Iglesia sermonea al Congreso-EE.UU

OBISPOS DE EEUU PIDEN llamar a congresistas para que protejan a los “dreamers”

Protesta Dreamers:

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) exhortó a los fieles a llamar por teléfono a sus parlamentarios y exigirles así una solución legislativa para los “dreamers”.

Los prelados expresaron en un comunicado del 19 de febrero que están “profundamente decepcionados porque el Senado” no logró un acuerdo para proteger a los “dreamers” (soñadores), los cientos de miles de jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños.

El plazo para una solución legislativa concluye el próximo 5 de marzo, luego que el presidente Donald Trump decidiera poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

El texto firmado por el Presidente y Vicepresidente de la USCCB, Cardenal Daniel DiNardo y Mons. José Gomez, respectivamente, solicita “una vez más que los miembros del Congreso muestren el liderazgo necesario para encontrar una solución humana y justa para estos jóvenes, que se enfrentan a la ansiedad y la incertidumbre cotidianamente”.

Una marcha proinmigrante en Los Ángeles

“Anunciamos también un Día Nacional Católico de Llamadas para Proteger a los Dreamers. Le pediremos a los fieles de todo el país que llamen a los miembros del congreso para proteger a los dreamers de la deportación, para que les den un camino hacia la ciudadanía y eviten cualquier daño a las protecciones existentes para las familias y los menores no acompañados en este proceso”, prosigue el comunicado. Los obispos estadounidenses resaltaron que “nuestra fe nos obliga a estar con los vulnerables, incluyendo nuestros hermanos y hermanas inmigrantes”.

“Lo hemos hecho siempre, pero ahora y de esta forma especial tenemos que mostrar nuestro apoyo y solidaridad. Ahora es el momento para la acción”, concluyeron.

El plazo que vence el 5 de marzo tiene en vilo a una gran cantidad de jóvenes inmigrantes indocumentados que corren el riesgo de ser deportados.

El DACA es una orden ejecutiva firmada por el expresidente Barack Obama que entró en vigor el 15 de junio de 2012.

Su objetivo era proteger a inmigrantes indocumentados que llegaron al país antes de cumplir 16 años y que han permanecido por más de cinco años en Estados Unidos.

Si bien no es una ley ni proporciona un estatus legal, el DACA protege contra la deportación y da acceso al permiso de trabajo para que estos jóvenes pueden laborar.

 

“…no cambia nada”

ACI Prensa.- Mons. José Gomez, Arzobispo de los Ángeles, la arquidiócesis más grande de Estados Unidos con más del 70% de fieles latinos, aseguró que es urgente llamar a los congresistas para salvar a los “dreamers”, “soñadores”, en Estados Unidos.

En un comunicado difundido este 26 de febrero, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos decidiera mantener en vigencia el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), Mons. Gómez advirtió que es necesaria la acción del Congreso para salvar a los soñadores.

“La decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos esta mañana sobre el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) no cambia nada”, dijo.

Marcha de los inmigrantes a favor de DACA en Los Ángeles  / FOTO: Flickr de Molly Adams.

DACA es una política migratoria estadounidense establecida por el ex presidente Barack Obama como orden ejecutiva, no como ley, que permite que algunos migrantes, que ingresaron ilegalmente como menores de edad al país, puedan evitar la deportación por un periodo de dos años, de forma renovable.

Los “dreamers”, como también se les conoce a los beneficiarios de DACA por el fallido proyecto de ley “DREAM” que buscó regularizar su situación, pueden recibir un permiso laboral.

Desde septiembre de 2017, el Gobierno de Estados Unidos decidió derogar el programa. Sin embargo, dos jueces federales han frenado el cambio de política.

El 26 de febrero, la Corte Suprema de Estados Unidos decidió no escuchar la apelación realizada por el gobierno.

Se estima que derogar DACA afectaría a alrededor de 700 mil jóvenes migrantes.

En su comunicado, Mons. Gómez recordó que es responsabilidad del Congreso de Estados Unidos “hacer las leyes de inmigración”.

“Ya es hora de que los miembros del Congreso se tomen en serio sus responsabilidades, lo suficientemente en serio como para estar dispuestos a actuar con valentía para negociar y buscar compromisos y resistir la tentación de seguir utilizando este tema para su ventaja política”.

“Las vidas de las personas y el futuro de las familias están en juego”, dijo.

El Prelado subrayó que “ahora es el momento de aprobar una legislación que permita a los Soñadores convertirse en ciudadanos y miembros plenos contribuyentes de nuestra sociedad”.

El Arzobispo de Los Ángeles indicó que este sería “el primer paso para arreglar nuestro sistema de inmigración roto. También necesitamos medidas que mejoren la seguridad de nuestras comunidades y la reforma de nuestro sistema de visas”.

“Estos asuntos pueden y deben ser tratados por el Congreso”.

El Arzobispo remarcó luego que lo “urgente” actualmente “es que el Congreso actúe para proteger a los Soñadores”.

“Sin él, estos jóvenes perderán su permiso para trabajar en este país y enfrentarán la deportación. Esto está mal y le toca al Congreso corregirlo”, advirtió.

Mons. Gómez exhortó “a la familia católica aquí en Los Ángeles a que se una a nuestros hermanos y hermanas de todo el país en el Día Nacional de Llamadas para Proteger a los Soñadores por parte de los Obispos de los EE. UU., que está programado para hoy”.

“Les urjo a todos que llamen al 1-885-589-5698 para decirles a sus Senadores y Representantes que hagan lo correcto: proteger a los Soñadores y arreglar nuestro sistema de inmigración”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*