Nuestro Herodes mata niños,… de hambre

EXIGIRÁN “CARNÉPATRIA” PARA ACCEDER A VACUNAS gratuitas: Tarek El Aissami

EN SUDÁN OBLIGAN A REFUGIADOS CRISTIANOS a rezar oraciones musulmanas para recibir comida

 

 

Oletta : “Africanización” de la saludJosé Felix Oletta, médico y ex ministro de Sanidad (1997-1999), denunció la disminución del trabajo de políticas públicas para el control de enfermedades endémicas, situación que catalogó como “africanización” de Venezuela durante las últimas dos décadas de gobiernos revolucionarios.

“Este no es un problema nuevo, viene creciendo en las dos últimas décadas y coincide con la disminución del trabajo de políticas públicas para el control de enfermedades endémicas”, explicó Oletta en una entrevista concedida a Circuito Éxitos.

El especialista aseguró que no se encuentran al menos 14 medicamentos fundamentales para el tratamiento. Además, en la actualidad más de 80% del país está en situación de riesgo.

La Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología aseguraron que en 2016 la malaria cobró la vida de al menos 150 personas.

La Federación Farmacéutica de Venezuela aseguró esta semana la escasez de medicamentos en el país en 85%.

 

Guyana: atención médica

Las autoridades guyanesas aseguran que los venezolanos reciben atención médica gratuita por casos de malaria y otras enfermedades 

Informaron que incrementa el número de venezolanos que cruzan la frontera con Guyana en busca de atención médica y tratamientos, especialmente para la malaria y otras enfermedades.

Shamdeo Persaud, jefe del Consejo Médico de Guyana, aseguró que los venezolanos reciben atención médica gratuitamente.

Señaló también que ha habido un incremento de los casos de malaria en la frontera, además las autoridades están investigando un brote de sarampión en Venezuela.

Cleveland DeSouza, líder del distrito indígena fronterizo White Water aseguró que hasta 200 venezolanos han cruzado la frontera en un día.

El Ministerio de Asuntos Indígenas de Guyana informó que soldados venezolanos cruzaron hace poco la frontera y robaron comida. Dijeron a los habitantes que no les habían abastecido en 45 días.

La migración de venezolanos hacia los países fronterizos, Colombia y Brasil, ha aumentado en los últimos dos años por la crisis económica y de salud que azota al país. En Colombia la situación ha llamado la atención de las autoridades, quienes han comenzado a considerar habilitar campamentos para refugiados.. Con información de El Nuevo Herald

 

“Ni suero para el bebé …”

El más reciente Informe de Monitoreo, Alerta y Atención en Nutrición y Salud, Saman, que elaboró Cáritas hasta el 31 de julio y que realiza desde el último trimestre del año pasado, revela que 60% de 486 niños menores de 5 años de edad que pesó y midió tenía déficit nutricional.

Susana Raffalli, experta en seguridad alimentaria y coordinadora del programa Saman, aseguró que los índices del último boletín pasaron ahora a escala de emergencia, porque superaron en más de 11% la muestra que reportó una desnutrición aguda grave hasta julio.

Aún Raffalli no se atreve a adelantar los datos definitivos del informe de Cáritas, hasta que no se terminen unas jornadas itinerantes en el estado Vargas y en Machiques, y se termine de constatar cuántos niños con desnutrición severa hay en esas comunidades, pero ya puede decir que se superó el porcentaje obtenido en mayo.

En un primer boletín, con datos de entre octubre y diciembre de 2016, la desnutrición aguda marcaba 8,9 puntos y la muestra revelaba una situación de alerta, según la clasificación integrada de Seguridad Alimentaria en Emergencias Humanitarias. El segundo boletín fue de enero y febrero de 2017 y el índice reportado era 10; y en el último, de marzo y abril, el valor era 11,1.

Raffalli destacó que, si bien esta muestra no puede hablar de la nutrición a escala nacional, sí detecta quiénes serán los niños más afectados si continúa el problema de seguridad alimentaria en el país.

Desde julio el gobierno comenzó a referirse a la vulnerabilidad nutricional y anunció la reinstalación de las casas de alimentación que cerraron en 2013. Aunque se celebra que el tema nutricional ahora esté en el discurso presidencial, la experta en seguridad alimentaria acota que estos programas son obsoletos.

“Lo que se usa en todos los países es que la gente con un cestaticket vaya a comprar lo que quiera. En este momento ya no se puede hablar de vulnerabilidad sino de daño nutricional. Ya la aplicación de estas casas de alimentación es una estrategia inadecuada, porque reparten comida normal a gente que quizá no la necesita. Se debe disponer de alimentos terapéuticos en dispensarios y hospitales. El gobierno sigue ausente del problema, aunque ya lo esté hablando. No se está haciendo una lectura apropiada y la medida no causará ningún efecto”, explica Raffalli.

Desde el primer boletín, Cáritas detectó que en Zulia y Vargas el porcentaje de niños con desnutrición era más elevado. Esta vez se estudiaron a profundidad las condiciones de saneamiento para esclarecer las causas del problema y presentarlas en el boletín que se presentará la próxima semana.

 

Hambre,  agua y sopa de arroz

El equipo de Radio Fe y Alegría visitó a una familia numerosa afectada por la crisis económica y alimentaria de Venezuela

En una casa en el sector Torito Fernández, de Maracaibo estado Zulia, la insalubridad y a la pobreza roban la felicidad de los habitantes. Haisel la joven madre describe la difícil vida que junto a sus padres e hijos le tocó vivir.

“Solo las lágrimas pueden calmar por ratos tanta desdicha”, dijo Haisel al equipo reporteril de  Radio Fe y Alegria .

Su hijo menor Saiver Torrez, de un año y cinco meses de edad, tiene problemas de salud por desnutrición. “Aquí la cosa está grave, sobre todo ahorita porque lo tengo a él enfermo y no tengo para hacerle los exámenes”, dice su madre.

Su esposo le dijo que iba a trabajar y no regresó más, quedando ella sola a cargo de sus hijos. Cuenta que un día los niños pasaron todo un día hasta el día siguiente  tomando solo agua.

En la mañana se decidió a ir al centro de la ciudad y trabajar con unas personas acomodando la mercancía y le pagaban.

En un día Haisel logra reunir 15.000 bolívares de ganancia, explica que eso le alcanza para medio kilo de arroz, cebolla en rama y cilantro y con eso cocina sopa de arroz para toda su familia. “Si nos hemos acostado sin comer, esta semana dos veces. Esto es lo peor que me ha pasado, por eso me siento tan mal, no quiero ver más a mis hijos así”, expresa Haisel.

Dormir es una tarea difícil para esta familia pues tienen que acostarse hasta cinco personas en una cama individual y una matrimonial. La escasez de jabón no ha permitido que Haisel lave la ropa pues tiene una montaña de prendas acumuladas en una esquina de la habitación. Asegura que sus hijos usan la ropa varias veces y se bañan solo con agua, a veces ni ellos mismos soportan el olor y la insalubridad.  “No hay más nada que hacer, o nos bañamos o comemos”, dijo a Radio Fe y Alegría.

Heisel ha llegado al punto de pedir dinero en la calle para alimentar a sus hijos, a veces la ayudan y otras veces no. “Para qué negarlo, si me ha tocado”, dice con resignación.

A Niobis Alvares, de 63 años de edad, abuela de los niños y madre de Heisel, también le ha tocado trabajar y aportar algo de dinero a su casa. “Trabajo en una mesa con una señora me ayuda con huesitos.  Me da cinco mil bolívares y con eso le hago algo a los muchachos”, comenta la abuela.

Asegura que lo más difícil es verlos levantarse en la mañana y llorar de hambre.

La caja de CLAP sólo le ha llegado dos veces en lo que va de año a esta familia. Heisel asegura que no le alcanza pues deben repartir la comida entre 12 personas. La comida que más le rinde es el arroz y lo hace “sopuo”.

La abuela de los niños señala que el consejo comunal ha borrado toda esperanza pues se ha inscrito en diferentes ayudas sociales como la pensión de los abuelos, madres del barrio, carnet de la patria y de ninguno ha recibido ayuda.

Si usted desea ayudar a esta familia puede hacerlo a través del 0261. 776-45-0 // Con información de Radio Fe y Alegria 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*