“Presión, mucha presión…

Mons. Enrique Pérez Lavado, obispo de Maturín en ¨Mediodía COPE¨

 

LOS VENEZOLANOS YA NO SOPORTAN MÁS…

 

News.Va– “Debe haber una salida pacífica, elecciones, pero para llegar a esto tiene que haber presión y llegar a límites muy grandes, extremos para llegar a una salida democrática que es lo que todos queremos…, los obispos venezolanos como pastores defendemos el derecho constitucional a la manifestación pacífica”.

Lo ha subrayado Mons. Enrique Pérez Lavado, obispo de la diócesis de Maturín, en Venezuela, de paso por Madrid, donde ha sido entrevistado por Radio Cope.
En la entrevista, enviada a la Agencia Fides, Mons. Pérez Lavado subraya que, a diferencia de otras ocasiones, las manifestaciones se llevan a cabo en todo el país, aumentando la tensión general: “No solo en Caracas, sino en Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Mérida, San Cristobal, y en otras ciudades.

En Mérida, ciudad universitaria, la situación es gravísima con los jóvenes en la calle”. El obispo prosigue: “está claro que a pesar de esta explosión de la gente, se sigue viviendo en el miedo”.

La Iglesia Católica, también en esta ocasión, está del lado de la población que sale a las calles. Mons. Diego Padrón, Presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, hablando hace unos días en el VII Congreso Nacional de Laicos, ha puesto de relieve el particular papel particular de los laicos en estas situaciones, exhortando a actuar siempre según el Evangelio, y ha subrayado que “sin resistencia no hay esperanza”.
Según las últimas noticias, la Ministra del Exterior de Venezuela, Delcy Rodriguez, ha anunciado el retiro de Caracas de la Organización de los Estados Americanos después de que esta última convocase, con 19 países favorables, una reunión extraordinaria de ministros de exterior sobre la crisis, para discutir “sobre su profunda preocupación” por Venezuela. Mientras tanto van 32 muertos en las manifestaciones de protesta en estas semanas.

“Los venezolanos no soportan más”

Mons. Enrique Pérez Lavado, obispo de Maturín recuerda en ‘Mediodía COPE’ cómo “el ingreso medio de una familia en Caracas solo da para el pan”

Estos días que lleva fuera de su país se han producido dos grandes manifestaciones, las que han supuesto la eclosión del pueblo venezolano, harto ya del régimen de Maduro, de su represión y de la falta de alimentos y medicinas.

Pese a estar lejos físicamente, el Obispo de Maturín siente a su pueblo muy cerca y entiende  y respalda las manifestaciones que han llevado a la calle a miles de personas sobre todo en las grandes ciudades y en especial en la capital, en Caracas.

“En este momento la sociedad civil de Venezuela está al borde, no soporta más y se ha lanzado a la calle con una finalidad llevar esto a una salida, a una solución. Estan convencidos de que la sola solución de calle no va a servir, pero el pueblo, las familias, los padres trabajadores, los parados, todo el mundo está en la calle ahora con la esperanza de una acción de llegar hasta el cansancio, de agotar” afirma Mons. Enrique Pérez Lavado.

¿Qué pasa en el resto del país? “Caracas es decisiva, en Venezuela somos muy centrados en la ciudad, para el Gobierno lo que suceda en Caracas es definitivo, en el resto también está la gente en la calle.

En Maturín es un estado petrolero, hay mucha presión política a los que trabajan allí, por eso aquí quizá la presencia en la calle no es tan grande. Pero en Maracaibo, en Valencia, en Mérida, en San Cristobal, en Mérida la situación es gravísima con los jóvenes en la calle” explica el Obispo de Maturín que tiene claro que pese a esta explosión de la gente aún hay miedo, “claro quién no tiene miedo ante unos cuerpos armados hasta los dientes y ante gente armada por el Gobierno que actúan como brazo represor junto a los cuerpos como la Guardia Nacional, son gente agresiva que no mira a la hora de atacar”.

Las familias han llegado al convencimiento de que la solución es salir a la calle ¿hay salida?

“Debe haber una salida pacífica, elecciones, pero para llegar a esto tiene que haber presión y llegar a límites muy grandes, extremos para llegar a una salida democrática que es lo que todos queremos, lo otro sería un choque de trenes”.

¿Cómo es el día a día en Venezuela? 

“Cuando se puede hay que vivir al día que no siempre se puede, hay que comprar lo que se puede cada día y al precio de colas de muchas horas y horas; la gente pasa muchas horas en la calle para comprar un trozo de pollo y eso el día que lo hay y a un precio que no se puede comprar ni con cinco sueldos, tienen que ser personas con una alta capacidad adquisitiva y ahora en Venezuela no existen. Los medicamentos, la salud, la gente se muere, los niños se mueren en los hospitales, ha muerto un sacerdote recién ordenado porque pilló una bacteria y no ha habido manera de obtener los medicamentos. No digamos ancianos, enfermos de cáncer, de enfermedades terminales que se mueren, se mueren…” lamenta Mons. Pérez Lavado.

Recuerda el Obispo de Maturín que “el ingreso medio de una familia es lo mínimo que son 50.000 bolívares que solo alcanza para un pedazo de pan, nada más porque el valor del bolívar está en el subsuelo. Por ello hay una actitud valiente porque se está jugando el futuro del país. Los obispos venezolanos como pastores defendemos el derecho constitucional a la manifestación pacífica”.

Mons. Enrique Pérez Lavado ha querido dejar un mensaje a “los venezolanos que están en España, hay tres millones de venezolanos fuera de nuestro país, nos preocupa porque son jóvenes valiosísimos, que Venezuela los ha perdido, ha sido la gran fuga; quiero decirles que nos duele su ausencia, que son hijos de la patria y que les necesitamos. No pierdo la esperanza, para Dios no hay nada imposible y espero que cuando se reconstruya el país puedan volver a Venezuela”.

 

“Cuando se den las condiciones …”

CARACAS / News.Va.– La Santa Sede sigue de cerca la delicada situación de Venezuela y está lista para ayudar, cuando se den las condiciones reales para un diálogo eficaz y no de un “show político”.

Así lo ha declarado el Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, revelando el contenido de una llamada de teléfono recibida el jueves 20 de abril del Secretario de Estado vaticano, el Cardenal Pietro Parolín. Las palabras del Cardenal han sido publicadas en el cotidiano “El Nuevo País”, en la edición del 21 de abril, y lanzadas también por la oficina de comunicación de la Archidiócesis de Caracas el 25 de abril.
El Cardenal Urosa recuerda que el Papa ya se ha interesado por la búsqueda de soluciones pacíficas a la crisis política que vive el país y ha dicho que sigue dispuesto a ayudar “siempre y cuando existan las condiciones para un diálogo eficaz, auténtico, para resolver los problemas” y ah añadido, “no para montar uno show político”.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*