“Paz estable y duradera”: Francisco

El Papa parte hoy desde Roma hacia Colombia. / AFP

 

VIDEO MENSAJE del papa al pueblo colombiano

ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZColombia necesita paz. Una paz estable y duradera. Para que sus habitantes se vean y traten como hermanos, nunca como enemigos. Esa es la paz que va a promover el Papa en ese país sudamericano, que visitará del 6 al 11 de septiembre. Lo anticipó el propio Francisco, en un videomensaje de saludo que fue transmitido por las principales cadenas de televisión del país. En él advirtió que el mundo de hoy requiere de constructores de paz y de diálogo, por eso instó a “dar el primer paso”, parafraseando el eslogan de su viaje.

“Demos el primer paso es el lema de este viaje. Nos recuerda que siempre se necesita dar un primer paso para cualquier actividad y proyecto. También nos empuja a ser los primeros para amar, para crear puentes, para crear fraternidad. Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y a extender la mano, y darnos el signo de paz. La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla”, indicó, hablando en español.

“La paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo padre que nos ama y nos consuela. El mundo de hoy tiene necesidad de constructores de paz y de diálogo”, agregó.

 

 

Precisó que llegará a esa nación como “peregrino de esperanza y de paz”, para celebrar la fe de los colombianos, aprender de su caridad y su constancia en busca de la paz y la armonía. Agradeció al presidente de la República, Juan Manuel Santos, y a los obispos de la conferencia episcopal por su invitación y a todos dio gracias por acogerlo “en su tierra y en su corazón”.

“Me siento honrado de visitar esa tierra rica de historia, de cultura, de fe, de hombres y mujeres que han trabajo con tesón y constancia para que sea un lugar donde reine la armonía y la fraternidad, donde el evangelio sea conocido y amado, donde decir hermano y hermana no resulte algo extraño sino un verdadero tesoro a proteger y defender”, abundó.

Más adelante afirmó que también la Iglesia católica está llamada a la tarea de promover la paz, la reconciliación con Dios, con los demás y con el medioambiente, la creación que se está explotando de manera salvaje.

Deseó que su visita sea un “abrazo fraterno” para cada uno, aseguró que quiere vivir con “ánimo gozoso” los días de su estancia y que todos sientan “el consuelo y la ternura del señor”. Se despidió enviando a todos “un abrazo con afecto” e invocó de Dios la bendición y la paz para el país. Pidió que la Virgen santa lo cuide y, como ya es su costumbre, instó a no olvidarse de rezar por él.

La visita apostólica por tierras colombianas incluirá etapas en las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*