El Principito: “Duro de matar…”

10 ENSEÑANZAS QUE NOS DEJA “EL PRINCIPITO” la obra más traducida del mundo

 

El Principito en el desierto_Leslie VallejosFragmento de la película «El Principito» basado en la famosa obra de Antoine de Saint-Exupery. Escena en la cual el aviador está preocupado por la falta de agua, mientras el Principito lo consuela contándole que en algún lugar del desierto hay un pozo. Mientras ambos personajes salen en la búsqueda, interpretan el tema «Why is the desert…?». Lo subtitulé para que puedan apreciar mejor el diálogo en la canción. Disculparán si encuentran algún error de traducción y si es posible me lo hacen saber. Para los que leyeron el libro, la parte del oasis escapa de lo escrito ahí, por eso suele ser muy criticada. Pero cada peli es diferente del libro original.

Aleteia .- Principe’i, la versión de El Principito traducida al guaraní, será lanzada en agosto en Paraguay

“Ñande reságui oñemi umi ñanembohekove añetéva” , Si sabes guaraní ya te habrá dado cuenta, pero de lo contrario aquí va la traducción: “Lo esencial es invisible a los ojos”.

El novelista y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry, nació el 29 de junio de 1900

Efectivamente, una de las frases más emblemáticas y famosas de la célebre obra del autor francés Antoine de Saint Exupéry también se puede leer en guaraní, idioma indígena de América del Sur y fuertemente asociado a Paraguay y donde la mayoría de sus habitantes también lo tienen incorporado como lengua (no en vano es uno de los dos idiomas oficiales).

Y esto gracias al lanzamiento en la Alianza Francesa –en ese país sudamericano– el próximo 5 de agosto del libro “El Principito” traducido al guaraní.

La traducción de esta obra literaria al guaraní, reportan medios como Última Hora, estuvo a cargo de María Gloria Pereira, mujer nativa y bilingüe que también supo traducir a ese idioma la obra Mafalda.

Más del 90% de los paraguayos es bilingüe y el 57% de la población solo se comunica en guaraní, que, según la Constitución Nacional, es uno de los dos idiomas oficiales.

Se trata de una lengua precolombina que se habla mayormente en Paraguay, donde incluso se celebra el Día del Idioma del Guaraní, cada 25 de agosto; sin embargo, es también utilizado en algunas zonas de Argentina, Bolivia y Brasil.

El Principito no es la primera obra clásica traducida al guaraní, también se hizo lo propio con la novela Don Quijote de la Mancha, del español Miguel de Cervantes Saavedra.

Asimismo, también ha trascendido la versión de “El Principito” en “castellano paraguayo” a cargo de Elvira Yurrita.


De esta manera, una de las obras más famosas vuelve a sonar, esta vez en guaraní, algo que no hace más que confirmar que se trata de una de las obras más traducidas de todos los tiempos. Y qué mejor momento que éste para recordar más aspectos:

5 lecciones de vida

La célebre novela da algunas lecciones que pueden revolucionar nuestra cotidianidad. De la creatividad a los «riesgos» que se corren

Antoine de Saint-Exupéry da cinco consejos a los adultos para vivir mejor el presente a través de El Principito, el héroe nacido de su pluma en 1943.

Un centenar de páginas ilustradas, traducidas en 288 lenguas y dialectos. El Principito es la obra que tiene más traducciones en el mundo. Magia para los niños, alegoría para los grandes.

Con ocasión de su 70º aniversario, The Huffington Post (13 septiembre) eligió cinco lecciones de vida del libro, actuales y demostradas por datos científicos.

1. Regresar a la creatividad como cuando éramos niños

Quería saber si era verdaderamente un ser comprensivo pero siempre contestaban: “Es un sombrero”. Me abstenía entonces de hablarles de la serpiente boa, de la selva virgen y de las estrellas. Poniéndome a su altura, les hablaba de su mundo: del bridge, del golf, de política y de corbatas. Y la persona mayor quedaba contentísima de conocer a un hombre tan razonable” – El narrador

El primer dibujo del narrador niño del libro de Saint-Exupéry representa una boa que digiere a un elefante. Pero los adultos, en cambio, ven lo mismo: un simple sombrero.Por eso abandona su pasión por el dibujo hasta su encuentro con el Principito quien sabe inmediatamente que se trata de un elefante dentro de una boa.

El Principito tiene más imaginación: cuando le pide al narrador que le dibuje una oveja, prefiere el dibujo de una caja. De esta forma, puede imaginar que la oveja está dentro.

La lección de vida: Los adultos pierden esa pizca de locura que los empujaba a imaginar y crear de niños. Los adultos prefieren los números y las cosas inmediatas y se olvidan de mirar en profundidad, más allá de la superficie, de dejarse llevar y de inventar.

Qué dice la ciencia: Según varios psicólogos e investigaciones conducidas por colegas del Huffington Post estadounidense los creativos se parecen al Principito. Sueñan con los ojos abiertos, por ejemplo. Las personas creativas van en busca de nuevas experiencias, hacen las preguntas adecuadas, observan a los demás, se alejan de sus propias convicciones.

2. No nos lo tomemos tan a pecho

Las administro. Las cuento y las recuento una y otra vez. Es difícil. ¡Pero yo soy un hombre serio! – El hombre de negocios.

Durante su viaje por los planetas, el Principito se encontró con un hombre de negocios. ¿Su característica principal (la única)? Es muy serio. No hace otra cosa que contar todas las estrellas de la galaxia, incesantemente. Se considera satisfecho porque cree que las posee todas, pero su vida está hecha solo de monotonía y soledad porque no se dedica a nada más. No aprecia ni siquiera la belleza de esas estrellas.

La lección de vida: Es mejor ser menos serio para apreciar el verdadero significado de las cosas.

Qué dice la ciencia: Numerosos estudios sostienen que en la vida no hay nada mejor que una buena dosis de risas para estar bien consigo mismo durante mucho tiempo. En 2014, algunos investigadores de una universidad californiana demostraron que las personas que ríen tienen mejor memoria y están menos estresadas.

3. Más tiempo a sí mismo para ser feliz

Pues como el planeta da una vuelta completa cada minuto, yo no tengo un segundo de reposo. Enciendo y apago una vez por minuto” – El Farolero. 

En el quinto planeta el Principito se encontró con un personaje realmente extravagante. Cada minuto debe encender y apagar su farol. Cada minuto para él vale un día. No tiene nunca tiempo para descansar o dormir.

La lección de vida: Es necesario apreciar cada instante que pasa, sacar lo mejor de la vida.

Qué dice la ciencia: La falta de sueño tiene efectos catastróficos para la salud. No hagas como el farolero: aumentará el riesgo de diabetes, enfermedades cardiacas, ictus, algunos tipos de cáncer, problemas de memoria, emotividad más acentuada, aumento del apetito… Los efectos negativos de la privación del sueño son realmente muchos. Además de dormir, es indispensable dedicar tiempo a sí mismo, desconectarse del trabajo.

4. Lanzarse hacia nuevos descubrimientos

El geógrafo no puede estar de acá para allá haciendo el recuento de ciudades, ríos, montañas, océanos y desiertos. Un geógrafo es demasiado importante para andar explorando de un lado a otro. Se queda en su despacho” – El geógrafo.

En el sexto planeta del viaje, el Principito se encontró con “un anciano que escribía en enormes libros”. Creyó, por lo tanto, que había encontrado a un explorador, pero en realidad el único habitante del planeta es un geógrafo que nunca había puesto un pie fuera de su despacho.

La lección de vida: Tendemos a quedarnos anclados en nuestra “zona de confort” porque es más fácil que correr riesgos. En realidad tenemos que aprovechar nuestro tiempo en la Tierra para vivir experiencias diversas, hacer nuevos amigos, viajar por el mundo.

Qué dice la ciencia: Los motivos para salir de la propia zona de confort son muchos y la ciencia intenta demostrarlo. Cuando estamos estresados o frente a desafíos somos más eficientes, según estos psicólogos. Acoger los desafíos nos ayuda a envejecer mejor, según un estudio publicado en 2013.

5. Mejor escoger con el corazón

He aquí mi secreto: Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos” – El zorro.

El Principito ama una rosa de su planeta que se asemeja en todos los aspectos a las rosas que observa en la Tierra. Pero su rosa es única porque la ha escogido. Es una rosa “única en el mundo”, le dice el zorro, porque le ha dedicado su tiempo.

La lección de vida: El Principito representa la espontaneidad de los sentimientos. A diferencia de los seres humanos del planeta Tierra que piensan con la cabeza, al ver en su rosa sólo una flor, él piensa instintivamente, con el corazón.

Qué dice la ciencia: Buenas noticias para las personas instintivas. Según un estudio publicado en 2012 en la revista Journal of Organizational Behavior and Human Decision, en el proceso de toma de decisiones la intuición es tan eficaz como un enfoque analítico. En algunos casos, incluso más. En el mundo de los negocios, un individuo que conoce bien su área de competencia tomará decisiones mejores confiando “en la panza”


El Principito. Audiolibro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*