El planeta Riesgo…

LA OPINIÓN PÚBLICA MUNDIAL ESTÁ CADA VEZ MÁS ALARMADA POR EL LENTO AVANCE EN MATERIA AMBIENTAL

BERNARDO KLIKSBERG. – La tapa de un reciente número del The Economist obliga a la reflexión. El título es En la línea de fuego”.

“Perdiendo la guerra contra el cambio climático”. 

El verano del 2018 está superando los récords de calor y ha producido una ola de incendios salvajes. En la fría Noruega, hubo 31 grados al norte del Círculo Polar, en Tokio más de 40 grados. En California 18 incendios forestales salvajes. Incidieron los niveles del calor, y de sequedad causados por el cambio climático.

En EEUU los incendios de bosques destruyeron 3.362.431 acres de tierra en lo que va del año. A solo tres años del acuerdo de París, los gases invernadero, están volviendo a subir, envenenando la atmósfera. Subió la demanda de fuentes de energía contaminantes, en las que destaca el carbón. Se están desarrollando alternativas limpias como la solar y la eólica, pero las sucias están ganando la carrera según previene The Economist.

Las repercusiones llegan hasta múltiples lugares. Así por ejemplo en las costas de Florida, hay una descomunal proliferación de algas marinas tóxicas, que están matando peces y plantas. Según informa The Washington Post, se levantaron 200 toneladas de animales marinos muertos en las playas del golfo. Estas algas prosperan cuando aumenta la temperatura del mar, y el dióxido de carbono.

Hay una demanda creciente de carbón en Asia. Entre el 2006 y el 2016, el consumo de energía en las economías emergentes de Asia, creció en un 40%. El uso de carbón, aumentó a una tasa anual del 3.3%. El carbón genera el 80% de la electricidad utilizada en la India. En el 2017 al mismo tiempo que las agencias de desarrollo internacionales trataban de frenar las inversiones en carbón por sus efectos ambientales, en la India el segundo mayor productor después de China, subió un 4.8%, 27 millones más de toneladas contaminantes que el año anterior. Eso llevó al mayor incremento en el consumo global de carbón en cuatro años. También creció levemente en China, y con fuerza en Bangladesh, Pakistán, Filipinas y Corea del Sur. La prestigiosa revista médica The Lancet estima que Asia es responsable a través de su contribución al desequilibrio medio ambiental de la mitad de los 9 millones de muertes anuales causadas por la polución. El 2017 fue el primer año de los últimos cuatro en que las emisiones de dióxido de carbón ascendieron.

Energía de carbón

En general el carbón es la fuente del 38% de la electricidad producida en el mundo, y esa proporción no ha cambiado en los últimos 20 años. Incluso se da la paradoja de que el millón de autos eléctricos que produce China se alimentan en base a una red eléctrica que extrae dos tercios de su energía del carbón.

La opinión pública mundial está cada vez más alarmada por el lento avance en materia ambiental, y el aumento de los efectos regresivos del cambio ambiental. Como lo demuestra categóricamente el Papa Francisco en su Encíclica Laudato SI, los daños los sufren en primer lugar los pobres. Como sucede con los pequeños agricultores, los pescadores, los que viven en viviendas precarias, sus economías de subsistencia son arrasadas por las inundaciones, los incendios salvajes, la desertificación de la tierra, las sequías prolongadas, que son algunas de sus expresiones. Ello puede verificarse plenamente en América Latina entre otras regiones.

En una encuesta realizada en el 2017 en 38 países, el 61% de los entrevistados veía al cambio climático como la mayor amenaza para el mundo. Solo el Estado Islámico inspiraba más miedo. Urgen las respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*