“Yo, imán, defiendo a los cristianos perseguidos”

ENTREVISTA CON MOHAMMED ABDUL KHABIR AZAD, el gran imán de la mezquita Badshahi en Lahore, Paquistaní. «El terrorismo se puede detener se puede detener si no solo los líderes religiosos, sino también los Estados, deciden combatirlo juntos»

Mohammed Abdul Khabir Azad

ANDREA TORNIELLI.- «Cuando los cristianos son atacados, voy a llevar consuelo y trato de detener las violencias. El terrorismo, que mata a cristianos y musulmanes, se puede detener si no solo los líderes religiosos, sino también los Estados, deciden combatirlo juntos».

Mohammed Abdul Khabir Azad es el gran imán de la mezquita Badshahi, la mezquita «imperial» de Lahore, en Paquistán, la quinta más grande del mundo.

Amigo del ministro católico paquistaní Shahbaz Batti, asesinado por fundamentalistas, y promotor del diálogo entre las religiones, siempre se ha presentado en los lugares de los atentados para llorar con las víctimas y pedir justicia.  Pero también para repetir que las personas que matan traicionan «el verdadero islam».

Debido a su compromiso ha sido amenazado en diferentes ocasiones.

En 2013 fue atacado el barrio periférico cristiano Joseph Colony. ¿Qué sucedió y por qué usted se dirigió al lugar?

Dos amigos, un cristiano y un musulmán, se encontraban a menudo para beber juntos.

Nació una discusión y el musulmán acusó al cristiano de blasfemia. Un grupo de fanáticos musulmanes atacó la colonia cristiana. La policía no lograba controlar a la multitud enardecida: 178 casas cristianas fueron quemadas. Llegué ahí, entre la multitud. Estaban felices porque creían que los habría guiado a atacar otros lugares cristianos. Por el contrario, les expliqué que lo que estaban haciendo iba absolutamente en contra de El Corán. Rezamos y después les pedí a todos que volvieran a casa.

¿Por qué decidió ayudar a los cristianos perseguidos?

Lo aprendí en mi casa. Mi padre, que durante treinta años fue gran imán de la mezquita Badshahi, cuando había problemas entre cristianos y musulmanes, trataba de encontrar una solución. Cuando suceden estos ataques, nosotros nos avergonzamos y nos sentimos culpables.

¿Por qué los terroristas islámicos matan cristianos y también otros musulmanes en nombre de Dios?

El Papa dijo palabras muy positivas: todas las religiones quieren la paz, pero en todas las religiones hay personas problemáticas.

El islam condena estos actos: en El Corán hay un versículo que dice: matar a un solo hombre es como matar a toda la humanidad.

En mis sermones siempre repito que a un musulmán no se le permite ser terrorista. Algunas personas interpretan el islam a su manera, declarando infieles a todos los que no están de acuerdo con ellos.

Por eso matan a otros musulmanes. En el atentado de Pascua en Lahore murieron más musulmanes que cristianos. Era una reacción al National Action Plan del gobierno contra el terrorismo.

En Occidente hay miedo. Por primera vez en Europa un sacerdote católico fue degollado dentro de una iglesia…

Un acto que debe ser condenado completamente. Debemos preguntarnos cuáles son las causas y cómo podemos detener todo esto.

Y usted, ¿qué respondería?

Desgraciadamente las redes sociales pueden intoxicar las mentes de los jóvenes, haciéndoles creer que ciertas acciones son una vía hacia el Paraíso. Nosotros, los líderes religiosos, podemos hacer mucho. Pero sería importante que la ONU, la Unión Europea y la Conferencia de los Países Islámicos trabajaran juntas para arrancar el terrorismo y resolver lo que está sucediendo en Siria, Irak y Libia. Si estos problemas continúan en el islam, toda la humanidad lo resentirá. Pero me gustaría hablar de otra situación…

¿Cuál?

La situación de Kashmir, en donde hay un toque de queda de noventa días, las personas no logran acceder a los bienes para subsistir. La comunidad internacional no está considerando lo que sucede allí. Hay crueldades. Yo quisiera sacar a la luz esta situación. Nosotros condenamos el terrorismo, cualquier forma de terrorismo, tanto a nivel estatal, de personas o de comunidades.

¿Qué piensa sobre la ley paquistaní en contra de la blasfemia?

En sí misma, la ley es justa, porque pide respeto por todos los profetas, las religiones y los libros sacros. El problema es su aplicación y los abusos que ha habido y que no logramos detener.

¿Cuando va a ver a los cristianos perseguidos tiene miedo?

Yo rezo a Alá y me siento protegido. Estoy consciente de que cualquier cosa que me suceda será mi destino. He recibido muchas amenazas y, cuando los responsables fueron arrestados, la policía confirmó que yo era un objetivo de de verdad. Pero se ve que mi salvador era más fuerte que los asesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*