Macron:“… la resucitaremos”

MILLONARIOS FRANCESES SE VUELCAN EN LAS DONACIONES PARA LA RECONSTRUCCIÓN

– La CATEDRAL DE NOTRE DAME (Paris) según Wikipedia 

– LAS LLAMAS CONSUMIERON LOS TRONCOS DE 1.300 ROBLES QUE SOPORTARON DURANTE 800 AÑOS EL PESO DEL TECHO DE LÁMINAS DE PLOMO

 

Notre Dame de Paris: La version de abc.es

 

Macron: «Reconstruiremos»

El Periódico .- Familias multimillonarisa fracesas se están volcando en las donaciones para la reconstrucción de Notre Dame., El primero en anunciarlo fue François-Henri Pinault, esposo de la actriz mexicana Salma Hayek, y su padre, que donarán 100 millones de euros para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame de París, según han anunciado en un comunicado enviado a la agencia AFP. Así lo anunciaron la noche del lunes.

Le ha seguido la mañana de este martes la familia Arnault, del grupo  Louis Vuitton, más conocido como LVMH (inicialmente las siglas de Louis Vuitton Moët Hennessy), que han comunicado que donarán la cantidad de 200 millones.

Campañas de recogida de fondos

El incendio que devastó la Catedral de Notre-Dame en París, motivó campañas de recolección de fondos en Estados Unidos y personas horrorizadas por las llamas comenzaron a aportar dinero para restaurar un hito mundial, incluso antes de que se extinguieran las llamas.

FOTO: New York Times

French Heritage Society con sede en Nueva York y la plataforma de microfinanciamiento Go Fund Me, estuvieron entre los primeros en ofrecer ayuda a la catedral, un destino imperdible para las personas de todo el mundo que visitan París. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que se lanzaría una campaña internacional para recaudar fondos para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame.

French Heritage Society, un grupo estadounidense sin fines de lucro dedicado a preservar los tesoros arquitectónicos y culturales de Francia, lanzó una página en internet para recolectar dinero para la restauración de la catedral.

Un tesoro mundial

“Notre-Dame es, obviamente, una maravilla arquitectónica y ciertamente un monumento que debería ser restaurado”, dijo Jennifer Herlein, directora ejecutiva de la sociedad, en una llamada telefónica.

Herlein no pudo detallar inmediatamente cuánto había recaudado su organización para Notre Dame. Eventualmente, los fondos recibidos irán directamente a la catedral, afirmó. La organización, que fue fundada en 1982, entregó dos donaciones el año pasado por más de 430.000 dólares para proyectos de restauración de la biblioteca nacional de Francia, sostuvo.

En el sitio GoFundMe, más de 50 campañas relacionadas a la catedral habían sido lanzadas en todo el mundo, dijo por correo electrónico el portavoz de la firma John Coventry. “En las próximas horas trabajaremos con las autoridades para encontrar la mejor manera de asegurarnos de que los fondos lleguen al lugar donde harán el mayor bien”, dijo Coventry.

 

Notre Dame pasto de las llamas

La Vanguardia.- Los bomberos franceses ya han extinguido el incendio que este lunes hizo arder Notre Dame. Dos tercios de la techumbre se quemaron y la aguja principal, de 105 metros de alto, se vino abajo. Todas esas cenizas y material destrozado cayó dentro de la catedral dejando imágenes trágicas.

Todavía no hay un balance oficial sobre todos los desperfectos que ha ocasionado el incendio, pero por fortuna la estructura no se ha visto afectada y parece que no hay peligro de derrumbe. Además, nadie resultó herido a pesar de ser uno de los monumentos más visitados de Europa.

No se conoce aún qué pudo provocar el fuego, pero el ministro francés de Cultura, Franck Riester, ha contado que “a priori no es criminal y parece que partió de un lugar donde están los andamios”.

Estaba en marcha una obra para restaurar la aguja principal, pero ésta ayer se vino abajo.

“El fuego se ha extinguido en su totalidad”, ha afirmado el portavoz de los bomberos Gabriel Plus en declaraciones a la prensa, antes de puntualizar que “pueden quedar focos residuales” y que un centenar de bomberos van a seguir trabajando todo el día.

Aquí se puede apreciar el agujero en el techo por el que se veía las llamas que emaban la parte alta del monumento (Philippe Wojazer / Reuters)

La misión para hoy será también extraer, con ayuda de expertos, algunas obras de arte que no pudieron sacarse añadió Plus.

El símbolo de París ha sobrevivido a la destrucción total pero, como muestran las imágenes de un dron de la policía, el fuego ha arrasado con casi todo el techo tras extenderse por todo el armazón que poco a poco ha sido pasto de las llamas.

FOTO: Thomas Samson / AFP / Getty Images

 

Un pilar de la cultura y de la historia

DOMENICO AGASSO JR .- «Es una catástrofe para la cristiandad y para los fieles de todo el mundo. Nos sacude duramente. Y nos llama dejar a un lado las divisiones que están afligiendo a la Iglesia». Está desesperado el cardenal francés Paul Joseph Jean Poupard, historiador de las religiones, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Cultura y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Una figura de relieve de la Curia romana. «No logro despegar la mirada de las escenas angustiantes en la tele», dice el purpurado de 89 años desde su habitación vaticana. «Me siente aniquilado aquí por las llamas que están plegando París y destruyendo el corazón espiritual de todo el país». El «devastador» incendio en la catedral de Notre-Dame «me parece una escena de una película, es increíble. No puedo creerlo», repite insistentemente.

Después subraya: «es un drama enorme, que no se circunscribe a Francia ni a los franceses, lo es para el planeta entero». No se trata del derrumbe «de muros y piedras: se ha caído un pilar de la cultura y de la historia, la historia de la humanidad, de todos los países, desde Europa hasta América».

Vuelven a surgir en Poupard los recuerdos personales del periodo que pasó en la capital francesa: «Era rector del Instituto católico, encargo que mantuve durante diez años. Estuve muchas veces en Norte Dame, pronuncié conferencias y participé en congresos». En sus recuerdos «y en el corazón están pasando vertiginosamente las imágenes de esos momentos. Y de los miles de fieles, peregrinos, turistas que cada día admiraban con las bocas abiertas Notre-Dame».

Pero Poupard, como hombre de fe, quiere pensar también en el futuro. Inmediatamente. «Precisamente en este momento histórico tan difícil y duro para la Iglesia universal, la tragedia de Notre-Dame, lugar simbólico de la cristiandad, nos debe unir. Debe reunir en armonía a todos los cristianos». Porque las llamas de París son «algo que supera nuestras divisiones. Debe ser así».

Pensando en los fieles, Poupard sugiere: este incidente, acaso irreparable, sea cual sea la causa, «también debe hacernos reflexionar sobre nuestra existencia terrenal, recordándonos que es precaria, frágil, imprevisible. Y nos debe enseñar que hay que vivirla poniendo al centro las cosas esenciales de la vida». Empezando por la «fraternidad». Otro signo importante para el cardenal es la «solidaridad inmediata que está llegando a París de muchos países y de la gente común»: el sentimiento de «unión que se respira ayudará, por supuesto, a afrontar este momento tremendo, los daños deprimentes, y a levantarnos de esta caída tan dura».

También la Santa Sede se expresó sobre lo sucedido, comunicando en una nota oficial que se enteró «con shock y tristeza» de la «noticia sobre el terrible incendio». Y dedica un pensamiento a «los bomberos y a cuantos están haciendo lo posible para afrontar la dramática situación».

 


Mochileros.org. Visita a Notre Dame en l780,…. Más o menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*