Francisco, entre gente y Satanás

EL DIABLO «ES UNA PERSONA» y que nunca hay que «dialogar con Satanás», porque «es más inteligente que nosotros».

UNO DE CADA TRES FRANCESES votan a Francisco, por encima de Merkel o Trump

EL OBISPO DE ROMA es tan popular como el presidente galo, Emmanuel Macron

 

 

C.D./PL.- Por mucho que tenga la laicité como su seña de identidad, Francia quiere al Papa Francisco. Eso es lo que desprende de un sondeo del instituto demográfico Ifop, que revela que los franceses han elegido al obispo de Roma como una de sus personalidades del año 2017, junto con el presidente Emmanuel Macron.

En la encuesta, los participantes debían elegir entre ocho figuras propuestas y el 33 por ciento optó por el mandatario francés, mientras la misma cantidad se decantó por el Sumo Pontífice.

Tras ese empate se ubica la canciller federal alemana, Angela Merkel (11 por ciento), seguida por el presidente estadounidense, Donald Trump, y la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ambos con apenas seis por ciento.

Por otro lado, los franceses consideraron que la victoria de Macron en las presidenciales fue el hecho más significativo del año, así como la guerra contra el Estado Islámico en el Medio Oriente, los huracanes en el mar Caribe y la muerte de admirado músico francés Johnny Hallyday.

No obstante, en la lista de las 12 ‘buenas noticias’ del año, la victoria electoral del actual presidente queda regalada a un onceno puesto, con solo 53 por ciento.

Ese top quedó encabezado, por los avances de la medicina con el primer trasplante de un rostro(94 por ciento), las derrotas militares sufridas por el EI (86), el décimo título de campeón mundial obtenido por el judoca francés Teddy Riner (83) y el viaje al espacio de cosmonauta galo Thomas Pesquet (82).

En cuanto a las preocupaciones, la principal inquietud de los franceses fueron los atentados terroristas, opción seleccionada por el 96 por ciento de los consultados.

También constituyeron fuente de desvelo los huracanes en el mar Caribe (88 por ciento) y el incremento de la desigualdad social en el país (86).

VER TAMBIÉN:

LES PERSONNALITÉS DE L’ANNÉE EN FRANCEINFOGRAM

 

Papa contra Satanás

ANDREA TORNIELLI. – En cinco años lo ha citado más  que juntos sus predecesores en el último medio siglo: el diablo y su capacidad de dividir son argumentos comunes en la prédica del Papa Bergoglio. Una predica contracorriente, puesto que el Maligno ha sido un gran ausente durante mucho tiempo. He aquí una pequeña e incompleta antología de citas.

Una de las últimas veces que Francisco se refirió a él fue con un grupo de jesuitas durante el reciente viaje a Myanmar, al referirse a los Rohingyá y, más en general, a la situación de los prófugos: «Hoy se discute mucho sobre cómo salvar a los bancos… Pero, ¿quién salva a los hombres y a las mujeres de hoy? La gente arruinada ya no le interesa a nadie. El diablo logra actuar así en el mundo de hoy».

Desde la homilía de la primera misa concelebrada con los cardenales en la Capilla Sixtina, al día siguiente de su elección, el 14 de marzo de 2013, Bergoglio, citando una frase de Léon Bloy, afirmó: «Cuando no se confiesa a Jesucristo, se confiesa la mundanidad del diablo». Al día siguiente, encontrándose con los cardenales reunidos en la Sala Clementina, el nuevo Pontífice, abandonando el discurso escrito que había preparado, dijo: «No cedamos nunca al pesimismo, a esa amargura que el diablo nos ofrece cada día».

Dirigiéndose a la Gendarmería vaticana el 28 de septiembre de ese mismo año, Francisco recordó que «el diablo trata de crear la guerra interna, una especie de guerra civil y espiritual». En la homilía de Santa Marta del 14 de octubre de 2013, el Papa argentino invitó a no confundir la presencia del diablo con las enfermedades psíquicas: «¡No! La presencia del demonio está en la primera página de la Biblia».

El 29 de septiembre de 2014, en la misa en Santa Marta, Beroglio explicó que «Satanás es enemigo del hombre y es astuto, porque presenta las cosas como si fueran buenas, pero su intención es destruirlo, acaso con motivaciones humanistas».

El 3 de octubre de 2015, dirigiéndose nuevamente a la Gendarmería vaticana, Francisco recordó que «Satanás es un seductor, es uno que siembra insidias y seduce con la fascinación, con fascinación demoniaca, te lleva a creer todo. Él sabe vender con esta fascinación, vende bien, ¡pero al final paga mal!».

El 12 de septiembre de 2016, en la homilía matutina, el Papa recordó que «el diablo tiene dos armas muy poderosas para destruir a la Iglesia: las divisiones y el dinero… El diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia… Es una guerra sucia la de las divisiones, es como un terrorismo».

El 13 de octubre de 2017, Francisco describió la acción que el diablo «hace lentamente, en nuestra vida, para cambiar los criterios, para llevarnos a la mundanidad. Se mimetiza en nuestra forma de actuar, y nosotros difícilmente nos damos cuenta».

Y cómo no recordar, para concluir, las palabras con las que el Pontífice, en la entrevista con Marco Pozza para Tv2000 sobre el Padre Nuestro, insistió en que el diablo «es una persona» y que nunca hay que «dialogar con Satanás», porque «es más inteligente que nosotros».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*