N.Z.: 100 millones de árboles cada año

WHANGANUI, EL RÍO EN N.Z. CON LOS MISMOS DERECHOS….

 

MIENTRAS, EN VENEZUELA :…Invadieron el único bosque de los Llanos Occidentales

Un grupo de personas “ tomó” el área de investigación protegido por la ULA que ha servido para trabajos de la flora, fauna y especies locales desde 1968

Una invasión de alrededor de 100 personas en la Estación Experimental de Caparo, en la reserva forestal de Caparo, el último bosque de la biodiversidad de los Llanos Occidentales, Barinas, se produjo en los primeros días de enero perjudicando casi 50 años de prácticas de campo de fauna y vegetación de la Universidad de los Andes. Autoridades anunciaron que formalizarán la denuncia el lunes 8 de enero ante el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas. El Nacional

La primera ministra electa de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern tiene ambiciosas políticas medio ambientales para ayudar a luchar contra el calentamiento global.

Quiere que su país sea neutro en emisiones para 2050, con un gran protagonismo de las energías renovables desde el primer día de su mandato.

Preveo que seremos un gobierno, como dije durante la campaña, que estará absolutamente centrado en la lucha contra el cambio climático“, dijo Ardern, cuyo partido laborista ha firmado un acuerdo de coalición con el partido New Zealand First. “Incluirá una comisión climática independiente.” añadió.

Retiran ocupantes, Grupo Sipse

Otras iniciativas en esta linea incluyen la transición de la red eléctrica del país a una energía 100% renovable, una inversión significativa en el ferrocarril regional y la meta de plantar 100 millones de árboles al año a través del “Programa de siembra de mil millones de árboles”.

Según Associated Press, Arden dijo que la meta de duplicar la cantidad de árboles que el país planta cada año es “absolutamente alcanzable”, usando tierras que eran marginales para los animales de granja.

El Partido Verde apoyará al gobierno entrante con un acuerdo de confianza, que incluye un importante objetivo de cero emisiones netas de carbono para 2050.

“Las tres partes compartimos un compromiso absoluto de abordar el cambio climático”, dijo Ardern.

El objetivo de cero emisiones de Nueva Zelanda para 2050 la sitúa en la misma posición que Suecia, que quiere ser carbono neutral para 2045, y Noruega, que aspira a 2030. Otras naciones desarrolladas como Estados Unidos, Canadá, México, Reino Unido, Francia y Alemania se han comprometido a reducir las emisiones, pero ninguna a cero neto de emisiones.

Más del 80 % de la electricidad neozelandesa proviene ya de fuentes renovables, principalmente hidroeléctricas, geotérmicas y eólicas. La AP informó que Ardern quiere aumentarla al 100 % para el 2035, en parte invirtiendo más en energía solar, que actualmente sólo representa el 0,1 % del total de energía renovable del país.

La líder más joven de Nueva Zelanda, de 37 años de edad, en más de 150 años, planea llevar al país por un camino más liberal después de nueve años de gobierno conservador. Otras iniciativas incluyen el aumento del salario mínimo, visitas médicas gratuitas para todos los menores de 14 años, y una revisión y reforma de la Ley de Bancos de Reserva.

 

Whanganui, el río con los mismos derechos.

El Whanganui, venerado por los maoríes, es el primer río en el mundo que es considerado una entidad viva. ¿Qué significa esto y por qué los maoríes lucharon por lograr este reconocimiento?

El Whanganui ahora es una “persona jurídica”, y como tal contará con derechos y obligaciones bajo un acuerdo pionero firmado por el parlamento de Nueva Zelanda.

Esto significa que el río, que durante mucho tiempo ha sido venerado por el pueblo maorí, tendrá los mismos derechos que una persona y sus intereses serán representados por dos personas.

La tribu maorí de los Whanganui, en la Isla Norte, ha estado luchando durante más de 160 años para que el río, el tercero más grande del país, sea reconocido como un antepasado, es decir, una entidad viva.

Y ahora el Parlamento finalmente aprobó la ley que lo reconoce como tal.

“Sé que algunas personas se inclinarán inicialmente a decir que es sumamente extraño dar a un recurso natural una personalidad jurídica”, le dijo al diario New Zealand Herald, Chris Finlayson, el ministro a cargo de las negociaciones.

“Pero no es más extraño que un fideicomiso familiar, o una compañía o una sociedad incorporada”, agregó.

río ser representado por dos personas en procesos legales.

El nuevo reconocimiento le permitirá al río ser representado en cualquier procedimiento legal por un miembro de la tribu de los Whanganui y un delegado del Estado.

“Yo soy el río y el río soy yo”

Este nuevo estatus legal significa que si alguien abusa o perjudica al río deberá enfrentarse a la ley que ahora no diferencia entre perjudicar a la tribu o perjudicar al río, “porque ambos son uno y el mismo”.

Tal como señaló el diputado Adrian Rurawhe, quien representa a los maoríes, el concepto de tratar a un río como una persona no es algo inusual para el pueblo maorí.

“El río como un todo es absolutamente importante para la gente que procede del río y vive en el río”, declaró el diputado Adrian Rurawhe, quien representa a los maoríes.

“Desde un punto de vista de los Whanganui, el bienestar del río está directamente vinculado al bienestar del pueblo, por lo tanto es realmente importante ser reconocido con una identidad propia”.

Y esto, dijo, está recopilado en el conocido dicho maorí: “Yo soy el río y el río soy yo”.

Lágrimas y música

Cientos de miembros y representantes de la comunidad maorí celebraron la noticia con llanto y música frente al parlamento neozelandés, en Wellington.

“La razón por la que hemos tomado este enfoque es porque consideramos al río como un antepasado y siempre lo hemos hecho así”, le dijo al diario The Guardian, Gerrad Albert, el principal negociador por parte de los Whanganui.

sí mismos como parte del Universo, en armonía e iguales a las montañas, los ríos y los mares.

“Hemos luchado para un encontrar una aproximación a la ley para que otros puedan entender que desde nuestra perspectiva, tratar al río como una entidad viva es la forma correcta de acercarnos a él, como un todo indivisible, en lugar del modelo tradicional de los últimos 100 años de tratarlo desde una perspectiva de propiedad y manejo”.

Tal como explica Albert, los maoríes se consideran a sí mismos como parte del Universo, en armonía e iguales a las montañas, los ríos y los mares.

El acuerdo pone fin a uno de los litigios más largos de la historia del país. Los Whanganui han estado luchando por el reconocimiento de su relación con el río desde los 1870.

El acuerdo incluye US$55 millones en compensación, US$21 millones para un fondo -que puede ser disputado- para mejorar la salud del río y US$700.000 para establecer el marco jurídico del río.

No es la primera vez que se otorga personalidad jurídica a un recurso natural en Nueva Zelanda.

En 2013 se llegó a un acuerdo similar con otra tribu maorí, la de los Tuhoe, cuando el Parque Nacional Te Urewera, en la Isla Norte, fue reconocido como persona jurídica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*