El cura de Notre Dame

VIRAL: ENTONARON EL “AVE MARÍA” ANTE CATEDRAL DE NOTRE DAME EN LLAMAS

EL ALTAR Y LA CRUZ DE NOTRE DAME LUCEN INTACTOS TRAS EL INCENDIO

 

París / Gaudium Press.- Un sacerdote católico ha emergido como héroe en medio del trágico incendio que consumió parte de la nave central de la Catedral de Notre Dame de París, Francia.

Se trata del P. Jean-Marc Fournier, Capellán de la Brigada de Incendios, quien ingresó al monumental templo en llamas para rescatar el Santísimo Sacramento y la reliquia de la Corona de Espinas de Jesucristo.

El P. Fournier no es un extraño a las demostraciones de valor. Mientras servía como capellán militar en Afganistán, sobrevivió a una emboscada en la cual perdieron la vida 10 soldados.

La opinión pública francesa ya había conocido la figura del capellán de los bomberos en 2015, cuando un grupo de terroristas atacó un concierto en París asesinando a 89 personas. El sacerdote fue visto sirviendo y asistiendo espiritualmente a los heridos del atentado.

Un editor del canal católico de Francia, KTO, Etienne Loraillere, observó al P. Fournier ingresar al templo en llamas. El sacerdote «ingresó con los bomberos en la Catedral de Notre Dame para salvar la Corona de Espinas y el Santísimo Sacramento», reportó, según informó The Daily Mail. «El padre Fournier es un héroe absoluto», comentó al medio de comunicación una fuente anónima de los servicios de emergencia de París. «No mostró temor a medida que avanzaba directamente hacia las reliquias en la Catedral y se aseguraba que estuvieran a salvo. Él lidia con la vida y la muerte a diario y no muestra miedo».

La reliquia de la Corona de Espinas corresponde según la tradición a una parte de la que fue impuesta sobre la cabeza de Cristo durante su Pasión, y los registros más antiguos sobre su preservación datan del siglo VI, cuando era venerada por los creyentes de Jerusalén. La reliquia fue donada por el Emperador Latino de Constantinopla al Rey Luis IX en 1238.

Padre Jean-Marc Fournier

Ante el temor de que el Santísimo Sacramento y la corona se perdieran para siempre, el sacerdote, quien es capellán del Departamento de Bomberos de París, acudió con los bomberos para salvarlos del voraz incendio, arriesgando su propia vida.

“Fue con los bomberos a la Catedral para salvar la corona de espinas y el Santísimo Sacramento», afirmó Etienne Loraillere, editora de la cadena de televisión católica KTO de Francia.

La alerta sobre su posible pérdida surgió cuando el fuego se propagó por toda la estructura. Por ello, el P. Fournier, de 50 años aproximadamente, se encargó de recuperarlos mientras los bomberos luchaban para controlar las llamas.

«No mostró ningún temor en absoluto en dirigirse directamente a las reliquias que se encontraban al interior de la catedral y se aseguró de que estuvieran a salvo. Él trata con la vida y la muerte todos los días, y no tiene miedo», manifestó el servicio de emergencia local.

No es la primera vez que el P. Fournier auxilia a quienes lo necesitan. En noviembre del 2015 el sacerdote acudió a la sala de espectáculos “Bataclan” en París, donde el Estado Islámico (ISIS) asesinó a 89 personas. «Di la absolución colectiva, como la Iglesia Católica me autoriza», manifestó en aquel momento.

El P. Fournier se inició como sacerdote en Alemania y luego se mudó al departamento de Sarthe en Francia. Se unió a la Diócesis de las Fuerzas Armadas en 2004 y trabajó con el Ejército durante siete años por todo el mundo.

Las últimas imágenes del interior de la catedral tras el devastador incendio muestran la destrucción de la estructura histórica. Sin embargo, la cruz permanece firme sobre el altar.

Gloria de la Edad Media: La Corona de Espinas y la Sainte-Chapelle San Luis, estadista de la Cristiandad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*