Papas “Rápidos y Furiosos”…

TENDRÍAN UN ESTABLO MÓVIL EXQUISITO: Ferrari, Lamborgini, Harley Davidson… son algunas de las joyas que se conocen. Vendieron todo…

 

Juan Pablo II y su Ferrari

 

DAVID RAMOS / ACI.- El Papa Francisco recibió recientemente como regalo un Lamborghini Huracán, pero no es la primera vez que a un Pontífice le regalan un veloz auto deportivo: Ferrari le dio a San Juan Pablo II un modelo Enzo.

El Ferrari Enzo, que rinde homenaje a su fundador, Enzo Ferrari, fue lanzado al mercado en 2002 y solo se produjeron inicialmente 399 unidades, con un costo que superaba el medio millón de dólares. El auto podía alcanzar los 160 kilómetros por hora en solo 6,6 segundos.

Los ejecutivos de la compañía automotriz italiana le presentaron el regalo al Papa en enero de 2005, pero el Santo Padre pidió que sea vendido y las ganancias sean entregadas a las víctimas del tsunami que golpeó el sudeste asiático en diciembre de 2004.

San Juan Pablo II falleció en abril de 2005, dos meses antes de que se realizara la subasta en las instalaciones de Ferrari en Maranello, Italia. La venta del auto resultó en un millón cien mil dólares, que le fueron entregados por ejecutivos de la compañía al Papa Benedicto XVI en diciembre de 2005.

Al entregarle el monto recaudado, los ejecutivos de Ferrari obsequiaron a Benedicto XVI el timón de vehículo de carrera del campeón de Formula 1 Michael Schumacher, con una dedicación en la que se lee: “El volante del Campeón Mundial de Fórmula 1 para Su Santidad Benedicto XVI, piloto del cristianismo”.

Un Ferrari “papamóvil”

En junio de 1988, en una visita a la fábrica de Ferrari en Maranello, San Juan Pablo II usó, a manera de papamóvil, un Ferrari Mondial Cabriolet con el techo descapotable.

 

Subastan la Harley-Davidson del Papa por 210.000 euros

 

FÉLIX GARCÍA  / Madrid.Desde el 5 al 9 de febrero se celebra en París la Retromobile Week, un evento que reúne joyas clásicas de la automoción de míticas marcas como Ferrari, Rolls-Royce o Bugatti. Coincidiendo con la cita este año, la casa de subastas londinense Bonhams, ha celebrado en el Grand Palais de París una subasta en la que se incluían unas 300 piezas de leyenda únicas como un Delage D6 de 1947, un Mercedes 500K de 1935, un Bugatti 35B de 1929 y un Ferrari 275GTB/4 de 1968.

Pero la estrella no ha sido ninguna de estas piezas de coleccionista sino una Harley Davidson Dyna Super Glide Custom cuyo valor de mercado ronda los 15.000 euros. No es una antigüedad pero sí le confiere estatus de reliquia el hecho de que su dueño fuera el Papa Francisco.

El Pontífice recibió la moto como un presente de Willie G. Davidson, patrón de la casa de Milwakee (EEUU) el pasado año con motivo de la celebración del 110 aniversario de la marca. Incluso el pasado 16 de junio miles de fans de Harley poblaron el Vaticano en un acto en el que el Papa bendijo una de las motos.

Francisco también recibió la tradicional ‘chupa’ de cuero motera con el emblema de Harley, quién decidió el pasado octubre que subastaría moto y cazadora para recaudar dinero para Caritas Roma.

Este jueves y en apenas seis minutos de subasta, un ciudadano europeo adquirió la motocicleta por 210.000 euros (a los que hay que añadir 30.000 euros más de gastos), lo que supone mejorar en 14 veces el precio de salida de la subasta que fue de 15.000 euros. Igual de sorprendentes fueron los 50.000 euros pagados por la cazadora de talla XL, una pieza que se puede encontrar a partir de 300 euros en la tienda de Harley Davidson.

La Harley, jamás conducida por el Pontífice, lleva su firma en el depósito de gasolina, mientras que la cazadora la incluye en el forro interior. Ambas piezas llevan el sello de autenticidad del Vaticano con un certificado pontificio.

“Es posiblemente un récord para una moto Harley Davidson”, afirmó el responsable de este tipo de subastas en Bonhams, Ben Walker, que dirigió la venta de la famosa “papamoto”, quien afirmó que “nunca antes se había pagado esa cifra por una cazadora”.

El Papa donará esta cantidad al albergue Don Luigi di Liegro, situado en la estación de transportes Termini de Roma y gestionado por Cáritas. Enrico Feroci, director de la asociación en la capital italiana estuvo presente en la subasta, invitado por Bonhams, y aseguró que el dinero obtenido “supera con creces cualquiera de las espectativas”.

Los fondos irán destinados a renovar el comedor del albergue, además de parte de su zona de acogida, según la institución. Comedor en el que se reparten más de mil comidas diarias a personas sin recursos. Feroci mostró muy agradecido al Pontífice por este “precioso regalo”, en el que vio “un signo más de su proximidad a los pobres de la Iglesia de Roma”.

 

Un “Huracan” para Nínive

CON LOS INGRESOS DE LA SUBASTA, LA SANTA SEDE FINANCIARÁ la reconstrucción de la Planicie de Nínive,

 

 

VATICANO / ACI.- La marca italiana de vehículos deportivos de alta gama, Lamborghini, ha fabricado un auto único de su modelo Huracán que ha donado al Papa Francisco, quien ha decidido subastarlo para usar lo recaudado con fines sociales.

La donación tuvo lugar el miércoles 15 de noviembre, antes de la Audiencia General, frente a la Casa Santa Marta, en el Vaticano. Para poder destinarlo a dichos fines sociales, el vehículo deportivo será subastado por la casa Sotheby’s.

Los beneficios resultantes de la subasta se entregarán al Santo Padre.

Con esos fondos, la Santa Sede financiará la reconstrucción de la Planicie de Nínive, región del norte de Irak, dominada durante años por el Estado Islámico y destruida por la guerra, por medio de diversos proyectos de la Fundación de derecho pontificio Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Otros proyectos que se podrán financiar con la subasta del Lamborghini será la ayuda a víctimas de la trata de personas y de la prostitución por medio de la Comunidad Papa Juan XXIII y otras dos asociaciones italianas que desarrollan su actividad principalmente en África y Amigos de Centroáfrica.

“Hemos agradecido al Santo Padre y le hemos asegurado que daremos un profundo sentido a su regalo al traer a miles de cristianos más de vuelta a Nínive”, han dicho Alfredo Mantovano y Alessandro Monteduro, Presidente y director de ACN-Italia, presentes esta mañana en la entrega del elegante coche.

La labor de Ayuda a la Iglesia Necesitada en Irak pretende garantizar el retorno de los cristianos a la Planicie de Nínive, de donde debieron huir para salvar sus vidas tras la ocupación de Estado Islámico, mediante la reconstrucción de sus hogares, el restablecimiento de los servicios públicos y la restitución de los lugares de culto.

La mayor parte de los cristianos de Nínive se refugiaron en el Kurdistán iraquí. La mayoría continúan refugiados allí a la espera de poder regresar finalmente a su tierra y recuperar sus raíces y su dignidad.

Un segundo proyecto que se financiará con la subasta del Lamborghini será la ayuda a víctimas de la trata de personas y de la prostitución por medio de la Comunidad Papa Juan XXIII.

Por último, otras dos asociaciones italianas que desarrollan su actividad principalmente en África, Gicam y Amigos de Centroáfrica, se beneficiarán de la donación para sus proyectos centrados en la ayuda a las mujeres y a los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*