Orden en la Orden

El Papa Francisco y el destituido Festing

Cardenal Burke intentó convencer a Festing para que desobedeciera al Papa y no dimitiese al frente de la Orden de Malta

La restitución del fulminado ex-Gran Canciller von Boeselager.  

 La confirmación de que el Vaticano está investigando la mala gestión de un caso de abusos por Festing.

DOMENICO AGASSO JR:Su sede central se encuentra en la calle Condotti de Roma, entre tiendas de lujo.

Es una orden religiosa, pero también militar y caballeresca. Nació para organizar hospitales durante las Cruzadas y hoy es reconocida como un Estado, tiene placas propias para sus automóviles e incluso un sitio entre los “observadores” en las Naciones Unidas.

Es la Orden de Malta, a la que se entra «solo por cooptación». Gran parte de los miembros son «nobles y aristrócratas».

Lo explica Agostino Paravicini Bagliani, que ha sido durante 28 años profesor de Historia Medieval en la Universidad de Lausana.

Entonces, ¿quiénes son los Caballeros de Malta?

La Soberana Orden Militar de Malta es reconocida como orden religiosa por el Vaticano (fue refundada en 1803 por Papa Pío VII y después confirmada por León XIII), pero también es considerada un Estado por más de 80 países. Cuenta incluso con un sitio de “observador” en la ONU.

¿Por qué es religiosa, militar y caballeresca?

El título original, desde finales del siglo XI, era Orden del Hospital de San Juan en Jerusalén, lo cual explica también su tarea inicial: la de seguir las Cruzadas, empezando en Jerusalén, organizando hospitales. Los miembros de la Orden eran religiosos y caballeros. Militares, porque eran caballeros armados. Religiosos, porque hacían votos de castidad, pobreza y obediencia.

¿Cuáles son las principales actividades? ¿Cómo se financia?

Administrar hospitales, centros médicos, ambulatorios, institutos para ancianos y discapacitados en unos cien países. Ofrecer asistencia a los enfermos de lepra. Aunque el balance de la Orden no sea público, se cree que el financiamiento proviene de los miembros y de donaciones privadas, además de las actividades médicas.

También la apoyan la Comisión Europea y diferentes organizaciones internacionales.

¿Cómo se puede entrar?

Solo por cooptación. Los miembros deben responder a requisitos de moralidad y religiosidad (fe católica). Oficialmente ya no es necesario, como en el pasado, demostrar los propios orígenes nobles, pero un gran número de miembros los tienen.

¿Hay algún vínculo entre la Orden de Malta y los Templarios?

Sí, patrimonial y económico. En 1314, la Orden de los Templarios desapareció y gran parte de sus propiedades fue conferida a los Hospitalarios, antepasados de los Caballeros de Malta.

¿Es cierto que tienen matrículas propias para sus vehículos?

Un episodio rocambolesco se relaciona con Caravaggio, quien, condenado a muerte, logró escapar y refugiarse en Malta en 1607 gracias al Gran Maestro de la Orden.

¿Las matrículas? Al ser reconocida como Estado, las autoridades de los Caballeros disponen de matrículas propias: las letras finales son XA.

Von Boeselager será restituido La Santa Sede “tiene conocimiento” de un caso de mala gestión de abusos bajo el mandato del ya ex-Gran Maestre

Dimite el Gran Maestre de la Orden de Malta a petición del Papa

El presidente alemán de la Orden de Malta arremete contra Burke y Festing

La Santa Sede defiende a la comisión que investiga el cese del Gran Canciller de la Orden de Malta

Las novedades en el caso de la Orden de Malta apuntan a que aún no se ha resuelto todo en el seno de la congregación.

Citando fuentes de la Orden, Christopher Lamb – corresponsal en Roma de Tablet– insinuó que la decisión del Papa de quitar a Festing y nombrar a un delegado pontificio al gobierno de la organización traerá consigo la reintegración de von Boeselager en su puesto, por un lado, y la revocación de todas las decisiones tomadas por el gobierno de la Orden después del momento en que se produjo su salida, por otro.

El periodista recordó que tras producirse el escándalo por el cese de von Boeselager, el secretario de Estado, Pietro Parolin, escribió dos veces a Festing para recordarle que tanto él como el cardenal Burke habían traicionado la voluntad del Papa. Y es que lo que el Pontífice quería era que las diferencias se resolvieran con diálogo.

Así, Parolin les conminó a rectificar y a “suspender” la acción disciplinaria en contra del maltratado ex-Gran Canciller.

Suspensión que ya parece más que una posibilidad, ahora que el Papa finalmente ha conseguido enderezar a la Orden y poner fin a la rebelión de sus máximos responsables.

Mientras tanto, la Orden de Malta únicamente ha comunicado que el Consejo Soberano de la congregación se reunirá este sábado para tramitar y oficializar la retirada de Festing como Gran Maestre.

Entretanto, siguen saliendo a la luz otra suerte de escándalos en torno a la actuación de Festing.

Así Andrea Tornielli desvela en Vatican Insider que Festing y Burke habrían manipulado la información transmitida al Papa sobre el reparto de condones en el tercer mundo del que von Boeselager supuestamente era responsable. Esta sería la conclusión a la habrá llegado que la comisión de investigación del Vaticano encargado con investigar la salida del ex-Gran Canciller.

A su vez, añade el vaticanista, tras el encuentro en el que Francisco pidió a Festing que dimitiera, el cardenal Burke hizo todo lo posible para convencerle que no lo hiciera.

Una prueba más de que el purpurado ultra, de nuevo, se habría opuesto a los deseos del Papa Francisco.

Finalmente, The Tablet sostiene que los investigadores del Vaticano “tienen conocimiento” de un caso de abusos a menores en la congregación que el ex-Gran Maestre Festing habría gestionado de forma negligente.

Un caballero aupado por Festing al Consejo Soberano, Duncan Gallie, fue uno de los cuatro responsables de una investigación interna de un ex-sacristán de la Orden en Londres, Vernon Quaintance, acusado de agresiones sexuales a menores.

Gallie y los otros caballeros concluyeron en 2011 que no se debía tomar medida alguna contra Quaintance, que en 2014 fue hallado culpable de nueve delitos de abusos y posesión de pornografía infantil.

Pese a todo, Gallie sigue a día de hoy viviendo en Roma y participando en las reuniones del Consejo Soberano.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*