2 obispos: “Transición o muerte”

Monseñor. Pérez Morales y Monseñor Ubaldo Santana

 

MONS. OVIDIO PÉREZ: “La sociedad civil debe forzar un gobierno de transición”

 

MONS, UBALDO SANTANA: Santana aseguró que los “males políticos”, entre los que mencionó el resurgimiento del militarismo, el centralismo y la corrupción, están causando un “lento genocidio, particularmente en los más pobres.

 

El Informador. Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales asegura que “el diálogo está muerto y se le puede dar un buen entierro”.

El obispo emérito de la Diócesis de Los Teques manifiesta que un nuevo diálogo debe impulsar a través de la sociedad civil un camino de cambio en el país,

Afirmó que la sociedad civil debe arropar a los partidos políticos y forzar un gobierno de transición que conlleve a la reconstitucionalización del país. Considera que ese es el camino de salida frente a un diálogo al que declaró “muerto” y al cual mencionó se le puede dar un buen entierro. “El país tiene que salir de este abismo”.

Subrayó que esto no significa que no pueda surgir una nueva negociación con miras a lograr una transición integral que abra los caminos para la solución de los problemas del país. “Un diálogo en sí es algo bueno, pero el que se dio en Venezuela fue una pérdida de tiempo”.

Sostiene que el diálogo como venía funcionando llegó a su final, fue “dañino”. Insistió en que no condujo a nada porque sirvió para encubrir una falla grave como la suspensión el referendo revocatorio y hubo un “recrudecimiento” de la represión contra los sectores disidentes, además tuvo resultados “desastrosos”. “Debe haber un nuevo gobierno que se abra a un encuentro democrático, donde la sociedad civil juega un papel fundamental”.

Planteó que otro de los puntos graves a los cuales conllevó ese proceso, fue a contraponer al Vaticano y a la Conferencia Episcopal Venezolana como si estuvieran en sectores opuestos. Pese a esto, cree que hay necesidad en el país de un encuentro.

Al consultarle si la reestructuración de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) podría conllevar a ese nuevo Gobierno, señaló que la sociedad civil es la que debe dar ese paso al frente.

“Esto supone la integración de un gran frente nacional por un cambio político”.

Aclaró que existe la necesidad de una orientación de una nueva política en el país atendiendo a un clamor nacional. “La crisis del país se sitúa como fruto del socialismo que tratan de imponer a la sociedad, lo cual el episcopado ha rechazado de frente”.

El miembro de la Conferencia Episcopal Venezolana ofreció una ponencia en las instalaciones de la Universidad Católica Cecilio Acosta (Unica) en la cual habló sobre la comunión y la comunidad política, como parte de las conferencias que durante estos días dictarán distintos representantes del clero católico a propósito de la semana de la Doctrina Social de la Iglesia.

CLAP

Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales consideró que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) no son ninguna solución para la problemática nacional; sino que “va orientado en una dirección de más control del Estado sobre la población y es usado como un instrumento político”.

Sugiere que la solución es un cambio en la política económica, porque “solo están poniendo paños calientes y no una política económica que vaya en contraposición a la política actual que es estatista, monopolista y totalitaria”.

Monseñor Ubaldo Santana:

El arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana, aseguró que los “males políticos”, entre los que mencionó el resurgimiento del militarismo, el centralismo y la corrupción, están causando un “lento genocidio” en Venezuela, particularmente en los más pobres.

En una entrevista al diario La Verdad del Zulia, el religioso criticó “las graves deficiencias» de los sistemas políticos que se han instaurado en el país. «El resurgimiento del militarismo, el predominio del estado, el centralismo. La creación de mecanismos de participación que en realidad son excluyente y la corrupción administrativa generalizada”.

Agregó: “Estos males están causando un lento genocidio en la población venezolana, particularmente en los más pobres”.

Santana quiere un cambio “rápido y profundo” en Venezuela. “Que en poco tiempo recuperáramos la patria que amamos y sus valores perdidos”.

Sin embargo, aseguró que el camino no será fácil por la dirigencia política actual.  “La gran mayoría carece de valores éticos y morales sólidos y bien fundamentados. Son presa fácil de lograr sus propios intereses económicos y políticos internacionales. Están dominados por el ansia de poder y no vacilan en enriquecerse en base a corrupción y rapiña”.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*