El patrón de los “políticos”.¿Políticos?

Óleo de Hans Holbein, el joven.  Sir Thomas More

 

WALTER SÁNCHEZ SILVA / Aci Prensa .- Un día como ayer, el 19 de mayo de 1935, el Papa Pío XI canonizó a Santo Tomás Moro, que murió mártir –decapitado – en Inglaterra defendiendo la indisolubilidad del matrimonio.

En esa ocasión, el Pontífice canonizó también al Obispo San Juan Fisher, que también murió mártir bajo el reinado de Enrique VIII, el fundador de la Iglesia Anglicana.

Años después, el 31 de octubre de 2000, San Juan Pablo II declaró a Santo Tomás Moro como patrono de los políticos y los gobernantes.

El Papa Wojtyla escribió en esa ocasión que entre las razones para hacer patrono de los políticos a Santo Tomás Moro estaba “la necesidad que siente el mundo político y administrativo de modelos creíbles, que muestren el camino de la verdad en un momento histórico en el que se multiplican arduos desafíos y graves responsabilidades”.

“Santo Tomás Moro se distinguió por la constante fidelidad a las autoridades y a las instituciones legítimas, precisamente porque en las mismas quería servir no al poder, sino al supremo ideal de la justicia. Su vida nos enseña que el gobierno es, antes que nada, ejercicio de virtudes”, afirmó.

“Su santidad, que brilló en el martirio, se forjó a través de toda una vida entera de trabajo y de entrega a Dios y al prójimo”, resaltó San Juan Pablo II.

Santo Tomás Moro nació en Londres en 1477 y mantuvo siempre una vida de fe. Se graduó en la Universidad de Oxford como abogado y su carrera exitosa lo llevó al Parlamento. Con su esposa Jane Colt tuvo cuatro hijos. Después que ella falleció se casó con Alice Middleton.

San Juan Pablo II afirma del santo inglés que “fue durante toda su vida un marido y un padre cariñoso y fiel, profundamente comprometido en la educación religiosa, moral e intelectual de sus hijos. Su casa acogía yernos, nueras y nietos y estaba abierta a muchos jóvenes amigos en busca de la verdad o de la propia vocación”.

“Tomás asistía diariamente a Misa en la iglesia parroquial, y las austeras penitencias que se imponía eran conocidas solamente por sus parientes más íntimos”, agrega.

“Utopía” tercera edición por Sir Thomas More (1478-1535) Xilografía por Hans Holbein, el joven (c.1497-1543)

En 1516 escribió su famoso libro “Utopía”, que llamó mucho la atención de Enrique VIII. El rey inglés colocó a Tomás Moro en importantes puestos del Gobierno. En 1529 se convirtió en el primer laico en ocupar el cargo de canciller del reino.

Sin embargo, renunció al cargo cuando el rey quiso repudiar a su esposa para casarse con Ana Bolena y se disponía a separarse de la Iglesia Católica para formar la que sería la Iglesia Anglicana.

Debido a su oposición a los deseos del rey, Tomás Moro fue encarcelado con su amigo el Obispo San Juan Fisher.

Durante el proceso al que fue sometido, Santo Tomás Moro defendió con firmeza la indisolubilidad del matrimonio, el respeto del patrimonio jurídico inspirado en los valores cristianos y la libertad de la Iglesia ante el Estado.

Sin embargo, fue declarado traidor y decapitado el 6 de julio de 1535. Su fiesta se celebra el 22 de junio junto con San Juan Fisher.

Un “político” completo

Thomas More, también conocido por su nombre castellanizado Tomás Moro, o por su nombre en latín Thomas Morus y venerado por los católicos como santo Tomás Moro12​ (Londres7 de febrero de 1478-ibidem, 6 de julio de 1535), fue un pensador, teólogopolíticohumanista y escritor inglés, que fue además poetatraductorlord canciller de Enrique VIII, profesor de leyes, juez de negocios civiles y abogado.

Su obra más famosa es Utopía, donde busca relatar la organización de una sociedad ideal, asentada en una nación en forma de isla del mismo nombre.

Además, Moro fue un importante detractor de la Reforma protestante y, en especial, de Martín Lutero y de William Tyndale.

En 1535 fue enjuiciado por orden del rey Enrique VIII, acusado de alta traición por no prestar el juramento antipapista frente al surgimiento de la Iglesia anglicana, oponerse al divorcio con la reina Catalina de Aragón y no aceptar el Acta de Supremacía, que declaraba al rey como cabeza de esta nueva Iglesia.

Fue declarado culpable y recibió condena de muerte. Permaneció en prisión en la Torre de Londres hasta ser decapitado el 6 de julio de ese mismo año.

Moro fue beatificado en 1886 y canonizado en 1935, junto con Juan Fisher, por la Iglesia católica, que lo considera un santo y mártir. Por su parte, la Iglesia anglicana lo considera un mártir de la Reforma protestante, incluyéndolo, en 1980, en su lista de santos y héroes cristianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*