Urosa: Juego trancado

El Gobierno “está obviando lo necesario y está proponiendo algo absolutamente innecesario”

 

MONS. OVIDIO PÉREZ MORALES:  “Es hora de desobedecer en el ámbito militar ante órdenes violatorias de derechos humanos. Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres

JORGE UROSA OPINÓ que el “Plan de la Patria” que quieren  “es un plan socialista y totalitario que nos ha llevado a la ruina económica”. 

“EL GOBIERNO no acaba de entender que tiene que modificar su conducta, que ya perdió la mayoría en la población”

 

YAMILETH ANGARITA / EUD: El cardenal Jorge Urosa Savino llamó la atención al hecho de que el Gobierno Nacional desatiende las prioridades del país, no las soluciona, y más bien busca desviarse hacia propuestas “innecesarias” de cara a todos los problemas actuales.

El Gobierno “está obviando lo necesario y está proponiendo algo absolutamente innecesario”, dijo, refiriéndose en el primer caso a que “el país exige en este momento elecciones de gobernadores y de alcaldes, además de un cambio político”, y en el segundo a una Asamblea Constituyente que “en este momento no es absolutamente innecesaria”.

Criticó que de manera forzosa el Gobierno quiere aplicar su Plan de la Patria en vez de la Constitución. “El Plan de la Patria es un plan socialista y totalitario que nos ha llevado a la ruina económica, que ha arruinado el campo, a las empresas”, opinó el cardenal en entrevista telefónica con la periodista Anna Vaccarella, en su programa en Unión Radio.

Por eso el también Arzobispo de Caracas opinó que “hay un ‘juego trancado’ porque el Gobierno no acaba de entender que tiene que modificar su conducta, que ya perdió la mayoría en la población, que le manifestó el 6 de diciembre de 2015 que quería un rumbo distinto, que es precisamente lo que tiene que marcar una Asamblea Nacional legítima y con atribuciones constitucionales”, comentó.

No a la represión

Exhortó a las fuerzas de seguridad del Estado a que dejen que las personas manifiesten en las calles sin reprimirlos.

“Debe haber control de la autoridad pública pero no esa represión desmedida, brutal, que hemos visto estas últimas dos semanas”, destacó al respecto.

Ninguna negociación

El alto representante de la iglesia católica desmintió las versiones que circularon el pasado fin de semana en las redes sociales que aseguran que en días recientes, en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, hubo una reunión con importantes representantes del Gobierno Nacional -en la que él habría estado presente, además del Nuncio Apostólico y el superior general de los Jesuítas-, para conversar o negociar “algo”.

Son “totalmente falsas (…). Ojalá se hubiera dado esa reunión, pero no se dio”, contestó a la periodista.

 

Vaticano sigue observando

Sin embargo, el cardenal comentó que el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, está en constante comunicación con el Vaticano para referirse a la situación de Venezuela, además de que recibió palabras de apoyo de parte del secretario del Estado del Vaticano, Pietro Parolín, a propósito de la agresión que sufrió el miércoles de la Semana Santacuando ofició la misa central de la tradición del Nazareno de San Pablo, en la Basílica de Santa Teresa.

“El cardenal Parolín está muy preocupado porque haya espacios de solución a los problemas del país”, algo que pasa por “una visión muy realista de que, sin hechos concretos que muestren una voluntad de resolver los problemas, el diálogo no es posible”.

“Hay un problema humano de dolor angustia de gente que se está muriendo porque no hay medicinas. Se acaba de morir un sacerdote de Cabimas, con meningitis, porque no había las medicinas que él necesitaba. Un hombre de 35 años. Y los niños que se han muerto en los hospitales o los que están muriendo por desnutrición. Y la gente que está comiendo de la basura (…). La solución pasa por un cambio de sistema económico y político. Esto que tenemos no lleva sino a la ruina y dolor del pueblo venezolano”, aseveró.

Por último, aclaró que si bien la iglesia católica hace observaciones sobre los problemas sociales que presionan a todo el pueblo venezolano, los sacerdotes no se deben involucrar en actividades de orden político como las manifestaciones, ya que deben “estar dispuestos a escuchar y atender a todos los sectores del pueblo venezolano”.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*