impacto mediático, y lamentablemente dudo que sea el último. Esto va a continuar hasta que la situación en el país cambie», concluye la periodista Naki Soto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*