Ugalde s.j. : ¡RESISTENCIA!

PROFESORES: …“ESE CURRÍCULO ES INCONSTITUCIONAL con una intencionada carrera adoctrinante e ideologizante”

EL TEMA: “Educar En Tiempos De Dictadura”

 NUEVO CAMBIO CURRICULAR IMPROVISADO en Liceos busca acelerar adoctrinamiento en Venezuela 

 

Padre Luis Ugalde, exrector de la Ucab

 

ELINFORMADOR .- El exrector de la Ucab, padre Luis Ugalde, exhortó este jueves a los docentes venezolanos a no caer en pánico y a no contribuir con la desesperanza sino, por el contrario, aprender de la propia experiencia al haber sabido resistir durante los últimos años.

“Vivimos con una Constitución democrática y con un gobierno dictatorial, que no es lo mismo que vivir con una Constitución dictatorial y un gobierno dictatorial”. 

Dijo Ugalde al intervenir en el IV Encuentro Educación de Calidad: Educar en tiempos de Dictadura, realizado este miércoles en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).

“Tenemos que ver que hemos resistido, que a pesar de las amenazas las instituciones educativas siguen abiertas, trabajando. Aprendamos de nosotros mismos”. 

Expresó Ugalde, de acuerdo al comunicado de prensa enviado a los medios.

El sacerdote jesuita instó a apelar a la serenidad y a la libertad de conciencia; también pidió actuar con “sentido común y autonomía, advirtiendo

“Que es necesario acabar con el lastre que carga la educación venezolana, según el cual el educador debe ser un funcionario que acata órdenes y no debe pensar”. 

 

Revisión de la reforma

El encuentro, organizado por la Escuela de Educación de la Ucab, el Centro de Reflexión y Planificación Educativa (CERPE) y la Fundación Konrad Adenauer, también contó con la participación de los profesores de la Ucab, Carlos Calatrava, Migdalia Lezama, José Javier Salas y Giannina Olivieri.

Los ponentes revisaron la nueva propuesta de plan de estudios diseñado por el Ministerio de Educación para la Educación Básica y Media; examinaron casos específicos como los de Historia, Geografía y Castellano; y analizaron las ventajas y desventajas de la reforma.

Entre las reflexiones de los ponentes se manifestó la preocupación por el peligro latente de que con esta propuesta se pierdan valores como el rigor, la disciplina y el esfuerzo.

Precisamente ese fue uno de los puntos que el profesor José Javier Salas (Director de la Escuela de Educación de la Ucab) indicó como parte de los retos que enfrentan los educadores en este nuevo año escolar. “Necesitamos rescatar el valor del esfuerzo, del trabajo de calidad”, dijo.

Otro punto en el que coincidieron los ponentes fue en que el nuevo plan apunta a una formación parcial con una “visión sectaria” de lo social, lo político, lo científico y lo cultural.

Entre sus participaciones destacaron la importancia de mantener espacios de reflexión como los de este encuentro. Igualmente, invitaron a que los profesionales de la educación debatan el nuevo currículo en las escuelas y en los hogares. Además, cuestionaron la ausencia de una contrapropuesta curricular, la cual habría que construir en consenso entre las instituciones educativas y presentarla al país.

 

Ugalde:… a resistir

EL UCABISTA. – Durante el “IV Encuentro Educación de Calidad” realizado en la UCAB, el sacerdote jesuita invitó a los docentes a actuar con sentido común y autonomía frente a la polémica reforma curricular para la educación básica y media presentada por el Ministerio de Educación.

Este miércoles 27 de septiembre se llevó a cabo en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello el “IV Encuentro Educación de Calidad: Educar en tiempos de D…”, actividad que reunió a diversos especialistas para reflexionar sobre la tarea del docente en Venezuela, a la luz del contexto social, económico y político y de la reforma curricular hecha por el Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Bajo el título “Educar en tiempos de dictadura”, la participación de exrector de la UCAB partió de la pregunta sobre qué debe hacer el educador ante la realidad del país, ante la cual respondió con esta explicación:

Para Ugalde es central que el gremio docente no caiga en pánico y no contribuya con la desesperanza. Por ello invitó a aprender de la experiencia de resistencia a este gobierno acumulada por el sector durante los últimos años. Recordó que la lucha en el ámbito educativo comenzó en el 2001 frente el decreto 1011 (aquella medida anunciada por el entonces presidente Hugo Chávez que establecía supervisores itinerantes en las escuelas y el apoyo de Cuba en los procesos educativos, y que al final no se concretó gracias la presión ciudadana)

 “Tenemos que ver que hemos resistido, que a pesar de las amenazas a las instituciones educativas siguen abiertas, trabajando. Aprendamos de nosotros mismos”.

Para superar los miedos y las amenazas, el padre instó a apelar a la serenidad y a la libertad de conciencia; y ante la orden insensata actuar con “sentido común y autonomía”. Agregó que es necesario acabar con el lastre que carga la educación venezolana según el cual el educador debe ser un funcionario que acata órdenes y no debe pensar.

Por último, Ugalde invitó a sus colegas del magisterio a sembrar la esperanza realista y recordó que estamos en un momento en el que debe crecer la solidaridad.

“La luz no es necesaria de día, es necesaria de noche y estamos en una noche, por tanto, la luz es más necesaria que nunca.

Nosotros tenemos centros de luz y somos personas de luz. Todas las cosas buenas que estamos haciendo que se conozcan, que se vean, que se contagien y eso es fuente de esperanza, de entusiasmo.

Estamos viviendo momentos difíciles que pueden ser las bases para una reconstrucción ya no de la Venezuela saudita, sino de una Venezuela basada en el talento, en el esfuerzo y no en la fácil renta y no con una gran fuente de corrupción que ha sido esa renta”.

De malo a “más pior”

Para Javier Tarazona Presidente del Colegio de Profesores de Venezuela el régimen anunció la aplicación “nuevo” plan de estudio que se implementará en los liceos del país desde el próximo mes de octubre, “viene a demostrar lo que hemos afirmado desde hace meses: el antiguo currículo escolar era un fracaso producto de las “improvisaciones” del Ejecutivo en materia educativa. Sin embargo, este nuevo sistema anunciado por el ministro Elías Jaua es más velocidad al deterioro de una estructura en decadencia”.

Desde el momento en que el régimen de Nicolás Maduro anunció el cambio del currículo escolar, por un modelo cuyo contenido tenía un claro sesgo ideológico y mostrándose con una nueva visión transdisciplinaria, pero que en la realidad prácticamente eliminaba asignaturas básicas como biología, química y física, alertamos que éste no funcionaría.

Entonces, para ese momento se mostraba un plan de estudio inspirado en el “Plan de la Patria 2013-2019”, diseñado por el expresidente Hugo Chávez, donde se plantea la “transmisión de valores socialistas” como una de las finalidades de la educación, contrastando con lo establecido en el artículo 102 de la Constitución que dicta que “la educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento”.

Por ello afirmamos que ese currículo es inconstitucional con una intencionada carrera adoctrinante e ideologizante, esto fue producto de la improvisación, desde la implementación del plan de estudio, incluso la famosa consulta nacional por la calidad educativa que no fue más que una farsa.

Aunque lo que sí hizo Jaua con el anuncio fue “sorprender” a la comunidad educativa por la similitud del actual currículo con el que se venía implementando hace un par de años atrás, el ministro indicó el pasado miércoles que los estudiantes de primero y segundo año de bachillerato tendrán un total de 44 horas académicas y que los de tercero a quinto año, 46. Sin embargo, ante la rectificación a la que tuvo que recurrir el Ejecutivo luego del “invento” realizado en el sistema educativo, el director de la fundación Redes y presidente del Colegio de Profesores de Táchira, Javier Tarazona, subraya que “no hay un nuevo plan de estudio” sino que “estamos al frente de una aguda improvisación”.

“La torta que ha puesto el gobierno es que contradice la propia Constitución porque quienes dirigen la educación no tiene meritocracia para hacerlo. Jaua no tiene ni la menor idea de lo que debe llevar la educación del país porque no es docente”, recalcó.

Sin un plan

Improvisado o no, lo cierto es que, a voz de los expertos, el nuevo currículo escolar no pareciera estar diseñado para mejorar los grandes problemas que mantiene el sistema educativo venezolano.

“Los problemas van a continuar en el bachillerato, este currículo no resolverá los problemas del déficit de profesores que es el más sustantivo que tenemos en la educación media venezolana”, afirmó Tarazona

Se basa en que para materias como matemática, física y química egresan anualmente un promedio de 30 profesores, mientras el país necesita por lo menos cuatro mil de estos profesionales.

“Es decir, al ritmo de graduación de profesores en estas áreas, pasarán muchas generaciones para poder subsanar este déficit. Cosa que se agrava con la migración que sufre Venezuela, en la que muchos profesionales de la docencia han escogido la vía de Maiquetía o la Frontera para alejarse de todas las penurias que pasan aquí”, añadió.

La deserción estudiantil

“Desde la fundación Redes hemos visto como la deserción escolar de la educación media en los estados fronterizos ha aumentado hasta superar el 70%. Los colegios en las fronteras están vacíos”, alegó Tarazona.

A su juicio, esto responde al deterioro del ejercicio de la profesión docente y a la educación como instrumento formador de la ciudadanía.

Otra de las grandes coyunturas que sufre la educación nacional es la falta de dotaciones para el estudio científico en las escuelas venezolanas, en las que abundan las imágenes alusivas al exmandatario Chávez y su sucesor, aunque “los niños no conocen los microscopios”.

 

 

“Desde el 2007 hemos venido denunciando cómo la educación científica ha tenido una fractura en Venezuela. Aunque el Presidente diga que es necesario enseñar química, física y biología, hay dos cosas que no tenemos. No existe dotación ni laboratorios en los liceos para la enseñanza de esas materias y tampoco tenemos los profesores, por lo que estamos en este momento en una situación muy oscura en materia de educación científica”, agregó el también director de Redes.

Formar ¿militantes?

Y es este, tal vez, el problema más grave que sufre el sistema educativo venezolano, el cual parece estar abocado para adoctrinar a ciudadanos dentro de una ideología política y no a formar profesionales.

“La educación para este modelo político tiene un papel muy específico que no tiene nada que ver con la formación de talento humano, sino con el adoctrinamiento para futuras cohesiones a un proyecto político alienante y retrogrado”, sostiene Tarazona.

Explica que el país no ha avanzado nada en materia educativa y, por el contrario, ha retrocedido, los bachilleres van a salir a cada vez peor formados, inclusive esa práctica perversa de que en Venezuela hayan bachilleres que se gradúan sin ver física ni matemática porque no hay profesores, pero salen egresados porque promedian las calificaciones de materias en donde si han tenido profesor, está haciendo que nuestros jóvenes, sobre todo los liceos públicos, sean prácticamente unos estudiantes muy precarios, sin herramienta alguna para ser exitoso en ninguna carrera universitaria”, advierte.

Esta situación ocurre porque el gobierno se ha dedicado a utilizar a la educación como mecanismo de control y de adoctrinamiento, tal como fue establecido desde el Plan de la Patria. De hecho, esta parece ser una de las funciones de la colección de libros Bicentenario, de la cual el Gobierno de Maduro se jacta de entregar miles de ejemplares cada año.

“La colección Bicentenario termina siendo un panfleto del régimen para el adoctrinamiento y la ideologización”, recalcó Tarazona.

Sostiene que estos ejemplares son el reflejo de un formato que busca imponer a Chávez como “el Dios”, cuando lo llaman “comandante supremo”, así como desplazar la posibilidad de una educación científica para el progreso social por una distribución de panfleto “que llenan de símbolos, retrasos e involución al país”.

Ante este escenario Tarazona puntualizó que la educación venezolana requiere de un proceso de revisión “urgente” que no se logrará bajo el régimen de Maduro. “Por eso debemos salir de este sistema para encontrarnos con un proceso de transformación urgente y real en la educación”, sentenció.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*