Van por las cruces en España

Los vecinos contrarios a la retirada del monumento han comenzado a reproducirla en diferentes soportes, como la proyección de una cruz luminosa

OFICINAS PÚBLICAS DE BAVIERA TENDRÁN QUE COLGAR UN CRUCIFIJO – DW

LA CRUZ ROJA PIDE QUE RETIREN LAS CRUCES CRISTIANAS DE SUS SUCURSALES

LA “RESURRECCIÓN” DE LA CRUZ FRANQUISTA DE CALLOSA DE SEGURA

EL AYUNTAMIENTO DE CALLOSA RETIRA LA CRUZ pese a la oposición de los vecinos. El Ayuntamiento (Alicante), gobernado por un tripartito formado por el PSOE, Podemos e Izquierda Unida, ha retirado la Cruz que recuerda a los 81 asesinados por el Frente Popular en el municipio, entre ellos dos sacerdotes de 29 y 40 años.

Así es la ley dictatorial:

La Proposición de Ley para la reforma de la Ley 52/2007 (ver PDF), registrada por el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados el 14 de diciembre y elaborada previa consulta con JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ  ZAPATERO, pretende modificar la Ley de Memoria Histórica de 2007 que instauró el propio PSOE, yendo un paso más allá en la imposición de sus ideas y en los abusos recogidos en aquella norma.

Los demás grupos políticos aún no se han pronunciado, pero es previsible que cuente con el apoyo de los partidos de la ultraizquierda y los separatistas, como ya ocurrió en 2007.

En noviembre el PP ya votó en contra y Ciudadanos se abstuvo ante una proposición no de ley para reformar la Ley de Memoria Histórica, y es de esperar que vuelvan a hacerlo, de modo que esta reforma contaría con el apoyo de la mayoría de la cámara.

El Cementerio de los Mártires de Paracuellos, donde descansan miles de víctimas del bando republicano.

Víctimas del bando republicano

Los socialistas no han ocultado sus pretensiones cristianófobas con esta reforma. El Art. 28 del anteproyecto dice lo siguiente: “La Iglesia Católica será requerida para la retirada de simbología de exaltación de la Guerra Civil Española en templos y cementerios, cruces de los caídos, o cualquier otro lugar de propiedad eclesiástica”.

Hay que recordar que muchas de esas cruces han sido levantadas en honor a los asesinados por el bando republicano, cuyo gobierno estuvo en manos del PSOE durante la mayor parte de la Guerra Civil. Es decir, que el PSOE pretende erradicar todo recuerdo de las personas inocentes asesinadas bajo su responsabilidad en aquella contienda.

El PSOE quiere inmiscuirse ilegalmente en una Basílica católica

El Art. 29 también pretende convertir el Valle de los Caídos en “un centro nacional de Memoria”, obviando en todo momento el hecho de que esa Basílica es propiedad de la Iglesia Católica, y está gestionada por la Orden Benedictina, que tiene allí su abadía.

El organismo público Patrimonio Nacional, dependiente del Gobierno, sólo es titular de los osarios y del monumento.

Los Acuerdos entre España y la Santa Sede de 1979, que como tratados internacionales son de obligado cumplimiento por el Estado, indican claramente en su Artículo I: “Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes”.

Es decir, que el Estado no puede intervenirlos, alterarlos ni demolerlos sin el permiso de su propietario, que es la Iglesia. Así pues, lo que propone el PSOE es una violación de nuestro marco jurídico.

Pretender obligar a remover las tumbas de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, como quiere hacer el PSOE, violaría ese tratado internacional y es, por tanto, una pretensión abiertamente ilegal, ya que una ley ordinaria no puede violar un tratado internacional firmado por España.

La ‘memoria histórica’ selectiva que propone el PSOE

El proyecto de ley habla de “quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil”, pero a la hora de concretar, incluso en su preámbulo, omite toda la referencia concreta a las decenas de miles de víctimas de los crímenes del bando republicano, crímenes cometidos -en su mayoría- bajo gobiernos del propio PSOE.

Para el PSOE esas víctimas no existen, sin más. Igualmente, el Art. 4.1 cita la nulidad de los tribunales y jurados constituidos en la Guerra Civil para aplicar condenas por motivos políticos, ideológicos y religiosos.

El Art. 4.2, sin embargo, cita solamente los tribunales franquistas y omite toda referencia a los creados en el bando republicano, que solían basar sus condenas en farsas judiciales.

La Puerta de Alcalá en 1937, tal como la decoraron los comunistas, con las fotos del ministro soviético de exteriores

¿Los agentes de Stalin venían a luchar por nuestros derechos y libertades?

Por otra parte, el proyecto de ley considera víctimas a los que luchaban “por los derechos y libertades fundamentales del pueblo español”.

Sin embargo, hay que recordar que entre los republicanos había totalitarios que atacaban abiertamente esos derechos y libertades, tanto en sus discursos como en sus actos.

Incluso hubo algunos, como los comunistas al servicio de Stalin, que cometieron atrocidades no sólo contra católicos y derechistas, sino también contra otros partidarios del bando republicano, como los trotskistas del POUM (a su líder, Andreu Nin, le arrancaron la piel a tiras hasta matarlo, un método de tortura ya practicado por la Cheka leninista en Rusia).

Sin embargo, el PSOE nunca ha dejado de considerarles víctimas. ¿Cómo piensa justificarlo?

El PSOE copia el ‘Ministerio de la Verdad’ orwelliano

El Art. 6 del proyecto de ley del PSOE crea una “Comisión de la Verdad” que tiene un enorme parecido al “Ministerio de la Verdad” de la novela “1984” de George Orwell. Con ella, el PSOE pretende sustituir el trabajo de los historiadores por una comisión elegida por políticos.

Tras decir que formarán parte de él los “grupos memorialistas” (expresión con la que el PSOE se refiere exclusivamente a organizaciones de izquierdas), el texto afirma que será un “órgano imparcial e independiente”, lo cual suena a broma pesada.

Justo a continuación, el proyecto de ley dice que la comisión habrá de tener un enfoque “de género”, es decir, que deberá actuar siguiendo las pautas de la ideología de género que promueve el PSOE. ¿Imparcial, dicen?

Los criminales del bando republicano seguirán gozando de calles y monumentos

Uno de los puntos más polémicos es el Art. 27, que habla de “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”.

El artículo también incluye “la redefinición del callejero, nombres de pueblos, revocación de honores y distinciones dedicados a los protagonistas de la sublevación militar, de la Guerra Civil Española y de la represión de la Dictadura”.

Pero no contempla retirar los símbolos, monumentos y calles que exaltan a dirigentes del bando republicano que fueron responsables de crímenes contra la humanidad, entre ellos algunos dirigentes del PSOE.

Estos criminales ya quedaron exentos de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 y no hay nada en esta reforma que indique que eso vaya a cambiar.

Responsables de crímenes en el bando republicano, como el comunista Santiago Carrillo, el separatista Lluís Companys -que incluso mató a miembros de ERC– y el socialista Francisco Largo Caballero podrán seguir siendo reverenciados mientras sus víctimas son sometidas al ostracismo, simplemente porque fueron asesinadas por “los buenos” según la versión izquierdista sobre aquella contienda.

El PSOE quiere que el Rey pida perdón

Por otra parte, el Art. 29 contempla convocar “un acto público en sede parlamentaria para que la autoridad competente del estado”, es decir, el Rey, “pida perdón a las víctimas del franquismo y a sus familiares”.

Sin embargo, hay que recordar que el PSOE no ha pedido perdón nunca por los crímenes cometidos por miembros de ese partido durante la Guerra Civil e incluso antes, por ejemplo, durante el golpe de Estado que perpetró ese partido en octubre de 1934 después de perder las elecciones del año anterior.

Es más: en 2015 el PSOE incluso mostró su apoyo a actos de ensalzamiento de ese golpe de Estado¿Es que los socialistas se creen que eso del perdón es algo que sólo deben pedir los demás?

¿Odiaban a las mujeres?

El Art. 32 del proyecto de ley pretende introducir “programas educativos” en colegios e incluso universidades para dar a conocer “la historia democrática española y la lucha por los valores y libertades democráticas”.

O el PSOE debe creerse que ha inventado la pólvora (eso lleva años estudiándose en los colegios), o bien pretende que la única versión de lo ocurrido que se imparta en los centros de enseñanza sea la impuesta por ese partido, que elude su responsabilidad en numerosos crímenes antes y después de la contienda.

Lo más surrealista del Art. 32 es el punto e): “La promoción de investigaciones orientadas a profundizar sobre la represión padecida por las mujeres durante la Guerra Civil Española y la Dictadura franquista, contemplando la violencia física, psicológica y política ejercida contra ellas por razón de género, así como las estrategias de resistencia por ellas desplegadas”.

Es decir, que el PSOE pretende imponer un discurso según el cual los franquistas odiaban a las mujeres, a pesar de que muchas mujeres apoyaron a ese régimen. El afán del PSOE por tergiversar la historia parece no tener límites.

Excluye a las víctimas del bando republicano de su ‘día del recuerdo’

En otra muestra más de sectarismo, el Art. 33 establece el 31 de octubre como “día de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la Dictadura”.

Así, el PSOE niega ese día a las víctimas del bando republicano, en muchos casos víctimas de crímenes cometidos por miembros del PSOE o bajo su responsabilidad.

Es realmente asqueroso. En esa guerra se cometieron crímenes horrendos en ambos bandos. Todas las víctimas merecen ser recordadas, sin exclusiones.

La idea que parece transmitir el PSOE es que hubo víctimas –docenas de niños incluidos– que merecían morir, una idea infame, cruel y totalitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*