“Ché Nico, ponéte a derecho, …”

EL CARDENAL BALTAZAR PORRAS: “La justicia del TSJ merece la quinta paila”; pidió al gobierno que respete la Constitución, y que asuma su responsabilidad no achacando sus errores a los demás ¿Y a  Maduro? – Que le haga caso a lo que el papa Francisco le escribió y le ha dicho.

—¿Qué le dijo?

—No lo sé, pero seguramente fue: “Ponéte a derecho, che”.

 

ILUSTRACIÓN: Raúl Azuaje

 

JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA

—Según Dios, ¿cuándo será el tiempo perfecto para Venezuela?

—El actual porque no tenemos otro.

—¿Un pasaje bíblico acorde con esta encrucijada?

—El Señor es mi pastor, nada me falta.

—Ahora cardenal, ¿acentuará sus críticas a la revolución?

—La mentira y la manipulación atentan siempre contra la dignidad humana.

 —¿Ha amado a sus enemigos?

—La mejor prueba: la noche del 11 de Abril, cuando me llamó el presidente Chávez  para preguntarme si estaba dispuesto a resguardar su vida. Ahora quieren hacer otra lectura, pero la verdad siempre brilla.

—¿Y al diputado Hugbel Roa?

—La violencia y la calumnia se descalifican por sí solas y merecen conmiseración.

—¿Ha orado por Roa?

—Sí, porque en el Padre Nuestro decimos: “Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden”.

—¿Le pondría la otra mejilla?

—Todos los días porque el fanatismo no descansa.

—¿Qué pide a Dios para la oposición?

—Que la unidad es más importante que las apetencias particulares.

—¿Para el soberano?

—Que sea protagonista de su destino y no se deje seducir por los cantos de sirena de los que se creen mesías y dueños de la conciencia de los ciudadanos.

—¿Para el gobierno?

—Que respete la Constitución y la cumpla, y que asuma su responsabilidad no achacando sus errores a los demás.

—Específicamente, ¿para Maduro?

—Que le haga caso a lo que el papa Francisco le escribió y le ha dicho.

—¿Qué le dijo?

—No lo sé, pero seguramente fue: “Ponéte a derecho, che”.

—¿Tiene don de profecía?

—No. Dios lo da opportune et importune.

—¿Habrá revocatorio algún día?

—El pueblo ha revocado de muchas maneras a este gobierno.

—¿Una penitencia al CNE?

—Que se vayan a su casa y como las tareas de antaño, copien mil veces “está prohibido mentir”.

—¿Procede una pastoral como la de mayo de 1957?

—Es la que mantiene la Conferencia Episcopal y las instancias seglares de la Iglesia.

—¿Una penitencia para los sacerdotes oficialistas?

—Que se pregunten quién está primero: el evangelio o la revolución.

—¿El Herodes de hoy?

—La conducta de los órganos de seguridad cuando atentan contra la dignidad humana. Pero, como dice el evangelio, los que los mandan tienen mayor pecado.

—¿El Judas?

—Son muchos los que se venden por un plato de lentejas.

—¿Cómo lleva la procesión?

—Por dentro y por fuera, pero con la conciencia limpia.

—¿Qué reconoce al proceso?

—Que destruyó la ilusión que sembró.

—¿Tiene un grano de mostaza de fe en el gobierno?

—No llega ni al tamaño de un átomo.

—¿Debe ceder la Iglesia?

—Ante el mal nunca, pero siempre con actitud misericordiosa.

—¿El error de la Iglesia?

—Callar.

—¿Por qué no tuvo problemas con los gobiernos puntofijistas?

—Los tuvo y muchos, pero se podía dialogar.

—¿El político más cercano a Dios?

—El que no convierte el poder en Dios.

—¿El pecado capital del connacional?

—El inmediatismo y el individualismo, porque sin esfuerzo, constancia y trabajo en equipo no se progresa ni material ni espiritualmente.

—¿La tentación de un clérigo?

—Creer que tiene a Dios agarrado por la chiva y hacer lo que le venga en gana.

—¿La suya?

—Ceder a la adulación.

—¿Perdonaría a un cura pederasta?

—Jamás.

—¿Le ha atraído una mujer?

—Es lo normal, pero otra cosa es dejarse seducir.

—¿Cómo hace?

—No hay que desear la mujer del prójimo, y la gracia ayuda.

—¿Bebe?

—Agua mucha, y aguardiente con mesura.

—¿Bendeciría una unión homosexual?

—Como sacramento jamás.

—De pedir un don…

—El de la sabiduría y el amor de Dios.

—Después de cardenal…

—El papa Francisco me dijo: “Tú y yo somos privilegiados, pero no tenemos derecho a privilegios sino a servir”. Allí es donde tenemos que llegar.

—¿Sería un milagro la misericordia oficial ante los presos políticos?

—Se lo estamos pidiendo al doctor José Gregorio Hernández.

—¿Qué dicen las señales divinas sobre el porvenir?

—Que el bien siempre triunfa sobre el mal.

—¿Qué tiene de divina la justicia del TSJ?

—Que merece la quinta paila del infierno.

—¿Aprieta Dios a los venezolanos?

—Dios nos ha querido mucho y por eso es “tierra de gracia”, pero somos nosotros mismos los que nos apretamos de mala manera.

—¿Vencerá David a Goliat?

—Siempre ha sido así, aunque cueste sudor, lágrimas y tiempo.

—¿La pastoral que desea y no puede?

—La de la reconciliación, porque sin perdonar y ser perdonados no se puede vivir en paz.

—¿Entra un camello por el ojo de una aguja antes que conciliar?

—Hasta el momento es lo que parece, pero no hay mal que dure cien años.

—¿Cumple penitencia el país?

—Y demasiado larga y penosa, pero esperando que se aprenda la lección.

—¿En un diálogo de sordos?

—Y el sordo está en un solo lado.

—¿Qué pasaría en Venezuela si ambos lados compartiesen un retiro espiritual?

—Todo encuentro plural ayuda al discernimiento y está más cerca de la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*