Repudio mundial a Ortega

Los obispos que integran la Conferencia Episcopal de Nicaragua con el Papa en el Vaticano.

OBISPOS NO SE RETIRARÁN DEL DIÁLOGO EN NICARAGUA 

FORTEA A ORTEGA: “USTED PIENSA QUE PUEDE HACER COMO (NICOLÁS) MADURO EN VENEZUELA. Pero no dude de que hay designios desconocidos por los que el Señor ha permitido tal aberración en Venezuela”, dijo.

El Nuevo Diario:.-El diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, destacó este martes en su portada la agresión a obispos nicaragüenses y al representante del Papa en Nicaragua.

“Un grupo de partidarios del presidente Daniel Ortega y grupos paramilitares atacaron al cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, su auxiliar Silvio José Baez, y el nuncio apostólico Stanilaw Waldemar Sommertag, en la iglesia San Sebastián de Diriamba”, señala el diario.

También destacó el ataque contra la iglesia de Santiago, en Jinotepe, en donde simpatizantes del gobierno nicaragüense y encapuchados saquearon y quemaron varios objetos.

 
Turbas agreden a obispos y Nuncio en Carazo

“Empujados y rodeados, los obispos sin embargo lograron ingresar en la iglesia, pero después de unos minutos la agresión ocurrió, perpetrada por un grupo de hombres con caras cubiertas, incluidos tres armados. El obispo auxiliar de Managua dijo que fue herido con una arma y recibió un golpe en el estómago”, destaca el diario del Vaticano.

El sitio web Vatican News, de la Santa Sede, también hizo eco de la noticia de la agresión a los obispos y al nuncio apostólico en Nicaragua, informando que “los prelados se dirigieron este 9 de julio para realizar una visita pastoral en compañía de otros sacerdotes y de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, para manifestar su cercanía a los sacerdotes y fieles de Diriamba y Jinotepe, localidades del departamento de Carazo azotadas por la violencia, donde este domingo se registró la muerte de, al menos, 14 personas”.

La cadena de noticias alemana Deutsche Welle, al divulgar la noticia sobre la agresión al nuncio Waldemar y los obispos de Nicaragua, señaló que el Ministerio de Exteriores alemán pidió “aclarar rápidamente y de forma extensa” las circunstancias de la muerte de las más de 300 víctimas y que se castigue a los responsables”.

 
Asedio y agresión

El Gobierno de la República Federal de Alemania emitió un comunicado condenando el ataque a los representantes de la Iglesia Católica en Nicaragua, “que actúan como mediadores en el marco del diálogo nacional e interceden para poner fin a la violencia”.

La noticia de la agresión a los obispos nicaragüenses también fue destacada por diferentes medios de comunicación latinoamericanos.

Visitan al nuncio

Los embajadores de la Unión Europea (UE) en Nicaragua expresaron este martes su apoyo al nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, quien fue agredido física y verbalmente el lunes por civiles armados y partidarios del gobierno nicaragüense en la ciudad de Diriamba.

Los diplomáticos se reunieron con Waldemar, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, “para mostrar su preocupación por las agresiones sufridas”.

Crece la tensión

La comitiva europea estuvo compuesta por los embajadores Rafael Garranzo García, de España; Philippe Létrilliart, de Francia; Ute König, de Alemania; Sergio Martes, de Italia; la encargada de Negocios de la UE, Maider Makua, y el encargado de negocios de la embajada de Luxemburgo, André Bieber.

El nuncio Sommertag, un religioso y diplomático de carrera de origen polaco que representa al Vaticano en Nicaragua desde junio pasado, fue agredido igual que el cardenal Brenes, el obispo Báez y varios sacerdotes en el interior de la basílica de Diriamba, cuando intentaban rescatar a un grupo de paramédicos y franciscanos sitiados por grupos violentos afines al Gobierno.

Desde el mismo lunes, Francisco Palmieri, vicesecretario adjunto para Asuntos de Centroamérica y el Caribe de Estados Unidos, declaró estar indignado al conocer la violencia contra el cardenal, el nuncio, los obispos y medios independientes en Diriamba, lo que calificó de “inaceptable”.

Obispos seguirán mediando

Los obispos, aglutinados en la Conferencia Episcopal, anunciaron hoy que el diálogo en Nicaragua continuará en los próximos días y descartaron abandonar esa mesa, pese al ataque verbal y físico que sufrieron ayer en Carazo.

La decisión la tomaron los obipos este martes tras una reunión de seis horas en el Seminario de Fátima, en Managua.

La información ha sido confirmada por monseñor Carlos Herrera, obispo de Jinotega, quien brindó declaraciones a medios de comunicación.

“Va a continuar (el diálogo)… nos unimos a tanto dolor y sufrimiento de tantas personas que han sufrido esta violencia, unidos con paciencia y humildad”, declaró Herrera.

SIP condena ataques

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reiteró su condena a las agresiones contra periodistas en Nicaragua, que se enmarcan en la grave crisis política y de violencia que afecta al país desde abril pasado y que ha dejado más de 300 personas muertas.

Periodistas y obispos de la Iglesia Católica fueron agredidos por parapoliciales y partidarios del Gobierno en Diriamba, adonde los religiosos llegaron para mediar por la liberación de 12 personas que quedaron atrapadas en la Basílica de San Sebastián de esa ciudad.

 

Fortea para Ortega

ACI Prensa .- El P. José Antonio Fortea, famoso teólogo español autor de Summa Daemoniaca, escribió una carta abierta al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, calificándolo de “dictador” y advirtiéndole sobre lanzar “turbas contra los obispos”.

Daniel Ortega, dictador de Nicaragua / P. José Antonio Fortea, teólogo español

El P. Fortea se refirió al ataque que sufrieron el 9 de julio, a manos de paramilitares afines al régimen de Ortega, el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua; Mons. Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de Managua; y Mons. Waldemar Stanilaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Nicaragua.

“Estimado Daniel Ortega, dictador de Nicaragua: Usted ha lanzado a la turba contra los obispos. Una turba bastante exigua, pero que compensaba con violencia la pequeñez de su número”, escribió el sacerdote español.

“Los obispos han intentado hablar a la turba. Inútil intento. Nunca se puede razonar con una turba que vocifera”.

El P. Fortea recordó que “nuestro Maestro nos dijo, hace ya casi dos mil años: Quien a hierro mata a hierro muere”.

“Tenga, Daniel, cuidado. Porque quien lanza turbas contra los obispos, algún día puede encontrarse de cara a cara frente al Pueblo ya totalmente descontrolado. Y le aseguro que no podrá hablar ni razonar con una turba”.

“La Historia nos ha demostrado que si existe una bestia insaciable en su crueldad es una masa humana llena de furia”, señaló.

El P. Fortea dijo a Ortega que “usted es un dictador y lo sabe. Nadie lo sabe mejor que usted. Nadie sabe cómo usted ha acabado con la democracia en su país”.

“¿Quién mejor que usted nos podría explicar cómo logró acaparar todos los poderes, cómo logró derribar todas las barreras constitucionales?”.

El teólogo español pidió al presidente de Nicaragua que se marche “a la casa que tiene fuera de la que llama su patria”.

“Es cierto que si se va, perderá una fortuna. Ya tiene una gran fortuna. ¿Por qué tanta ambición? Si se aferra a su fuente de ganancias personales, algún día puede comprobar que un pueblo oprimido resulta imprevisible. Y en un solo día se puede pasar del despacho presidencial a un calabozo militar”.

“Cierto que usted piensa que puede hacer como (Nicolás) Maduro en Venezuela. Pero no dude de que hay designios desconocidos por los que el Señor ha permitido tal aberración en Venezuela”, dijo.

El P. Fortea dijo a Ortega que “no le deseo a usted enfrentarse a la ira divina. Deje a su pueblo libre. Libere a toda una nación”.

“Me despido de usted, deseándole que no se arroje usted mismo a un abismo de poder y represión, cuyas llamas le perseguirán en este mundo y en el otro”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*