Padrón: “Régimen marxista, militar y dictadura”

“HOY EN VENEZUELA YA NO HAY propiamente un conflicto ideológico entre derecha e izquierda, sino una lucha entre un gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad”…

caracascracas caracas Caracas Caracas

Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la CEV

CEV – U&O.- Con la participación de los obispos de las Arquidiócesis y Diócesis de Venezuela, representantes de Caritas Internacional y de Su Eminencia el Cardenal Claudio Hummes, de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM), inició la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en el auditorio de la Universidad Católica Andrés Bello, en la que se analizará durante los 7 días de trabajo, la situación que atraviesa el país y los desafíos que impone para la iglesia.
Antes de la apertura oficial de la Asamblea, los Obispos realizaron un momento de adoración ante Jesús Sacramentado, en el que Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Obispo de la Diócesis de Barinas y primer vice-presidente de la CEV recordó a los obispos, que “el reto de su ministerio en estos tiempos de crisis, es asumir tres acciones que ha pedido el señor, testificar, activar y articular los valores evangélicos en medio del nuestro pueblo adhiriéndolo a su cultura e idiosincrasia”
La apertura de la Asamblea estuvo a cargo de Monseñor Diego Padrón, Arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, quien en su discurso inaugural, realizó un balance de lo que ha sido la actuación de la Iglesia Venezolana en los momentos de tempestad que atraviesa el país.
Así mismo, Monseñor Diego Padrón, refirió que “la Iglesia en ninguna de sus instancias y por ningún motivo puede desentenderse del hombre y sus circunstancias” resaltó que en el año 1958 los obispos venezolanos declaraban que nunca la Iglesia ha estado ausente de las alternativas de la patria, y dentro de su misión propia ha aportado generosamente cuanto podía colaborara al bienestar social y levantó su voz cuando el bienestar común comenzó a sufrir quebrantos, dijo que “la Iglesia nunca se ha que ha quedado en palabras y discursos”
En cuanto a la situación actual del país, Monseñor Diego Padrón, reseñó que durante la visita a Roma de la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana, expresó directamente al Papa Francisco, que hoy en Venezuela ya no hay propiamente un conflicto ideológico entre derecha e izquierda, entre patriotas y escuálidos, todo eso pasó a un segundo o tercer plano, sino una lucha entre un gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad y busca afanosamente a riesgo de la vida de los jóvenes, pan, medicamentos, seguridad, trabajo y elecciones justas.
El representante del Episcopado Venezolano, reseñó que la Conferencia Episcopal Venezolana en los últimos años ha ejercido una función civil subsidiaria en el sentido que ha expresado continuamente su juicio moral en asuntos económicos, políticos y sociales, porque está de por medio los derechos fundamentales de las personas.
En cuanto al trabajo que se ha realizado desde Caritas de Venezuela, Monseñor Diego Padrón, dijo que ese organismo, está poniendo en práctica el mandato de Cristo a sus discípulos “denle ustedes de comer” (Lc 9,13) poniendo en vigencia el programa “ollas solidarias” en las que las personas no solo han combatido el hambre corporal, sino también el ánimo para vivir y de comunión.
A la instalación de la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), asistió Su Eminencia el Cardenal Claudio Hummes, de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM), este organismo eclesial pertenece a la estructura del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), y tiene como objetivo crear conciencia en las Américas sobre la importancia de la Amazonía para la humanidad y establecer entre las iglesias locales de los países que están en la cuenca de la Amazonía, una pastoral en conjunto para crear un modelo que privilegie a los pobres y sirva al bien común.
En relación a los ataques que sufrió la Asamblea Nacional el pasado 5 de Julio, Monseñor Diego Padrón, dijo que “fue una acción delincuencial y demencial.

Este ataque demuestra que el gobierno no quiere abandonar la violencia”. También se refirió a la Convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente y cuestionó la forma en la que es promovida ante los venezolanos. Manifestó su preocupación ante la posibilidad de que la constituyente se cumpla, porque considera que podría convertir a Venezuela en un Estado “marxista y militar que culminará en una dictadura”.

 

Padrón: “Acción delincuencial”

 

El Nacional. – Monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, condenó este viernes el asalto de colectivos simpatizantes del oficialismo a la Asamblea Nacional, el pasado miércoles 5 de julio, y las brutales agresiones contra los diputados de oposición.

A su juicio, el suceso es una muestra de que el gobierno nacional no tiene la intención de cambiar sus métodos violentos.

“Lo que pasó en la Asamblea Nacional fue una acción delincuencial y demencial. Este ataque demuestra que el gobierno no quiere abandonar la violencia”, expresó Padrón en una rueda de prensa de la CEV.

El monseñor se refirió a la asamblea nacional constituyente y cuestionó la forma en la que es promovida ante los venezolanos. “Como el gobierno y sus voceros han dicho, la constituyente se trata de hacer una nueva Constitución y darle un carácter comunal, lo que puede entenderse como poner en práctica toda la línea del Plan de la Patria, es decir, la causa fundamental de todos los males del país”.

El vocero de la Iglesia manifestó su preocupación ante la posibilidad de que la constituyente se cumpla, porque considera que podría convertir a Venezuela en un Estado “marxista y militar que culminará en una dictadura”.

 

CEV: Consulta en las parroquias, …

Sobre la consulta popular propuesta por la oposición para el próximo domingo 16 de julio, monseñor Padrón expresó que la iniciativa “no es una solución de nada”, sino un “un acto simbólico” para que la población manifieste su rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente.

Ante la pregunta de si la Iglesia prestará sus espacios para que la oposición realice la actividad prevista para el domingo 16 de julio, monseñor respondió que los lugares de culto “no deben usarse para consulta popular” y que están ocupados los domingos. Sin embargo, indicó que “las parroquias pueden facilitar instalaciones para hacer la consulta”.

Ante la actitud gubernamental, Padrón afirmó que la vía está en la consulta popular. El presidente de la CEV insistió en mantener los esfuerzos en pro del diálogo. Sin embargo, destacó que las partes deben tener en cuenta la opinión del pueblo.

“El diálogo no necesita consulta, es tener en cuenta la opinión del pueblo. No se puede dialogar si se ignora, se pospone o se margina esta opinión”, indicó. Añadió que la Iglesia está “permanentemente dispuesta a dialogar” con cualquiera de las partes para buscar soluciones a la crisis actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*