El arte de ofender a millones…

LA DECISIÓN DE TRUMP sobre Jerusalén ofende a millones de creyentes

JERUSALÉN: El patriarca del líbano convoca a una cumbre islamo-cristiana: Béchara Boutros Räi: la decisión estadounidense «es una bofetada para los cristianos de Oriente»

 

La decisión de la Administración estadounidense de trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv “es una bofetada a los palestinos, a los cristianos de Oriente y a los musulmanes y los árabes”.

La medida adoptada por el presidente Donald Trump “ha destruido los esfuerzos por la paz entre Israel, Palestina y los países árabes, ha alimentado el fuego de una nueva intifada y ha transformado Jerusalén, la ciudad de la paz, en ciudad de guerra”.

De esta forma tan clara, según indicó la agencia vaticana Fides, se expresó el patriarca maronita Bechara Boutros Raï sobre las consecuencias del polémico paso dado por el líder de Estados Unidos en el reconocimiento de la soberanía israelí sobre la Ciudad Santa.

El primado de la Iglesia maronita habló así en su homilía dominical pronunciada en la Sede patriarcal de Bkerké.

Según aseguraron fuentes libanesas a Fides, el Patriarca ha convocado una cumbre islámico-cristiano en Bkerké que contará con la presencia de jefes y representantes de las Iglesias y comunidades cristianas, junto con exponentes de las varias comunidades musulmanas presentes en Líbano, con el fin de expresar una posición común sobre la cuestión de Jerusalén y las nuevas tensiones desatadas sobre el status de la Ciudad Santa a raíz de la decisión de la Administración Trump. Una medida que, según indica el Patriarca Raï, contradice los criterios del derecho internacional.

El domingo pasado, en el Líbano, incluso el Patriarca de Antioquía de los Greco-ortodoxos, Yohanna X Yazigi, criticó con dureza la decisión de Estados Unidos de establecer su embajada en Jerusalén, que calificó “violación del derecho internacional” y grave injusticia contra los palestinos, y que está destinada a alimentar conflictos y a sabotear todos los intentos de pacificación en la región.

En el Líbano, un país donde aún viven 400.000 refugiados palestinos, se han registrado desde el pasado domingo enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante las protestas convocadas frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, en el distrito Awkar, para protestar por las decisiones del gobierno de los Estados Unidos con respecto a Jerusalén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*