La Guardia, 511 años con el Papa

Investidura de un nuevo guardia suizo. (Keystone/AP Photo/Andrew Medichini)

DESDE 1506, SOLDADOS SUIZOS han estado estacionados para custodiar al Papa

SUSAN MISICKA / Suisse InfoEl Papa Francisco inauguró en el Vaticano el nuevo centro de mando de la Pontificia Guardia Suiza. Alrededor de 110 soldados helvéticos están allí para proteger al máximo jerarca de la Iglesia Católica.

“A través de su trabajo, ustedes son un testimonio concreto de los ideales del Evangelio y, dentro del tejido social suizo, un ejemplo de solidaridad y compasión”, señaló el sucesor de San Pedro al dirigirse a sus guardias.

Destacó igualmente que el trabajo de los ciudadanos helvéticos que velan por su seguridad es una expresión del sentido de solidaridad que caracteriza la presencia de los católicos en la sociedad.

Los católicos romanos representan alrededor del 38% de la población suiza. Desde 1506, soldados suizos han estado estacionados cerca de Roma para custodiar al Papa y su palacio.

El Papa agradeció también a las dos fundaciones helvéticas que brindan apoyo financiero, material y técnico a la Pontificia Guardia Suiza. Los presidentes de ambas entidades, el exministro Pscal Couchepin y el expresidente del Banco Nacional de Suiza, Jean-Pierre Roth, asistieron a la ceremonia.

Aunque el recinto ha estado en uso desde principios de este año, la ceremonia de inauguración oficial tuvo lugar este lunes (25.09).

El Papa expresa su “gratitud”

ZENIT.- El papa Francisco ha recibido en audiencia esta mañana a los benefactores de la guardia suiza pontificia, en ocasión de la inauguración oficial de la nueva sede de su Central operativa, en el día en que celebran a su Patrono San Nicolás de Flüe.

En primer lugar, el Papa ha saludado a Jean-Pierre Roth y Pascal Couchepin, los respectivos presidentes de las dos fundaciones helvéticas, que surgieron “para sostener de forma económica, material y técnica a la Guardia Suiza” –ha señalado– y les ha mostrado su “gratitud” por la “preocupación por el tan respetado Cuerpo de la Guardia Suiza y por la fructífera cooperación establecida con su Mando y con las autoridades competentes del Vaticano”.

El Papa, en segundo lugar, les ha hablado agradecido su misión: “El amor al prójimo corresponde al mandato y al ejemplo de Cristo si se funda en un verdadero amor a Dios. Así es posible para el cristiano, a través de su dedicación, hacer experimentar a los demás la ternura providente del Padre celeste. En efecto, para dar amor a los hermanos hay que tomarlo de la caldera de la caridad divina, mediante la oración, la escucha de la Palabra de Dios y el alimento de la Santa Eucaristía. Con estas referencias espirituales, es posible obrar en la lógica de la gratuidad y del servicio.

Les agradezco nuevamente por todo lo que hacen en favor de tantos jóvenes suizos, que deciden entregar algunos años de su vida al servicio de la Iglesia y de la Santa Sede. Esta ocasión me es propicia para reiterar que su presencia discreta, profesional y generosa es tan apreciada y útil para la buena marcha de las actividades del Vaticano”.

Por último, el Santo Padre les ha dado la bendición católica pronunciando estas palabras: “La Virgen Santa y San Nicolás de Flüe os protejan a vosotros y a vuestras familias y os hagan cada vez más testigos de la fe y la bondad”.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*