Parolin:“Los abusos son devastadores”

LA ENTREVISTA DEL CARDENAL PAROLIN CON VATICAN NEWS en vísperas del viaje a Irlanda: «Nuestro primer deber es estar cerca de las víctimas»

ANDREA TORNIELLI .- «Hemos estado y seguimos estando profundamente golpeados por este fenómeno que ha tenido un impacto devastador también en el testimonio de la Iglesia»; nuestro «primer deber, nuestro primer compromiso es estar cerca de las víctimas». 

 

Cardenal Pietro Parolin

 

El cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, en vísperas del viaje del Papa Francisco a Irlanda, para el Encuentro Mundial de las Familias que se está llevando a cabo en Dublín, fue entrevistado por Alessandro Gisotti para Vatican News. 

El purpurado habló sobre la visita de Francisco, pero también sobre el escándalo de los abusos. Un tema que pesará seguramente sobre el viaje.

«Creo que la visita del Papa a Irlanda con ocasión del Encuentro Mundial de las Familias –dijo Parolin– será una ocasión para reafirmar la rica doctrina de la Iglesia sobre el tema de la familia, en el sentido de subrayar el papel esencial, el lugar esencial que la familia ocupa en la Iglesia y en la sociedad, y de apoyar la misión de la familia como realidad de amor, de fidelidad, de apoyarla en su misión de transmitir y de educar en la vida. Me imagino que la presencia del Santo Padre será motivo de aliento precisamente para ayudar a las familias en esta misión y sobre todo en su compromiso de dar testimonio de la presencia del amor de Dios y también de la capacidad de la familia para generar esa felicidad que hoy el mundo busca con todas sus fuerzas».

Parolin indicó que el papel de la familia es «muy importante». «Hoy vivimos en una época en la que se sufre mucho la soledad, el aislamiento –constató–; una soledad y un aislamiento de los unos hacia los otros que al final se convierte también en un aislamiento en relación a Dios. Es por eso que el Papa insiste mucho en esta función de la familia, que es la de despertar a nivel individual, a nivel de la comunidad, este sentido de pertenencia, este sentido de comunión, este sentido de respeto. Creo que la familia tiene hoy este papel que desempeñar dentro de nuestra sociedad».

En relación con las migraciones, las crisis familiares y la acogida de las personas homosexuales, el Secretario de Estado dijo: «La Iglesia, por supuesto, tiene una propuesta que hacer, una propuesta que se basa en el Evangelio, pero creo que es muy importante, más allá de las palabras, especialmente la actitud de la Iglesia para testimoniar, esencialmente con ejemplos y hechos, la belleza y la verdad del Evangelio en el mundo de hoy. Aquí también hay muchas heridas que curar, hay tanta soledad y tantas rupturas que recomponer. Aquí podemos referirnos a la imagen que el Papa ha utilizado desde el comienzo de su Pontificado, de la Iglesia como “hospital de campaña” que puede estar verdaderamente cerca de las personas y acompañarlas en un camino de crecimiento y, en lo que se refiere a las heridas, también de curación. Yo diría que esta es la actitud, de acompañamiento, que es la capacidad de escuchar, que es la capacidad de dialogar, que es la capacidad de crecer juntos».

Parolin también se refirió al apoyo de la política hacia las familias. «Por parte de la comunidad cristiana –afirmó–, también creo que, además de este aspecto de testimonio y funcionamiento, existe el compromiso de estimular a la comunidad política para que esté atenta a la realidad familiar, esté atenta a sus necesidades y vaya a su encuentro con medidas legislativas adecuadas».

Para concluir, se refirió también al tema de los abusos de menores por parte de exponentes del clero: «Creo que hemos estado y seguimos estando profundamente golpeados por este fenómeno que ha tenido un impacto devastador también en el testimonio de la Iglesia. El Papa siempre ha insistido y sigue insistiendo en que nuestro primer deber, nuestro primer compromiso es estar cerca de las víctimas, ayudarlas para que puedan “reconstruir” su vida. Creo que la Iglesia en Irlanda ha reconocido sus carencias, sus errores, sus pecados, y al mismo tiempo ha adoptado una serie de medidas que pueden evitar que se repitan estas atrocidades, estos horrores. Sin embargo, creo que la visita del Papa a Irlanda se realiza sobre todo bajo el signo de la esperanza, de esta capacidad de esperanza y, sobre todo, de confianza, precisamente lo que he llamado la fuerza liberadora, transformadora y salvadora del amor de Dios que se experimenta en las familias. Así que también es un mensaje de apertura al futuro que esta fe, que siempre ha sido una característica de Irlanda y del pueblo irlandés, sabrá renacer en los corazones y dará frutos de paz y de felicidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*