Régimen “contrario a Dios…”

El Cardenal Antonio Cañizares saluda a un grupo de fieles venezolanos. Foto: AVAN

 

LA ONG CATÓLICA CÁRITAS PORTUGAL  pidió a las autoridades lusas que “acompañen la situación precaria” de la población venezolana,

 

VALENCIA /  ACI.- El Arzobispo de Valencia en España, Cardenal Antonio Cañizares, presidió el martes 23 de mayo una Misa en la que rezó por el fin de la represión y la violencia en Venezuela, y por las víctimas del atentado ocurrido el lunes en Manchester, Inglaterra.

Según informa la agencia AVAN, el Purpurado español rezó por estas dos intenciones y por el fin de la violencia en el mundo en la Misa que presidió en la capilla de Santa Ursula de la Universidad Católica de Valencia (UCV) de la cual es Gran Canciller.

El Cardenal pidió por “el pueblo venezolano que tanto está sufriendo por la terrible represión y la opresión de sus dirigentes, así como por todas las víctimas de la violencia, la guerra y la privación de los derechos humanos y la dignidad inviolable de la persona humana en tantas partes del mundo”.

El Cardenal aseguró que el régimen venezolano es “contrario enteramente a Dios” porque lo olvida y rechaza.

“Esta tarde nos unimos de todo corazón con plegaria ante Dios al clamor del pueblo venezolano oprimido y subyugado con poderes dictatoriales y crueles causantes de violencia, sangre, hambre y privación de libertad y derechos fundamentales e inviolables”, manifestó el Cardenal.

En la Misa se leyó también la carta que el Papa Francisco remitió el pasado 5 de mayo a los obispos venezolanos en los que expresaba su preocupación ante la grave crisis que sufre el país sudamericano.

Atentado en Manchester

El Cardenal también rezó por “las víctimas del atentado terrorista de Manchester, sus familias, por la querida nación de Inglaterra, así herida y maltratada”.

El Purpurado también resaltó, como ha hecho el Santo Padre ante los atentados terroristas, que “cualquier uso de la religión para apoyar la violencia es un abuso de ella y, como dice un amigo mío islámico, una auténtica blasfemia”.

“La verdadera actitud religiosa genera paz, convivencia, cohesión social y dignidad de la persona”, aseguró.

Por ello alentó a “promover y llevar a cabo el diálogo y la colaboración entre los hombres y entre las religiones con fidelidad a la verdad” y apremió a “promover encuentros para reflexionar sobre las discordias y las guerras que laceran el mundo con el fin de encontrar caminos posibles para un compromiso común de justicia, concordia y paz”.

El Gran Canciller de la UCV dijo que ante la “terrible lacra” de la guerra, la violencia y el terrorismo, todos los hombres religiosos tienen una responsabilidad: “Decir a todo el mundo que sin Dios no es posible la convivencia y la paz”.

Así, profundizó, “la fe en Cristo rechaza la intolerancia y obliga a un diálogo respetuoso, a no excluir a nadie, a ser universalistas, a trabajar por la paz, basada en la justicia, en el real reconocimiento de la dignidad inviolable de todo ser humano y en el respeto a todos sus derechos fundamentales e inalienables y la promoción de todas las libertades, incluida la libertad religiosa”.

En su opinión, el camino de la oración, es el que “nos llevará a luchar por la paz de una manera decidida, a no cruzarnos de brazos y no quedarnos simplemente en lamentos, sino todos juntos ponernos manos a la obra y hacer posible que surja un hombre nuevo, hecho de hombres nuevos, constructores de la paz”.

Al finalizar la celebración, varias familias venezolanas se acercaron al Cardenal Cañizares para agradecerle su preocupación y apoyo.

 Cáritas lusa pide ayuda

La ONG católica Cáritas Portugal  pidió hoy a las autoridades lusas que “acompañen la situación precaria” de la población venezolana, especialmente a los portugueses allí residentes, sobre los que se dijo “preocupada” por las noticias que recibe.

La organización católica apeló en un comunicado a las autoridades de Portugal para que “acompañen la situación precaria de esta población, principalmente, de los compatriotas emigrados”.

Junto a esta solicitud, pidió además que los responsables portugueses “intensifiquen sus contactos con instancias internacionales que hagan que los gobernantes venezolanos respeten los Derechos Humanos y las convenciones internacionales que los defienden”.

Cáritas Portugal señaló que reacciona así ante las alertas que “diariamente” recibe desde Venezuela sobre el aumento de “niños que pasan hambre y de enfermos sin acceso a medicamentos”, además de “muchos relatos de violencia que afectan, entre otros, a la comunidad portuguesa” que allí vive.

Su llamado a responsables internacionales incluye un “vehemente llamamiento” al secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, “para que no reduzca sus esfuerzos para la reposición de la democracia en Venezuela”.

La organización lusa destacó como algunas de las noticias graves que recibe los datos ofrecidos por la directora de Cáritas Venezuela, Janeth Márquez, quien dijo la semana pasada que hasta el abril el 11,1 % de los niños menores de 5 años presentaba desnutrición aguda, de acuerdo con datos propios no oficiales.

Ante estos números, la organización lusa, asegura, ha entrado en contacto con Cáritas Venezuela para ofrecer su “solidaridad y disponibilidad para ayudar a la población”, y también con Caritas Internationalis, “que se prepara para accionar los mecanismos de apoyo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*