“Venezuela amenaza la paz y seguridad…”

-CARDENAL BRENES: ” EN NICARAGUA NO QUEREMOS LA GUERRA”

-“LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA Y LAS ARMAS NUNCA PACIFICAN UN PAÍS”

Ortega y Arreaza: El encuentro entre el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, con el presidente designado Daniel Ortega, se realizó la noche del sábado pasado en la Secretaría del FSLN, que también es la casa del mandatario / La Prensa

EMILIANO CHAMORRO MENDIETA / La Prensa.- La propuesta que hizo el canciller venezolano Jorge Arreaza, el pasado 19 de julio a Daniel Ortega, de enviar apoyo militar para “defender” la soberanía de Nicaragua, es vista por ex – diplomáticos nicaragüenses como una amenaza para la seguridad de Centroamérica, al considerar que se trata de una intervención de “tropas de exterminio”.

“Esto no es ofrecimiento de asistencia, ni buenos oficios ni mediación, es ofrecimiento de tropas de exterminio contra el pueblo nicaragüense. Aquí no hay una guerra civil, esto es terrorismo de Estado y cualquier asistencia o ayuda a Daniel Ortega les implica como coautores de delitos de lesa humanidad”, aseguró José Luis Velásquez, exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA)

Ofreció “sacrificio y sangre venezolana”

“Presidente Daniel Ortega, si los revolucionarios de Venezuela tuviésemos que venir a Nicaragua a defender la soberanía y la independencia nicaragüense, a ofrendar nuestra sangre por Nicaragua, nos iríamos como Sandino a la montaña de la Nueva Segovia”, dijo exaltado y lleno de optimismo el canciller Arreaza, quien culpó a Estados Unidos de estar impulsando el mismo “patrón golpista” en Nicaragua como en Venezuela.

Daniel Ortega acusa de golpistas a los obispos nicaragüenses en su discurso del 19 de julio

ILUSTRACIÓN: Manuel Guillén

De acuerdo con Velásquez, el anuncio intervencionista público de Arreaza debería ser denunciado ante la OEA y aseguró además que los países centroamericanos no deben pasar por desapercibida esta amenaza del canciller de Nicolás Maduro.

“En primer lugar hay que denunciarlo en la OEA y se puede invocar el Tratado De Río de Janeiro de defensa mutua y plantearle también la denuncia en la Junta Interamericana de Defensa, pero esta declaración de Arreaza debe ser atendida también por la región centroamericana porque implica a amenaza a la seguridad colectiva de la región”, aseguró Velásquez.

Nicaragua sufre una ola de violencia gubernamental desde abril pasado en la que Ortega ha utilizado a sus fuerzas de seguridad y paramilitares para reprimir a la población que le demanda su salida a través de protestas pacíficas, lo cual ha provocado más de 350 muertes.

Viola carta de OEA y Naciones Unidas

El excanciller de Nicaragua, Norman Caldera, explicó que el uso de la fuerza —como lo ofrecido por Arreaza—, es violatorio a la Carta de las Naciones Unidas y de la OEA.

“Es violatorio del Artículo 2, numeral 4 de la Carta de Naciones Unidas que prohíbe la amenaza del uso de la fuerza y del Artículo 3, literal e, de la Carta de la OEA que proclama la no intervención”, señala Caldera.

Además, para el excanciller el ofrecimiento de Arreaza a Daniel Ortega “es un insulto a nuestras fuerzas armadas. Es decir, ningunea al Ejército de Nicaragua”, aseguró Caldera.

En su discurso, luego del ofrecimiento del canciller Arreaza, Daniel Ortega le agradeció el gesto intervencionista.

Senador Rubio: Riesgo real de guerra….

El influyente senador estadounidense y ex candidato presidencial por el partido Republicano, Marco Rubio, advirtió este domingo que el riesgo de “una guerra civil es real en Nicaragua” y arremetió contra el gobierno del presidente Daniel Ortega por la represión de las protestas, que han dejado cerca de 351 muertos.

“La posibilidad de una guerra civil en Nicaragua es real”, indicó Rubio, miembro del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, en una entrevista con el programa State of the Union de la cadena CNN.

Como consecuencia de esta hipotética escalada en la crisis que vive Nicaragua, dijo, “podría desencadenarse una crisis migratoria”.

“Socavaría los esfuerzos antidrogas en la región. Hay un interés de seguridad nacional directo para EE. UU. en ver democracia y estabilidad en Nicaragua”, agregó el senador por Florida.

Por ello, lamentó que Ortega dejase pasar la oportunidad de frenar la actual crisis con concesiones democráticas a las demandas de los protestantes.

“El mensaje al régimen de Nicaragua de Ortega fue muy claro: convocas a elecciones anticipadas, permites elecciones legítimas, y esto avanza y todo el mundo está bien. Pero si te manchas las manos de sangre, eso ya no es posible.”, afirmó.

Rubio adelantó que el Congreso de EE. UU. prepara contundentes sanciones contra el gobierno de Ortega y sus funcionarios.

La crisis sociopolítica, que se prolonga durante ya más de tres meses, ha dejado entre 277 y 351 muertos, y más de 2,000 heridos en el país centroamericano, según diferentes organismos de derechos humanos.

 

Brenes: “… una nueva guerra es impensable”

Brenes denuncia que la Iglesia católica “está perseguida” por Ortega en Nicaragua

Cardenal Leopoldo Brenes

El cardenal Brenes afirmó ayer que la Iglesia Católica es perseguida por el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, un país afectado por una crisis que ha dejado entre 277 y 351 muertos desde abril pasado, que se extiende, al igual que las protestas, pese a la violenta represión.

Brenes reconoció la persecución que sufre la Iglesia Católica en Nicaragua, donde sus templos han servido de refugio a manifestantes que escapan de los ataques armados del Gobierno local, mientras en todas las iglesias de Latinoamérica se oró ayer por la paz en ese país.

“Creo en la iglesia que es una santa, católica, apostólica y perseguida, porque vemos en Iraq, está siendo perseguida, en la India creo que también. Es parte de la iglesia, siempre ha sido perseguida. Nosotros no vamos a estar ajenos”, respondió Brenes al ser consultado por periodistas.

Más de 500 eucaristías en Latinoamérica y una cantidad no especificada en Europa fueron dedicadas a Nicaragua, para que supere pronto la crisis, a petición del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), según dijo el cardenal nicaragüense.

La Iglesia Católica, seguida por el 58.5 % de la población nicaragüense, ha sufrido profanaciones en al menos 7 templos desde que, en junio pasado, el Episcopado pidió a Ortega adelantar a marzo de 2019 las elecciones de 2021, para acabar con la crisis.

Posteriormente, un grupo de simpatizantes de Ortega invadió un templo y agredió a Brenes y al nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, e hirió al obispo Silvio Báez, así como a los sacerdotes Miguel Mántica y Edwin Román.

Ayer, por primera vez, el clero decidió marginar a la alcaldía de Managua, en poder del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de las fiestas patronales más grandes de Nicaragua, en honor de Santo Domingo de Guzmán, que se celebran el 1 al 10 de agosto, y que en promedio atraen a unas 500.000 personas. Brenes también anunció que hoy lunes el Episcopado de Nicaragua analizará si continúa como mediador del diálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*