El rostro de la supremacía

– «LA NUEVA LÍNEA DE DATOS YA NO SERÁ LEGIBLE. Un hacker no podrá leer códigos sin ser detectado»,

«CATALUÑA ES UN EJEMPLO MUY SOFISTICADO DE DESINFORMACIÓN RUSA»

 

Google va en la misma ruta 

 

ROSALÍA SÁNCHEZ / ABC.- Alemania ha sufrido ya varios fiascos de seguridad digital, con el Bundestag y los Ministerios hackeados y sobre todo, en 2013, con el escándalo de espionaje masivo destapado por las revelaciones de Edward Snowden, que aportó pruebas de que la agencia de espionaje estadounidense NSA tuvo durante más de diez meses pinchado el teléfono móvil de la canciller Merkel, monitoreando tanto sus llamadas como los mensajes de texto enviados y recibidos por la jefa del Gobierno alemán.

Ocurrió durante el mandato de Obama, cuando las relaciones eran mejores entre los dos países, y Merkel se limitó entonces a decir que «no está bien espiar a los amigos».

Pero además de la seguridad de los datos de la Administración, al Gobierno alemán le preocupa la exposición de la industria y las empresas alemanas, que tienen en las patentes y en la información interna su más valiosa materia prima, por lo que se ha embarcado en un proyecto piloto que desea después expandir a nivel empresarial y del que ha puesto al frente a la Sociedad Fraunhofer. La idea es servirse de la física cuántica para placar a los hackers.

Ordenador cuántico de Google (Hannah Benet / Google)

Un hito en la computación de importancia comparable a los primeros vuelos de los hermanos Wright”

William Oliver Instituto de Tecnología de Massachusetts

Aprovechando la energía de la física cuántica, se pueden crear chips imposibles de piratear y redes de telecomunicaciones totalmente seguras. «El uso de generadores cuánticos de números aleatorios, que utilizan la arbitrariedad de los objetos cuánticos para generar números perfectamente aleatorios, hace posible generar códigos cifrados que ningún ordenador puede piratear», tal y como explica Hugo Zbinden, físico cuántico de la Universidad de Ginebra: «El chip en sí mismo sí podría ser pirateado, pero se integra en un sistema más complejo que impide el acceso a los datos. Podría haber algunos problemas de implementación, pero las bases, la física, es imposible de piratear».

Los generadores cuánticos de números aleatorios generan millones de bits por segundo y pueden integrarse en smartphones y utilizarse en muchas aplicaciones.

El desarrollo del internet cuántico, donde los mensajes se envían por fotones para que cualquier intento de interceptar la comunicación pueda ser detectado, se enfrenta todavía a la limitación de un hardware necesario que aún no está listo para el mercado, pero es considerado por los expertos alemanes como el próximo paso global de protección e datos.

La Cancillería de Berlín y el Ministerio alemán de Investigación están utilizando ya un proyecto piloto bautizado como «QuNET», que ya no se basa en estrategias de criptografía basadas en la matemática sino que utiliza un principio esencial de acción de la física cuántica. «La nueva línea de datos ya no será legible, es posible que un hacker pueda llegar a interrumpir las líneas de datos, pero no puede leerlas sin ser detectado», explica el presidente de la Sociedad Fraunhofer, Reimund Neugebauer, que añade que «la información transmitida se cifra utilizando las leyes fundamentales de la física cuántica».

Neugebauer reconoce, sin embargo, que «un problema es que la transmisión de información cuántica a través de partículas de luz, los llamados fotones, a través de fibra óptica, conduce a pérdidas de línea significativas, lo que hasta ahora ha limitado el rango a un orden de 100 kilómetros». Los llamados repetidores cuánticos superarán en breve este límite sin restricciones de seguridad. «Esta tecnología todavía tiene un largo camino por recorrer», asegura Neugebauer, «consideramos que la transmisión por satélite, como la investigamos en Fraunhofer, resultará esencial para rangos útiles en la comunicación cuántica».

Los esfuerzos para mejorar la protección de las conexiones de datos incluyen al Bundestag, sede del Parlamento alemán, y a la red de datos federal. En el ataque al Bundestag en 2015, los atacantes obtuvieron un acceso tan extenso que todo el sistema IT tuvo que ser reemplazado. En el ataque a la red de datos federales, que fue dada a conocer en febrero de 2018, los espías cibernéticos atacaron, entre otros, al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Ministerio de Defensa de Alemania, con una pérdida de datos reconocida por el Estado alemán.

La iniciativa del Ministerio de Investigación y la Sociedad Fraunhofer para una «red cuántica a prueba de errores» cuenta con un volumen inicial de financiación de 25 millones de euros. La Sociedad Max Planck y el Centro Aeroespacial Alemán han sido nombrados como socios adicionales. El proyecto debería ejecutarse durante siete años y estaría dividido en tres fases. La primera estará centrada en el desarrollo de los componentes de hardware. El siguiente paso es la base tecnológica »para la operación multiusuario en redes heterogéneas». Y en la tercera y última fase, la red basada en tecnología cuántica y ya operativa en la seguridad del Estado, se implementará también para los operadores de redes industriales y federales.

Este mes diciembre, el trabajo en QuNet ha comenzado con un «experimento de demostración sobre comunicación utilizando tecnologías cuánticas» llamado QuNet-alpha.

El experimento representa un «hito importante en la implementación de la comunicación cuántica en los sistemas cotidianos» y consiste en una videoconferencia con seguridad cuántica entre dos instituciones federales.

 

«Cataluña y la desinformación rusa»

El ministro de Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, reclama un mayor esfuerzo europeo contra las amenazas de injerencia

F.J. CALERO / ABC.- Miembro de la UE desde 2004 y sede de la unidad especial para la lucha contra la desinformación de la Alianza Atlántica (OTAN), Letonia ha sido uno de los países que más alto y que primero han denunciado la amenaza de interferencia rusa en las democracias occidentales.

Quien lo lleva alertando desde que asumió el cargo de ministro de Exteriores en 2011 es Edgars Rinkevics (Jurmala, 1973), que tres años más tarde sufrió en sus propias carnes una campaña de desprestigio -«incluso por parte de altos cargos rusos», señala- después de anunciar públicamente su homosexualidad. Durante su visita en Madrid con motivo de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de países europeos y asiáticos (ASEM), el risueño jefe de la diplomacia letona ha conversado con ABC sobre el papel de la OTAN en los Países Bálticos, la coordinación europea en Defensa y el entramado de lavado de dinero ruso que por medio de bancos bálticos y nórdicos -aunque también alerta que esta situación podría darse en países como España, Francia, Italia y Reino Unido- por el que han financiado sus operaciones de injerencia en el resto de Europa.

¿Cómo valora la Cumbre del Clima que acaba de concluir en Madrid?

La UE fue capaz de alcanzar un acuerdo para lograr la neutralidad en emisiones de carbono para 2050, con Polonia como excepción, que prefiere aplazarlo hasta 2070 por su industria del carbón. Sin embargo, es una pena no conseguir avances en la COP25 Madrid, no era fácil conseguir que todos los países se pusieran de acuerdo en este tema tan importante.

¿Cuándo comenzó la actual guerra de desinformación rusa contra los países bálticos?

Los Países Bálticos llevan en el punto de mira de la desinformación desde mucho antes de que los Estados miembros comenzaran a debatir al respecto. Tras la independencia de la Unión Soviética vimos mucha propaganda sobre la situación interna en cuanto a historia y a la integración letona en la UE y la OTAN. Desde la anexión ilegal de Crimea por Rusia, hemos visto también estos patrones de desinformación en muchas naciones europeas, EE.UU. y Canadá. Contamos con mucha más experiencia que algunos de nuestros amigos europeos. Por ejemplo, tenemos el caso de estudio de España con Cataluña, y toda esa lucha en las redes entre quienes apoyan la unidad nacional y los que apoyan el movimiento independentista. Como en EE.UU. y Letonia, no es tanto apoyar un lado u otro en redes sociales, sino impulsar este conflicto más y más. No es blanco o negro, es una guerra mucho más sofisticada.

¿Puede concretar más esos patrones en Europa?

O en Estados Unidos, que estamos viendo la lucha política entre demócratas y republicanos.

¿Y sobre Cataluña? Como comprenderá, este es un tema de mayor interés en España…

(Ríe) El medio más influyente ahora mismo son las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. Afecta a casi todos los países. Hay muchas cuentas falsas y trolls que están intentando apoyar a los dos extremos de cada crisis. Compartiendo desinformación para instigar el descontento en la sociedad. Aquí el patrón es muy singular. Hay muchas cuentas anónimas en Twitter y Facebook que están compartiendo desinformación, a veces vemos al mismo tipo compartiendo desinformación favorable a ambos extremos. No es un tuitero apoyando la unidad de España y otro el movimiento independentista. Lo que buscan es un mayor grado de inestabilidad. Tenemos que trabajar todos juntos para contrarrestar esto. Las redes sociales no tienen el mismo control en la UE que los medios tradicionales, hay que promover una mayor legislación europea dado que las nacionales no parecen ser muy efectivas.

Edgars Rinkevics bromea con el expresidente catalán Artur Mas, mientras son observados por Mariano Rajoy y José Manuel García-Margallo en una fotografía de 2015 en Barcelona / EFE

¿Pero está en condiciones de culpar directamente al Kremlin?

Supongo que estará al corriente de la fábrica de trolls en San Petersburgo. No culpo a Rusia directamente. Es un fenómeno más amplio. Hay patrones que conducen a la Federación Rusa especialmente con respecto a Latinoamérica. No puedes hablar de guerra de desinformación como un fenómeno ajeno a la ciberseguridad. Cuando buscas noticias en Facebook o Twitter sobre Venezuela, Rusia o España, todos esos datos de búsqueda se están recabando y analizando para difundir mejor los anuncios políticos. Por ejemplo, con respecto a la Convención de Estambul sobre la violencia contra las mujeres, en el Este de Europa, también en Letonia, hay un movimiento muy fuerte en contra de su ratificación. La desinformación sale en los medios rusos y se traduce a multitud de lenguas. Como usuario, cuando te llega tal cantidad de información no tienes tiempo de verificar. Los medios tradicionales de algún modo se han visto debilitados por razones económicas. Y eso ha terminado afectando a la verificación de datos. Por ello estoy reclamando la misma legislación que tienen los medios tradicionales para las redes sociales.

Bancos letones habrían sido utilizados para lavar dinero con el que interferir en Europa…

Sí, el sector financiero se ha visto fuertemente afectado. Estamos limpiando vigorosamente el sistema bancario, algunos bancos han sido cerrados y también hay varias investigaciones abiertas contra el sector. No es solo una cuestión báltica, también hay varios bancos escandinavos. Las lecciones aprendidas es que necesitamos más esfuerzos de la UE contra el lavado de dinero. Nosotros estamos haciendo nuestros deberes, pero no es un problema específico de la región. Tenemos sospechas que ese dinero se está lavando en otras partes de la UE. En los próximos años vamos a verlo.

¿Se refiere a Chipre?

No solamente. Vemos también por ejemplo en España, apuesto que parte del dinero de los rusos de aquí no es muy limpio. Lo mismo está ocurriendo en el Reino Unido, que está dejando la UE. Lo mismo en Francia e Italia. No es solo el sistema bancario, es también el inmobiliario en la costa mediterránea. Pedimos que se empodere más a la UE y se organice un cuerpo específico para combatir el lavado de dinero. Ahora mismo estamos viendo los efectos del dinero que está entrando en la UE y no solo procedente de Rusia. Todos podemos compartir lecciones y hacer más por esta causa.

Una de las medidas estrella durante la remarcable recuperación económica de Letonia después de la crisis fue la implementación del «visado dorado» -autorizaciones de residencia a través de la inversión inmobiliaria-. ¿Esto ha podido ser contraproducente para la seguridad letona debido a la entrada de dinero de oligarcas rusos?

No es exactamente un visado dorado. Hemos incrementado los requisitos en los últimos años. El número de rusos está descendiendo entre los que están pidiendo esos permisos de residencia permanente con inversiones o abriendo cuentas. Hemos visto un reciente interés de China, India y otros países. Vimos una caída económica muy pronunciada en 2008, seguida de una fuerte recuperación. Desde entonces, la legislación ha sido modificada y con ella los permisos han descendido.

¿Es la minoría de ascendencia rusa -población no reconocida como ciudadanos letones- el principal objetivo de Rusia para desestabilizar Letonia?

Ante todo, no es apatridia como nuestros amigos rusos están diciendo. Esta población a principio de los noventa eran unas 300.000 personas, ahora son unas 200.000. A partir de enero de 2020 todos los niños que nazcan en Letonia serán reconocidos automáticamente como ciudadanos letones. Es un error pensar que solo esta población es objetivo ruso. Lo somos todos. En España es toda la población, como en Reino Unido y Francia. Con la cadena «Russia Today», por ejemplo, están tratando de alcanzar al mayor número de habitantes posible.

Aquí la entrevista COMPLETA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*