El Islam ¿no pertenece a Alemania»?

MERKEL CONTRADICE  a su nuevo ministro de interior

Efe.-La canciller alemana, Angela Merkel, contradijo ayer a Seehofer, al sostener que tanto los cuatro millones de musulmanes que viven en el país, como su religión, el islam, «pertenecen a Alemania».

En rueda de prensa junto al primer ministro sueco, Stefan Löfven, Merkel fue preguntada por la primera entrevista concedida por Seehofer tras asumir el cargo, en el que se desmarcó de la posición defendida por la canciller en el pasado y aseguró que «el islam no pertenece a Alemania».

El líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado con la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel, desencadenó así el primer disenso público entre los miembros del nuevo gobierno alemán, que tomó posesión el miércoles.

Merkel fue clara en su respuesta y, tras subrayar que el carácter del país está fuertemente marcado por el cristianismo, recordó que viven en él cuatro millones de musulmanes, que ejercen en Alemania su religión.

«Estos musulmanes pertenecen a Alemania y del mismo modo su religión, el islam, pertenece a Alemania», recalcó la canciller para abogar por un islam acorde con los principios de la Constitución y defender la convivencia entre religiones.

Por su parte, en la rueda de prensa habitual del Gobierno, el portavoz del Ministerio de Interior, Johannes Dimroth, dijo que las declaraciones de Seehofer debían ser tomadas en su contexto y no tomar de ellas sólo una frase aislada.

«El ministro dijo también que había que seguir trabajando con las organizaciones musulmanes en el marco de la Conferencia Alemana sobre el Islam», dijo Dimroth.

La Conferencia Alemana sobre el Islam es un foro creado por Wolfgang Schäuble cuando era ministro de Interior para fomentar el diálogo entre el Gobierno y los musulmanes que viven en Alemania.

El presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania, Aiman Mayzek, criticó las declaraciones de Seehofer. «No se puede decir que los musulmanes pertenecen a Alemania pero el islam no, eso no es posible», dijo en declaraciones a la televisión privada n-tv

INFOCATÓLICA En declaraciones al diario Bild, Seehofer -del partido CSU- recuerda que Alemania hunde sus raíces en el cristianismo, lo cual supone que el domingo sea festivo y que las principales fiestas del país (Navidad, Semana Santa y Pentecostés) sean de carácter cristiano.

El ministro asegura que eso no significa que los musulmanes alemanes, o que sin ser de esa nacionalidad, viven allí, no formen parte del país, pero eso no puede implicar que la nación alemana deba renunciar a sus «tradiciones y costumbres».

El político indica que los musulmanes deben «vivir con nosotros, no al lado o en contra de nosotros», lo cual requiere comprensión mutua y diálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*