Colombia: El Foro pirómano

DE “BRISITA” A TORMENTA – CÓMO EL CHAVISMO INTENTA ARRASTRAR AL DESVELO A AMÉRICA LATINA

NICOLÁS MADURO CELEBRA REVUELTAS EN PAÍSES DE AMÉRICA LATINA

– DUQUE ENCARA GRAN PARO QUE PONE A PRUEBA SU MANDATO – FRANCE 24

Almagro – OEA : “Actuales corrientes de desestabilización de los sistemas políticos del continente tienen su origen en la estrategia de las dictaduras chavista y cubana – Tras las recientes decalraciónes de Diosdado Cabello en referencia las olas de protestas en  Ecuador, Perú Chile y Argentina, donde atinó que  “Lo que está pasando en Perú, Chile, Ecuador, Argentina, Honduras es apenas la brisita, y viene un huracán bolivariano. 

Uribe Vélez advierte que complot del Foro de Sao Paulo podría extenderse a Colombia

 

 La Guerra Asimétrica: Incendian la región Maduro-Cabello y demás pirómanos del Foro de Sao Paulo

 Uribe Vélez: Anarquistas internacionales,… el Foro de Sao Pablo

 

DANIEL CASTROPÉ / Miami.- “El paro convocado para el 21 de noviembre [en Colombia] hace parte de la estrategia del Foro de Sao Paulo, que intenta desestabilizar a las democracias de América Latina, secundada por grupos opositores, cuyo propósito ha sido bloquear al Gobierno del presidente Iván Duque”, denunció el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

El también jefe del Partido Centro Democrático, al que está adscrito el presidente Iván Duque, aseguró que el “derecho a la protesta social” no puede estar al “servicio de anarquistas internacionales ni de grupos violentos”, dado que algunos sectores en Colombia temen que esa manifestación termine con un saldo violento, como ha ocurrido recientemente en Chile.

Uribe pidió “a las autoridades competentes la judicialización de los incitadores a la violencia y en el caso de extranjeros que estos sean llevados a la cárcel o deportados”, al tiempo que dijo a la comunidad universitaria que, “a pesar de la difícil situación fiscal-financiera, el presupuesto aprobado para la educación es de 44,1 billones de pesos, [y que] hace dos años era de 38 billones”.

Iván Duque, presidente de Colombia

Los líderes de la protesta están convocando a la sociedad civil colombiana para demandar un “mejor gobierno” de parte del presidente Duque, y con el fin de rechazar la muerte de líderes sociales e indígenas, además del cumplimiento de algunos acuerdos pendientes con la comunidad estudiantil.

En Chile, ese país sudamericano vive su tercera semana de protestas masivas que comenzaron como rechazo a un alza en el pasaje del Metro De Santiago de Chile, y luego se radicalizaron por un denunciado descontento frente al modelo económico y social del Gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Horas después del pronunciamiento de Uribe, se conoció un video a través de las redes sociales en el que una persona con parte del rostro cubierto anunciaba acciones violentas en Bogotá y Medellín, el día del paro programado para el próximo 21 de noviembre, lo que hizo prender las alarmas en Colombia.

La fiesta XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo (FSP) fue en Caracas del 25 al 27 de julio pasado. Les costó al Estado, en números redondos, 19 millones de dólares

En el más reciente encuentro del Foro de Sao Paulo, en julio pasado en Caracas, durante una alocución pública, el usurpador Nicolás Maduro aseguraba que en Venezuela eran bienvenidos los cabecillas de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que se encontraban prófugos de la justicia colombiana.

En fecha más reciente, el 20 de octubre en otra presentación pública, después de que comenzaron a producirse revueltas públicas en varios países de Suramérica, Maduro manifestaba sonriente: “Al Foro de Sao Paulo le puedo decir, desde Venezuela: estamos cumpliendo el plan, va como lo hicimos. Va perfecto, victorioso. Todas las metas que nos hemos propuesto en el Foro de Sao Paulo, las estamos cumpliendo una por una”.

El Foro de Sao Paulo surgió en 1990 bajo el auspicio del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil. En Colombia, las FARC ha sido un grupo muy activo en esta organización, al igual que movimientos y personajes de la izquierda que hoy se encuentran en la oposición.

Casi 30 años después, este foro se “ufana” de dictadores que han dejado un legado oprobioso en sus países, como Hugo Chávez, en Venezuela, y Fidel Castro, en Cuba, mientras que otros dirigentes enfrentan serios problemas con la justicia, como Lula Da Silva, Rafael Correa y Cristina Kirchner, en Brasil, Ecuador y Argentina, respectivamente.

 

Álvaro Uribe

El Foro de Sao Paulo y el paro

 BBC Mundo

El paro convocado para el 21 de noviembre (en Colombia) hace parte de la estrategia del Foro de Sao Paulo, que intenta desestabilizar a las democracias de América Latina».

Así declaró hace unos días el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, al referirse a la marcha y huelga convocadas por las centrales obreras colombianas en protesta contra el gobierno del presidente Iván Duque.

En sus declaraciones, el senador Uribe, quien es aliado del presidente Duque, denunció que la protesta social no debía estar «al servicio de anarquistas internacionales ni de grupos violentos».

No es la primera vez que un político de la derecha latinoamericana menciona al Foro de Sao Paulo como «un instrumento para desestabilizar a la región».

En julio, cuando la agrupación iba a celebrar su reunión anual, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, escribió en Twitter: «Miembros del Foro de Sao Paulo, creado por Fidel Castro, Lula, FARC, entre otros partidos de izquierda y facciones criminales que intentan dominar América Latina, se reúnen en Caracas, Venezuela, para discutir su Proyecto de Poder Totalitario».

Y en octubre el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio acusó al Foro de incentivar las protestas en Ecuador y Chile, y dijo que la agrupación «es la maquinaria que utiliza el crimen organizado para desestabilizar la democracia en el hemisferio».

A finales de la década de los ochenta, Fidel Castro le sugirió al fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, que establecieran un seminario internacional para que la izquierda del continente se reuniera anualmente para discutir planes para América Latina. / GETTY IMAGES

Pero, ¿qué es el Foro de Sao Paulo? y ¿es realmente una estrategia de la izquierda latinoamericana para desestabilizar la región?

La primera reunión

Todo empezó cuando Fidel Castro le sugirió al entonces líder sindicalista brasileño y fundador del Partido de los Trabajadores, Luiz Inacio Lula da Silva, que establecieran un seminario internacional para que la izquierda del continente se reuniera anualmente para discutir planes para América Latina.

Así, el foro de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos fue fundado por el PT en la ciudad de Sao Paulo en 1990.

El Foro fue constituido para reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda y ultraizquierda, para «debatir sobre el escenario internacional» después de la caída del Muro de Berlín y «las consecuencias del neoliberalismo en los países de América Latina y el Caribe», según sus fundadores.

En 1990 la Unión Soviética todavía existía, pero Fidel estaba preocupado por la ofensiva neoliberal en la región», le dijo a BBC Brasil el historiador Valter Pomar, secretario ejecutivo del Foro de 2005 a 2013 y autor del libro Foro de Sao Paulo: construyendo la integración latinoamericana y caribeña.

En ese contexto se celebró la primera reunión del Foro con la asistencia de casi 60 partidos. Actualmente hay aproximadamente 120 de 25 países.

La primera reunión del Foro de Sao Paulo se celebró en esa ciudad brasileña en 1990.

En sus orígenes, el Foro se planteó como un espacio para debatir el surgimiento de un socialismo democrático para el siglo XXI, como pretendía el PT. Pero tal como explica el historiador de la Universidad Fluminense Federal de Brasil, Daniel Arao Reis, el foro «se ha convertido en un instrumento de alabanzas políticas, siempre condicionado por el enemigo común», le dice a BBC Brasil.

El foro nunca se diseñó como una nueva Internacional Comunista, como le gusta decir a la derecha, extrapolando, pero tampoco ha servido como foro para críticas y sugerencias de la izquierda. Temiendo la desintegración de las alianzas, se ha optado por el silencio», agrega.

Los expertos coinciden en que hoy en día, en la práctica, el Foro de Sao Paulo funciona como un think tank.

¿Grupo “siniestro”?

Los enemigos de la organización, sin embargo, parecen implicar que este es un grupo mucho más «siniestro» que un simple encuentro de pensadores y colectividades políticas de izquierda.

Y para apoyar esa afirmación citan a organizaciones como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional de Colombia y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile que han participado en algunos de los foros anuales.

Tanto el presidente Jair Bolsonaro como su canciller Ernesto Araújo se han mostrado preocupados por la agenda del foro.

El Foro de Sao Paulo es la mayor organización política que existe en el continente latinoamericano«, declaró en un video publicado en julio el escritor Olavo de Carvalho, cuya ideología conservadora ha influido en el presidente Bolsonaro.

«No creo que ni en Estados Unidos exista una organización que reúna 200 partidos políticos y más bandas de narcotraficantes, secuestradores, etc. Es un negocio monstruoso», declaró.

En octubre el canciller brasileño Ernesto Araújo dijo en un tuit que el Foro de Sao Paulo estaba usando «violencia, manipulación, crimen, corrupción y fraude» para recuperar el poder.

En Colombia, las declaraciones del expresidente Uribe sobre la supuesta participación del Foro en el paro nacional del 21 de noviembre formaban parte de un comunicado emitido por su partido, Centro Democrático, en el poder.

En el comunicado señalan que el Foro, «secundado por gobiernos opositores«, tiene el propósito de «bloquear el gobierno del presidente Iván Duque».

Algunos analistas señalan, sin embargo, que el Foro de Sao Paulo nunca ha logrado realmente adquirir suficiente fuerza e importancia para influir en la región.

Esto se debe principalmente a que carece de homogeneidad en el continente: dependiendo de cada país ha buscado distintos objetivos por distintos medios.

El Foro siempre ha funcionado, y continúa funcionando sobre la base del consenso«, afirma el ex secretario ejecutivo del Foro Valter Pomar.

«En la práctica, este método le permitió a los partidos y organizaciones que eran muy diferentes entre sí sentirse cómodas y participar en las actividades del Foro».

«En ocasiones esto contribuyó a ‘un acercamiento’ (entre ellos), pero en otras ocasiones no», asegura Pomar.

En su apogeo, entre 2008 y 2009, el Foro de Sao Paulo tenía entre sus miembros a los partidos de los presidentes de Brasil, Argentina, Bolivia, Venezuela y Ecuador.

Pero tal como señala Valter Pomar: «Con el intercambio de experiencias de estos gobiernos el Foro tuvo peso en sus discusiones. Pero nunca hubo una ‘exportación’ o ‘importación’ de modelos, solo hubo un intercambio de opiniones».

Lula, Cristina, Evo, Hugo y Rafael. En su apogeo, entre 2008 y 2009, el Foro de Sao Paulo tenía entre sus miembros a los partidos de los presidentes de Brasil, Argentina, Bolivia, Venezuela y Ecuador.

Ese intercambio condujo a la fundación de Unasur, la Unión de Naciones Suramericanas, en 2008, una organización para facilitar el comercio e intercambio social y cultural entre los países de América Latina y que intentaba contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región.

La idea, sin embargo, no prosperó y para 2018 la mitad de los países que formaban parte del grupo suspendieron su afiliación.

Tal como señala Carolina Pedroso, profesora de Relaciones Exteriores de la Universidad de Ribeirao Preto, en realidad hoy se le está dando demasiada importancia a la organización.

Cuando la gente habla del Foro, parece que este es una organización superpoderosa. En realidad son solo grupos que históricamente han estado reprimidos en sus propios países y están tratando de buscar diálogo e integración», le dijo Pedroso a la revista web brasileña The Brazilian Report.

«Enemigo necesario»

En efecto, tal como señala Denis Rosenfield, profesor de Filosofía de la Universidad de Rio Grande do Sul y fundador del Instituto Milenium, un think tank que apoya el liberalismo económico, hoy en día el Foro de Sao Paulo es el «enemigo perfecto» de políticos como Jair Bolsonaro o Álvaro Uribe.

El Foro es mucho más una necesidad de la extrema derecha que de la izquierda», le dijo a BBC Brasil. «¿Con quién estaría peleando Olavo de Carvalho?».

«Su pensamiento funciona con esta conspiración de que existe un gran proyecto de dominación de la izquierda cuyo centro de comando es el Foro. Esta gente está orientada contra ese enemigo y ese enemigo es lo que los une».

Tal como señala Denis Rosenfield, igual que la izquierda ha perdido el poder que tenía hace unos años en América Latina, el Foro también se ha ido desvaneciendo.

El Foro de Sao Paulo surge como un proyecto de dominación de la izquierda en el continente. En su apogeo, sirvió como para retroalimentar ideologías de gobiernos, pero no tuvo una gran efectividad en la práctica. Con la derrota de los gobiernos de izquierda, el Foro ha dejado de tener cualquier importancia», señala el experto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*