CPI: Fatou en el banquillo

La Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional Fatou Bensouda


– “ENGAVETÓ” MÁS DE 100 CASOS DE DELITOS DE LESA HUMANIDAD DE MADURO al pueblo de Venezuela y de Colombia.

– YA EN MAYO, EL PRESIDENTE DE LA CPI, HABÍA DESIGNADO A TRES JUECES: Olga Herrera Carbuccia, Geoffrey Henderson y Solomy Balungi Bossa para revisar si había méritos para adelantar el caso de Maduro y las violaciones denunciadas

– @omarestacio – Abren (la 2da) averiguación disciplinaria a Fatou Bensouda, Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional, a instancia de varios venezolanos que la denunciamos. Si investigan cómo se debe, la dama debe ir a la cárcel, por coludirse con las narco-tiranías Chávez / Maduro

– Antes de fiscal de la CPI, fue ministra de Yahya Jammeh, tirano de Gambia y segunda del exfiscal de la CPI, M. Ocampo, envuelto en delitos sexuales y de corrupción. Sabían quién era. Por éso la nombraron. ¿Por qué la designaron? Por lo mismo que no la han destituido, hasta ahora: complicidades internas.

Walter Márquez Rondón

MAIBORT PETIT.- Walter Marquez expresó que Bensouda: “ha desestimado las denuncias del Alto Comisionado de DDHH de la ONU en los informes del año 2017, 2018 y ahora el 2019 de la señora Michelle Bachelet…”.

“… así como el reporte del panel de expertos designados por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien en mayo del año pasado dictaminó que había suficientes elementos para probar la existencia de crímenes de lesa humanidad en Venezuela”.

En enero de 2016, Nicolás Maduro designó a la hermana de Tarek el Aissami, Haifa el Aissami, como “embajadora” (Representante) ante la Corte Penal.

En enero de 2018, una delegación del régimen de Maduro, encabezada por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno y Haifa el Aissami, hermana de Tarek el Aissami, íntima amiga de Bensouda sostuvieron  una reunión en La Haya / Cactus24

 

Tarek el Aissami ha sido sancionado por EE.UU., Canadá, la Unión Europea y señalado por narcotráfico y apoyo al terrorismo islámico en Venezuela.

En enero de 2018, Maikel Moreno, máxima autoridad del ilegítimo TSJ y también sancionado internacionalmente, acudió a una reunión en la sede de la corte en La Haya y estrechó la mano de Bensouda en un gesto publico que circuló en las redes sociales.

La fiscal general había recibido abrumadoras denuncias de crímenes cometidos por el régimen de Maduro a la fecha de su reunión con Moreno. Bensouda es también investigada por vínculos con las actividades poco ortodoxas de su antecesor, el Fiscal Luis Moreno Ocampo.

Moreno – Ocampo, fiscal de la CPI entre 2003 y 2012 y a quien se asocia con Bensouda, fue acusado de gestionar casos, tener cuentas en el extranjero y conflictos de intereses a través de acciones de presión poco éticas. Los eventos deterioran la credibilidad y reputación del organismo.


Márquez confirmó

Walter Márquez TV – 24 jul. 2019 – Walter Márquez Rondón, denunció desde la Ciudad de Cúcuta, a la Fiscal FATOU BENSOUDA, por negligencia grave y corrupción, a demás de ser responsable de encubrir los crímenes de lesa humanidad de Nicolas Maduro en Venezuela y la Frontera Colombo venezolana.

Luego de esta larga espera, la Presidencia de la CPI designó a 3 Jueces, para investigar a la fiscal y a su vez se solicitó su inmediata destitución y designar un nuevo fiscal, para que lleve los más de 100 casos de denuncia por delitos de Lesa Humanidad de Nicolás Maduro al pueblo de Venezuela y de Colombia.

 

Abren investigación

La Corte Penal Internacional (CPI) con sede en La Haya, Holanda, inició una investigación por “negligencia grave e incumplimiento grave” contra la fiscal general de este organismo, Fatou Bom Bensouda. El Magistrado presidente de la corte Chile Eboe-Osuji, designó tres jueces: Olga Herrera Carbuccia, Geoffrey Henderson y Solomy Balungi Bossa para que revisen el caso.

Esta acción de la CPI, es el resultado de una denuncia presentada por el exparlamentario venezolano, Walter Márquez, quién realizó una demanda en la corte contra la funcionaria por retrasar la causa contra Nicolás Maduro, entre ellas las deportaciones forzadas y otroscrímenes de lesa humanidad cometidos en el estado Táchira entre 2014 y 2015.

La denuncia inicial por estos crímenes fue consignada por Márquez ante la CPI en enero de 2016 con número de causa OTP-CR-22/16, posteriormente introdujo otra por el delito de exterminio como consecuencia de la privación de alimentos y medicinas a la población venezolana, la cual se consignó en marzo de 2018 y que cursa con el número OTP-CR-82/18.

En los argumentos de los hechos, y el derecho que conllevaron a esta denuncia contra la Fiscal Bensouda, quien tiene 15 años en el cargo, 8 como fiscal adjunto y 7 como fiscal jefe, Márquez esgrimió que en los últimos 5 años esta funcionaria ha recibido innumerables denuncias contra Nicolás Maduro y su régimen por crímenes de lesa humanidad.

CPI Corte Penal Internacional con sede en La Haya

“Hasta el 5 de diciembre del año pasado cuando se celebró la Asamblea de los Estados Parte de la CPI en La Haya, habían más de 110 denuncias contra Maduro y ni un solo pronunciamiento de Bensouda, por lo que en este periodo ella ha dado muestras de negligencia grave e incumplimiento grave en el ejercicio de sus funciones, de acuerdo al artículo 46.2 del Estatuto de Roma.

Indicó el exparlamentario que es fundamental que se procesen esos señalamientos de negligencia grave contra la Fiscal ante la CPI porque “ella ha desestimado las denuncias del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en los informes del año 2017, del año 2018 y ahora el informe de 2019 de la señora Michell Bachelet, así como el reporte del panel de expertos designados por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien en mayo del año pasado dictaminó que había suficientes elementos para probar la existencia de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Antecedente

Corte Penal Internacional designó 3 jueces para seguir caso contra Nicolás Maduro

El caso ha escalado hasta la Sala de Cuestiones Preliminares, emite conclusiones sobre la existencia o no de méritos para abrir un juicio, ello implica la existencia de pruebas contundentes

  • Diario El Universal / 15/05/2019 10:38 pm

Caracas.- El presidente de la corte penal Internacional (CPI), juez Chile Eboe-Osuji, designó este jueves a tres jueces -Péter Kovács de Hungría, el francés Marc Perrin de Brichambaut y la beninesa Reine Adélaïde Sophie Alapini-Gansou- para adelantar el juicio a Nicolás Maduro.

Mediante un comunicado, Chile Eboe-Osuji, informó de la designación de los juristas que conforman la Primera Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI. La medida se toma de conformidad con la solicitud realizada por s6 gobiernos americanos.

Mediante una comunicación, que fue entregada el 27 de septiembre de 2018 en la sede de la CPI en La Haya, Holanada, estos seis países solicitaron a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, “iniciar una investigación sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad que habría tenido lugar en Venezuela bajo el gobierno de Nicolás Maduro, a partir del 12 de febrero de 2014, con el fin de determinar si una o más personas específicas deben ser acusadas por la comisión de tales crímenes”.

El pasado este 26 de septiembre de 2018 el primer ministro Justin Trudeau y los presidentes Mauricio Macri, Iván Duque Márquez, Sebastián Piñera, Mario Abdó Benítez y Martín Vizcarra, en nombre de Canadá y de las repúblicas de Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú, respectivamete, invocaron el artículo 14 del Estatuto de Roma, que norma el funcionamiento de la Corte Penal Internacional.

Este artículo faculta a “todo Estado Parte” a “remitir al Fiscal una situación en que parezca haberse cometido uno o varios crímenes de la competencia de la Corte”.

La llegada de la carta a manos de la Fiscal activó las normas 45 y 46 del Reglamento de la CPI.

El mismo día 27 de septiembre de 2018, la fiscal Bensouda informó por escrito al Presidente de la Corte sobre el contenido de la correspondencia recibida.

El 28 de septiembre de 2018, el Presidente de la CPI, el nigeriano Chile Eboe-Osuji, emitió su decisión de remitir a la Primera Sala de Cuestiones Preliminares el caso enunciado como Situación en la República Bolivariana de Venezuela.

En su informe anual publicado el 05 de diciembre de 2018, la fiscal de nacionalidad gambiana, Fatou Bensouda aseguró que su oficina “continuará su evaluación de la información disponible para llegar a una determinación sobre si hay una base razonable para creer que los presuntos crímenes corresponden a la materia competencia de la corte” (…) y “continuará registrando denuncias de delitos cometidos en Venezuela, desde el 12 de febrero de 2014 en la medida en que puedan entrar a la jurisdicción de la corte”.

Hasta la remisión del caso venezolano a la Sala de Cuestiones Preliminares el 28 de septiembre de 2018, la investigación de las denuncias sobre delitos en lesa humanidad en Venezuela estaba solamente en manos de la fiscal Bensouda.

Actualmente el caso venezolano ha escalado dentro del proceso penal internacional al involucrarse un cuerpo de jueces que deberá solicitar la información acumulada por la Fiscalía, pronunciarse sobre la admisibilidad de la denuncia presentada y decidir si existen méritos para iniciarse el juicio.
La Sala de Cuestiones Preliminares no emite sentencias pero una conclusión suya sobre la existencia de méritos para abrir un juicio implica la existencia de pruebas contundentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*