Dantesco, el Infierno de Nicolás…

– “EL BIENESTAR CIUDADANO NO ES PRECISAMENTE MOTIVO DE PREOCUPACIÓN DEL RÉGIMEN «- OVCS

– 2020 : 1.086 PROTESTAS POR GASOLINA

– 3.214 PROTESTAS POR SERVICIOS BÁSICOS

– 5.811 PROTESTAS EN 2020

-¿SE AGOTA LA PACIENCIA?

 

Panorama .- Una auténtica paliza eléctrica recibieron este lunes 14 de septiembre múltiples sectores de Maracaibo lo que desencadenó focos de protestas en Los Haticos, Pomona, la Curva de Molina, Palaima y Los Postes Negros, reportaron usuarios en redes sociales.

Los prolongados cortes de electricidad se han acentuado desde el pasado 6 de septiembre cuando se produjo un incidente en la subestación Cuatricentenario.

Dos, tres o hasta cuatro tandas de cortes recibieron varios circuitos, justo el día en que el gobernador del Zulia, Omar Prieto, anunciara que le había solicitado a Corpoelec una sola tanda de seis horas de racionamiento, en medio de lo que sin duda es el recrudecimiento de la crisis eléctrica que vive el Zulia, el estado más golpeado del país, por lejos.

La noche se inundó de videos en las redes sociales, con imágenes de quema de cauchos. «Estamos cansados de que nos quiten la luz cuatro veces al día», reclamaban los manifestantes en Haticos.

Uno de los episodios más aterradores de este lunes lo vivió el sector Los Haticos, en Santo Domingo, donde han tenido que soportar cuatro cortes, «uno peor que el otro», interviene Maritza Fuenmayor, quien sacó su cacerola para darle con toda su fuerza, o mejor dicho su indignación.

A las dos, a las cuatro y pico a las ochos y media, ese duró hasta las dos y pico, y a las siete y media la volvieron a quitar y llegó a las 10:30 pm, hasta cuándo» se preguntó la mujer, jubilada de la administración pública.

Siete días llevan los residentes de Maracaibo y San Francisco reclamando, desde las redes sociales, que se tomen medidas para que mejore su calidad de vida. Denuncian que al no dormir y pasar entre 6 y 8 horas sin electricidad en el día les va aumentado el cansancio. «A mi mamá ( o papá) se le va la vida con estos cortes», se lee más a menudo en tuits de marabinos.

Radar de conflictividad en 2020

1.086 protestas por gasolina

3.214 Protestas por servicios básicos

5.811 Protestas en 2020

 

La paciencia se agota

El Nacional .-Un promedio de 25 protestas al día en agosto contabilizó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS). Dicho así es solo un número y a algunos hasta les parecerá poco. Pero la verdad es que, para lo que padece el venezolano, podrían ser muchas más.

Cuando se dice que solo la cifra no retrata la gravedad de la realidad venezolana es porque los niveles de pesadilla se hacen más profundos cada día. No se trata de un asunto derivado de la paralización por la pandemia, la población tiene años sufriendo la falta de agua corriente, un servicio vital para el ser humano.

En ciudades del interior del país no saben lo que es recibir agua por tubería desde hace años. Los ciudadanos deben invertir parte de sus horas laborales en la procura de agua en pequeños contenedores. El dinero no alcanza para pagar camiones cisternas. Y así como no hay agua en las casas, no hay en las escuelas ni en los hospitales.

Tampoco hay electricidad. Y cuando a algunos edificios llega el agua como por milagro de Dios, las bombas hidráulicas no pueden repartirla a los apartamentos porque o se echaron a perder con los apagones o -dichosa ley de Murphy- no tienen luz en ese preciso momento. Los venezolanos han tenido que acomodar sus rutinas a las pocas horas en las que tienen corriente. Y como se dijo anteriormente, ni las escuelas ni los hospitales o medicaturas cuentan con el servicio.

La venta de leña se ha vuelto ya una constante en los pueblos, pero también en las ciudades más o menos consolidadas. Los que no tienen dinero para comprarla deambulan por los terrenos baldíos buscando ramas y troncos para poder cocinar. El gas en un país petrolero se ha convertido en un sueño, ni siquiera en un lujo.

Y la pesadilla de la gasolina sigue renovándose cada día. Está de más decir que lo que se vive en Caracas con el combustible es una maravilla si se compara con el resto del país. Las cosechas se pierden, el ganado es presa de ladrones y bárbaros que los matan en pleno campo. Lo poco de alimentos que llega a la capital viene en camiones que pagan gasolina a las mafias, no hay otra manera. Y esos pagos se trasladan a los precios.

Los servicios de salud no existen, aunque la propaganda del régimen se espere en pintar un panorama diferente. Por la radio repiten a cada rato un discurso en el que afirman que los hospitales y los centros de salud están completamente acondicionados, cuentan con camas, todos los servicios, medicinas y comida para los enfermos, pero es imposible que mantengan esa mentira porque todos los venezolanos saben la verdad.

Si este país no se ha encendido por los cuatro costados es porque todavía la oposición no está completamente articulada para capitalizar la frustración y el descontento de los ciudadanos. Lo que está claro y deben tener en cuenta los líderes que se oponen al régimen es que es inhumano mantener esta situación. Los venezolanos ya han sacrificado demasiado. Ya basta.

 

25 diarias….

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 748 protestas en agosto de 2020, equivalente a un promedio de 25 diarias. Esta cifra representa una disminución del 4% en comparación con el mismo período del año pasado.

 

Distribución geográfica de las protestas

El oriente del país sigue liderando las protestas. Esta vez, el estado insular de Nueva Esparta (83) protagoniza el mayor número de manifestaciones en agosto, seguido de Monagas (79), Bolívar (72), Lara (60) y Sucre (59)

El núcleo de las protestas fue la exigencia de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales. Los venezolanos se expresaron en 702 ocasiones, bajo distintas modalidades, principalmente en rechazo al colapso de servicios básicos, reivindicaciones laborales, acceso a la salud y a la alimentación.

40% de las protestas documentadas durante el mes de agosto se vinculan con la exigencia de combustible. El OVCS registró 315 protestas por gasolina, con un saldo promedio de 33 detenidos y 4 heridos en el marco de las manifestaciones, tanto por el prolongado tiempo de espera para abastecerse como los atropellos, y abusos crueles e inhumanos perpetrados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables del control y venta de gasolina.

 

Distribución geográfica de las protestas por gasolina

Nueva Esparta lidera el índice de protestas por escasez de combustible con 70 protestas, seguido de los estados Lara (40), Monagas (36), Bolívar (31) y Portuguesa (28

Deterioro de los servicios públicos

El colapso de los servicios básicos (gas doméstico, electricidad y agua potable) ha sido un problema sostenido y crónico. En agosto se contabilizaron 302 protestas, situación que tiende a agudizarse con las restricciones impuestas durante el estado de alarma y confinamiento obligatorio.

Los trabajadores también siguen expresando su descontento por las condiciones de vida a las que están sometidos. Protagonizaron 229 protestas, 8 protestas diarias, en rechazo al precario salario que devengan, sin poder cubrir la canasta alimentaria.

Por segundo mes consecutivo, el OVCS documentó protestas de jubilados y pensionados en aproximadamente 46 oportunidades.

El derecho a la salud, con 114 protestas registradas en agosto, en rechazo a las precarias condiciones a nivel de infraestructura, dotación de materiales e insumos de uso común y de bioseguridad; así como las 60 protestas debido a la inseguridad alimentaria que se ha visto agravada con la pandemia, también fueron motivo de descontento de la población.

El OVCS insiste en un llamado a las autoridades a dejar de hacer caso omiso a las necesidades de la población. El bienestar ciudadano no es precisamente motivo de preocupación del régimen de Nicolás Maduro, sino su permanencia en el poder. Prueba de ello son las recurrentes protestas de índole social en demanda de servicios básicos, mejores condiciones laborales, alimentación, salud y educación.

El país avanza a una polarización política de mayor medida en los próximos meses y probablemente a un debilitamiento de la oposición democrática, en medio de la mayor crisis económica y social que atraviesa el país. Los más afectados seguirán siendo los venezolanos que, en medio de sus luchas por una mejor calidad de vida, estarán indefensos.

Para conocer más detalles de la conflictividad en Venezuela revisar

INFORME COMPLETO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*