Mons. Azuaje: “cero” pesimismo

“COMO PASTOR, VENGO A VIVIR JUNTO A USTEDES LAS PENURIAS, PERO TAMBIÉN A ALENTAR

AFIRMÓ QUE NO HAY QUE DEJARSE VENCER POR EL PESIMISMO

Mons. José Luis Azuaje Ayala, al centro, nuevo arzobispo de Maracaibo

TERESA LUENGO – EUD. – Maracaibo.- Acompañado de las dos reliquias más valiosas que tiene la Iglesia católica y los devotos zulianos, el Cristo Negro y El Retablo con la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá y San Juan de Dios; el nuevo arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje Ayala asumió su cargo en una concurrida ceremonia de recibimiento en la que destacó que viene como “peregrino y discípulo misionero”.

Previo a la toma de posesión, tuvo un encuentro con representantes de la prensa, en el que destacó que llega al estado como un “aprendiz y con mucho cariño” para sembrase en esta región.

Seguirá algunas obras ejecutadas por monseñor Ubaldo Santana como es el Proyecto Arquidiocesano de Renovación Pastoral, el proyecto de alimentación Samán, programas como Ollas Solidarias, reforzamiento de Cáritas y la organización comunitaria. Hay una continuidad de la labor pastoral permanente. En algunas reuniones analizarán el plan pastoral, avances y perspectivas, y se harán ajustes necesarios ante nuevos retos, siempre bajo el discernimiento eclesial, pastoral y cristiano.

Recordó que el reto permanente de la iglesia católica es promover la dignidad humana, el rescate de valores. “Estamos deshumanizados, toca rescatar aquellas cosas que dan sentido a la vida y al ser humano”, sostuvo.

Ofreció un mensaje de esperanza y de apoyo al pueblo zuliano, que pasa por situaciones difíciles, agobiado por la crisis que hay en el país, el problema de electricidad, la migración que es más acentuada en las poblaciones fronterizas y para lo cual, hay un diálogo con representantes de iglesias hermanas agrupadas en 22 Conferencias Episcopales que funcionan en América Latina, para atender a los venezolanos que han tenido que marcharse del país.

La educación seguirá siendo el eje primordial de la Iglesia católica en la región.

En su primera homilía como arzobispo, instó a todos al compromiso con Jesús a través del Cristo Negro, como lo dijo la Santísima Virgen María en las Bodas de Caná, “hagan lo que él les diga”. Pidió no dejarse vencer por el pesimismo, pues “hay que seguir, hay que buscar la paz y lo bello para esta región. Jesús nos alienta a la esperanza, ante la realidad injusta y desde la Iglesia trabajamos para el bienestar de los pueblos, especialmente de los más pobres y vulnerables”.

Por su parte, monseñor Ubaldo Santana destacó que es un día de júbilo y expresó su satisfacción por el trabajo que deja. Presentó a su sucesor como el cuarto arzobispo metropolitano en los 121 años que tiene la Diócesis del Zulia y el octavo de los apóstoles. Esta diócesis se fundó bajo el lema “Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios”

Resumió que monseñor Azuaje Ayala es nativo de Valera, la tierra de El Venerable José Gregorio Hernández. Tiene una vasta formación espiritual, pastoral y académica, en 34 años de sacerdocio y 19 como obispo. Fue obispo auxiliar en Barquisimeto, estuvo al frente de la Diócesis de San Carlos-El Vigía y la Diócesis de Barinas. Es presidente de la CEV y de Cáritas para América Latina y del Caribe.

Monseñor Ubaldo Santana, durante la homilía expresó que “Cristo es el guardián de nuestra alma, no tengan miedo a las pruebas porque así como el Cristo Negro, el árbol de la Cruz vence las injusticias, la guerra y el odio. El amor de Dios siempre puede más, en estos momentos de ofertas engañosas, que se reducen a la indigencia, el Señor está siempre con nosotros y nos da pastores para unirnos, darnos fortaleza y llenarnos de esperanza“.

“Hoy al entregar el cayado de la grey marabina, me embarga la alegría de los servidores que han cumplido con su obligación, quedo como arzobispo emérito, cuenten con mis oraciones y tienen asegurado mi amor y mis oraciones ahora y siempre”, dijo.

Adriana González – Panorama:- Desde la Catedral de los Bienaventurados San Pedro y San Pablo, en Maracaibo, el monseñor José Luis Azuaje tomó posesión como cuarto arzobispo de la Arquidiócesis de  la ciudad.

Durante la ceremonia el monseñor Ubaldo Santana, Arzobispo Emérito de Maracaibo, entregó el Báculo a monseñor José Luis Azuaje, signo de pastoreo al pueblo de Dios y símbolo de haber asumido el cargo eclesiástico.

Con referencia a la actual situación que vive el Zulia y el resto del país, monseñor Azuaje aseguró que desde la Arquidiócesis marabina  se trabajará para el bienestar  de la sociedad frente a los problemas que aquejan hoy a los ciudadanos.

“Como pastor, vengo a vivir junto a ustedes las penurias, pero también a alentar (…) No se trata que nos dejemos derribar por el pesimismo y la zozobra, los cristianos debemos tomar parte activa en nuestra sociedad”, expresó tras la toma de posesión.

Una marea de feligreses se congregó la mañana de este sábado  frente a la Basílica para recibir al nuevo arzobispo.

“Hoy vengo como un aprendiz (…) quiero sembrarme en esta tierra zuliana”, expresó  a los medios, en rueda de prensa, antes de salir en procesión junto a la Sagrada Reliquia de la Virgen de Chiquinquirá.

Además, dijo que el mayor reto a asumir en el arzobispado marabino es la humanización de la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*