Las monjas y el órgano: La insólita historia

Monja clarisa del convento de Santa Inés

 

EL ÓRGANO DEL CONVENTO DE SANTA INÉS, el de la leyenda de Bécquer, no había sido restaurado hasta ahora por la incompetencia de la Junta. Ahora que lo han puesto en funcionamiento, en vez de premiar a los restauradores, multa de 17.000 € al canto

 

BLANCA RUIZACI.- La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía multó con 170 mil euros (más de 199 mil dólares) a las religiosas clarisas del convento de Santa Inés en la ciudad de Sevilla, España, por haber restaurado el órgano de la iglesia del convento sin permiso del Gobierno andaluz.

El órgano que restauraron inspiró “la leyenda de Maese Pérez, el organista” del escritor Gustavo Adolfo Béquer. El convento de Santa Inés es un Bien de Interés Cultural (BIC) de la Junta de Andalucía desde el año 1983 y el órgano, al encontrarse dentro del convento, también lo es.

Ahora, las 13 monjas clarisas del convento de Santa Inés, que se mantenían de donaciones y vendiendo dulces, se enfrentan a la ruina al tener que pagar la multa.

Las religiosas habían pedido en numerosas ocasiones permiso al Gobierno andaluz para restaurar el órgano, pero nunca tuvieron respuesta. Por eso decidieron aceptar la oferta del restaurador Abraham Martínez. La Fundación Alquimia Musicae correría con los gastos de la restauración y pagaría a Abraham Martínez.

Ese instrumento musical de 600 tubosque inspiró a Gustavo Adolfo Bécquer su famosa obra «Maese Pérez, el organista».

El órgano estaba muy deteriorado y de esos seiscientos tubos apenas sonaba una décima parte, según fuentes de la Fundación Alquimia.

La Junta de Andalucía realizó una vista al convento el pasado 17 de octubre y comprobaron que el órgano faltaba de su ubicación, por lo que las religiosas habían incurrido en una infracción al haber trasladado el órgano de la iglesia del convento de Santa Inés al taller de restauración “sin notificación previa a la Consejería competente en materia de patrimonio histórico”, que está penado con 20 mil euros de multa.

Los 150 mil euros restantes de la sanción se deben a haber llevado a cabo la restauración integral sin la autorización de la Junta de Andalucía.

Después de que se llevara a cabo la restauración y poner la multa a las religiosas, la Junta de Andalucía decidió aprobar la restauración del órgano, para la que no se pronunció en ocasiones anteriores porque le correspondería al gobierno andaluz pagarla. Sin embargo, todavía mantiene la sanción de 170 mil euros a las monjas.

Hasta ahora más de 50 mil personas se han unido para pedir que la Junta de Andalucía retire la sanción impuesta por ser injusta y desmedida.

El diario ABC precisa que fuentes cercanas a las religiosas critican el hecho de que la Junta de Andalucía “no restaure el órgano ni permita que otros lo hagan y castigue a las monjas con una multa exorbitada que no pueden pagar”.

Las mismas fuentes aseguran que esta sanción pretende ahogar económicamente a las religiosas ya que la Junta de Andalucía querría hacerse con todo el edificio del convento, situado en el centro de la ciudad de Sevilla (España).

Las religiosas habían cedido años atrás una sala a la Junta de Andalucía, que le dio un uso cultural. Las religiosas tenían la capacidad de vetar cualquier exposición que se realizara en la sala cedida si consideraban que era inapropiada.

Hace pocos meses, la última muestra que se expuso en esa sala del convento incluía unos “desnudos artísticos” que las religiosas consideraron inapropiadas. En ese caso no ejercieron su derecho de veto.

Descuento del 20 por ciento

Ningún consejero de Cultura de la Junta ha puesto un pie en el convento en los últimos años, según fuentes de la Fundación Alqvimia, que critican que no se arregle su patrimonio artístico y que se obligue, por el contrario, a las monjas a afrontar reparaciones arquitectónicas muy costosas para las que carecen de recursos, «cuando en el convenio de cesión de la Sala Santa Inés se contempla que la Administración autonómica se hace responsable de su mantenimiento y conservación».

Para pedir que se retire la sanción a las religiosas del Convento de Santa Inés puedes firmar AQUÍ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*