Arde Roma,….


– LA COMUNIDAD INTERNACIONAL AFRONTA EN POLONIA UNA NUEVA OPORTUNIDAD ANTE LA URGENCIA CLIMÁTICA

– LAS TEMPERATURAS SIGUEN AUMENTANDO, LAS ACCIONES DECISIVAS QUE SE REQUIEREN VAN CON RETRASO Y LAS OPORTUNIDADES SE ACABAN

PARÍS.- ¿Servirá la alerta roja de los científicos para poner manos a la obra a los gobiernos? Unos 200 países tratarán a partir del domingo en Polonia de dar un espaldarazo al Acuerdo de París, pero el resultado se perfila insuficiente ante la urgencia climática.

Pero los compromisos actuales de los Estados para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero conducirían a un aumento de 3 ºC de aquí a fines de siglo.

 El planeta ya ganó 1 ºC, después de que los cuatro últimos años fueran los más calurosos jamás registrados, según anunció el jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Para ajustarse al techo de 1,5 ºC, las transformaciones deben ser rápidas y sin precedentes, advirtieron en octubre los científicos de la ONU.

 Esta semana, un informe del organismo aseguró que los esfuerzos deberían quintuplicarse respecto a las promesas incluidas en el Acuerdo de París para 2030.

Pero los observadores temen que las advertencias científicas no basten para dar un nuevo impulso a la lucha contra el cambio climático durante la 24ª Conferencia de la ONU sobre el Clima (COP24) que se celebrará en Katowice hasta el 14 de diciembre.

“Mientras arde Roma” 

“Esto nos evoca Nerón tocando música mientras mira cómo arde Roma. La falta de ritmo y de ambiciones es simplemente inaceptable”, comentó Andrew Steer, experto del World Resources Institute.

Según el calendario establecido por la COP21 en París, los Estados están invitados a presentar en 2020 sus compromisos revisados.

Katowice debería permitir esbozar esas nuevas ambiciones en el marco de un diálogo político llamado “Talanoa”. Solo unos pocos jefes de Estado o de gobierno confirmaron hasta ahora su presencia en la cumbre del lunes en Katowice, entre ellos los jefes del ejecutivo español, francés y holandés.

Y “los grandes países no concretarán nada”, a la espera de otra cumbre organizada por el secretario general de la ONU en septiembre de 2019 en Nueva York, prevé Alden Meyer, veterano observador de las negociaciones del clima.

 Incertidumbre sobre Brasil 

Es incierta además la posición de Brasil, cuyo presidente electo Jair Bolsonaro cuestionó el Acuerdo de París y cuyo próximo canciller, Ernesto Araújo, juzgó el contexto actual de “alarmismo climático”.

Además, el gobierno anunció esta semana que desistía de acoger el año que viene la COP25. Donald Trump, que retiró a su país del Acuerdo, dijo esta semana que “no se cree” un informe de su propia administración sobre los efectos desastrosos de los desarreglos climáticos en la economía estadounidense”.

En cuanto a Polonia, país anfitrión de la reunión muy apegado a su industria de carbón, su prioridad no es tanto la cuestión de la ambición sino la adopción de las reglas de aplicación del Acuerdo. 

“Sin Katowice, no hay (Acuerdo de) París”, dijo recientemente el polaco Michal Kurtyka, presidente de la COP24. Este manual contiene en particular las reglas de transparencia, es decir, la forma en que los Estados rinden cuentas de sus acciones, financiamientos y resultados.

Así como el grado de flexibilidad acordado a los países más pobres.

 “Transición justa” para los trabajadores 

En cuanto a las naciones más pobres, recordarán sin duda a los países del Norte su promesa de elevar a 100.000 millones de euros anuales de aquí a 2020 las contribuciones financieras a las políticas climáticas del Sur.

“Katowice deberá avanzar en el tema de la financiación o nos encaminaremos hacia la catástrofe”, indicó Amjad Abdulá, negociador del grupo de los Estados insulares.

El Acuerdo de París aboga además porque los flujos financieros sean “compatibles” con la lucha contra el cambio climático, es decir, con una economía con bajas emisiones.

“Estamos hablando de cinco billones de dólares” que habría que desviar de las energías contaminantes a las limpias, subrayó Benoit Leguet, director del Think Tank I4CE (Instituto para el Cambio Climático).

 Otro asunto sobre la mesa promovido por Polonia, la llamada “transición justa” para apoyar a los trabajadores de los sectores más afectados por la transición ecológica, como su industria de carbón.   

La comunidad internacional afronta en Polonia una nueva oportunidad ante la urgencia climática

COP 24: Lo que qué está en juego

ONU-Noticias:

Cambio climático; Las temperaturas siguen aumentando, las acciones decisivas que se requieren van con retraso y las oportunidades se acaban.

El domingo, comienza la COP 24, una cumbre de Naciones Unidas, en la que, durante dos semanas, se llevarán a cabo unas negociaciones cruciales para abordar este problema de forma colectiva y urgente. En Katowice, Polonia, miles de líderes mundiales, expertos y activistas diseñarán un plan para cumplir los compromisos acordados en París hace tres años.

1. Lo básico: COP 24, Protocolo de Kyoto, Acuerdo de París… ¿ Qué es todo esto?

Todas estas siglas y lugares representan las herramientas y tratados que, con el liderazgo de la ONU, han sido creadas para avanzar en la lucha contra el cambio climático.

En 1992, la ONU organizó una cumbre en Rio de Janeiro conocida como ´Cumbre de la Tierra, en la que se adoptó la Convención Marco sobre el Cambio Climático (UNFCCC). En ese tratado, los países acordaron “estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera” para evitar que la actividad humana interfiriera en el clima. Hoy en día, la Convención ha sido firmada por 197 países. Cada año desde que la convención entró en vigor se celebra una “conferencia de las partes” (COP por sus siglas en inglés) para debatir cómo seguir avanzando. Hasta ahora ha habido 23 COP y este año se celebra la COP 24 en Polonia.

La Convención Marco no obligaba a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero y no establecía un mecanismo para hacerla cumplir. Por eso, se negociaron varias “extensiones” de ese tratado, incluyendo el famoso ‘Protocolo de Kyoto, en 1997, que definió los límites de emisiones que los países desarrollados debían lograr en 2012. En el Acuerdo de París, adoptado en 2015, todos los países del mundo acordaron limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales y mejorar la financiación para lograrlo.

La ONU tiene dos agencias que se encargan de la investigación sobre el clima: ONU Medio Ambiente y la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Juntas, crearon, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, en 1988, que está compuesto por cientos de expertos que recopilan datos y publican informes para que se usen en las negociaciones, incluyendo las próximas de Katowice.

2. La ONU celebra muchas conferencias y cumbres sobre este tema… ¿Alguna de ellas da resultados?

Estas cumbres han sido críticas para lograr un consenso mundial en un tema que requiere una solución global. Aunque los progresos van mucho más lentos de lo que se necesita, el proceso, tan difícil como ambicioso, ha logrado unir a países que tiene circunstancias muy diferentes. Ha habido logros en cada etapa. Algunas de las medidas concretas que se han tomado han demostrado una cosa: que actuar contra el cambio climático tiene un impacto real y positivo y que puede ayudar a evitar las peores consecuencias.

Estos son algunos de los logros más destacados:

  • Al menos 57 países han conseguido reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles requeridos para controlar el calentamiento global.
  • Hay al menos 51 iniciativas de fijación de precios del carbono en marcha para cobrar por tonelada de carbono emitida.
  • En 2015, 18 países ricos se comprometieron a donar 100.000 millones de dólares anuales para  que los países en desarrollo puedan actuar en la lucha contra el cambio climático. Hasta el momento, se han movilizado 70.000 millones de dólares.

3. ¿Por qué todo el mundo habla del Acuerdo de París?

El Acuerdo de París es la única opción viable para hacer frente al cambio climático y ha sido ratificado por 184 Estados parte. Entró en vigor en noviembre de 2016.

Contiene varios compromisos importantes:

  • Limitar el aumento global de las temperaturas por debajo de los 2°C e intentar que la subida no sea superior a 1,5°C.
  • Aumentar la financiación para las medidas contra el cambio climático, incluyendo el objetivo de los 100.000 millones anuales de los países donantes a los menos desarrollados.
  • Crear planes nacionales sobre el clima de aquí a 2020, que incluyan objetivos de reducción de emisiones.
  • Proteger los ecosistemas, como los bosques, que absorben los gases de efecto invernadero.
  • Fortalecer la resiliencia y reducir las vulnerabilidades frente al cambio climático.
  • Terminar un programa de trabajo para implementar el acuerdo en 2018.

Estados Unidos se unió al Acuerdo en 2016, pero, en julio de 2017, anunció que se retiraría. Sin embargo, este país seguirá formando parte  al menos hasta noviembre de 2020, la fecha establecida para poder solicitar legalmente retirarse del pacto.

4. ¿Por qué es tan importante el límite de los 1,5°C?

Según un estudio del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5°C sobre los niveles preindustriales, ayudará a prevenir que haya daños devastadores para el planeta y sus habitantes, incluyendo la pérdida irreversible del hábitat de los animales del Ártico y la Antártida; las olas de calor extremo mucho más frecuentes; la escasez de agua para 300 millones de personas; la desaparición de los arrecifes de coral que son esenciales para la vida marina; el aumento del nivel del mar que amenaza a los pequeños estados insulares… .

La ONU estima que, si conseguimos que el aumento de la temperatura se quede en 1,5°C en lugar de 2 °C 420 millones de personas menos sufrirían los efectos de este fenómeno.

Todavía estamos muy lejos de conseguir un futuro sin emisiones, pero la urgencia de avanzar es mayor que nunca. Los datos nos dicen que aún es posible limitar el calentamiento a 1,5°C, pero se acaba el tiempo y se requerirán cambios sin precedentes en toda la sociedad.

5. ¿Por qué es tan importante la COP 24?

La COP de este año en Katowice, Polinia, es especialmente importante porque 2018 es el año acordado por los signatarios del Acuerdo de París para crear un programa de trabajo con el que  lograr los compromisos. Esto requiere algo esencial: que los países confíen unos en otros.

Entre los asuntos que quedan por negociarse está la financiación de las medidas climáticas. El reloj sigue avanzando y el mundo no puede permitirse perder más tiempo: tenemos que acordar un plan de acción valiente, decisivo y ambicioso.

6. ¿Qué datos se utilizarán en las negociaciones de la COP 24?

Los debates se basarán en las pruebas científicas que los expertos han recopilado en los últimos años:

7.  ¿Cómo se pueden seguir los debates de la COP 24?

Hay muchas formas de seguir todo lo que pase en Polonia:

  • Suscríbete a nuestro boletín de noticias sobre cambio climático aquí
  • Entra en esta página regularmente, pues tendrá todas las historias de Katowice
  • Sigue el hashtag #AcciónClimática en Twitter

8. ¿Cómo puedo participar en los debates y contribuir en la lucha contra el cambio climático?

Puedes seguir Participa en la Acción por el Clima, una página que recomendará, cada día, medidas para salvar el planeta y que hará un recuento del número de acciones para medir el impacto colectivo.

Compartir en redes sociales qué haces para luchar contra el cambio climático puede inspirar a otra gente a actuar.

Además, la iniciativa “El Asiento de todos hará que se escuche la voz de los ciudadanos en la COP 24. Así que  #TomaAsiento  y cuenta tus ideas.

9. ¿Qué iniciativas está apoyando la ONU para enfrentar el cambio climático?

Noticias ONU ha destacado algunos ejemplos de los proyectos apoyados por ONU Medio Ambiente y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo que muestran el camino a seguir en la lucha contra el cambio climático. Por ejemplo, comunidades en Guatemala refuerzan la resiliencia de los ecosistemas a través del cultivo de cacao y la producción y venta del chocolate. En Honduras, cuatro mujeres procedentes de los lugares más apartados del país se han convertido en las principales abastecedoras de energía sostenible para sus comunidades.

10. ¿Por qué la ONU está organizando una Cumbre del Clima en 2019?

Para seguir trabajando a partir de los resultados de la COP 24, el Secretario General, António Guterres, ha organizado una Cumbre del Clima en septiembre de 2019. En 2020, los países tienen que terminar sus planes de acción climática y la cumbre, unos meses antes, se centrará en iniciativas prácticas para limitar las emisiones y mejorar la resiliencia.

La cumbre pondrá el foco es seis áreas: transición a las energías renovables, financiación para la acción climática y los impuestos al carbono; reducir las emisiones de la industria; usar la naturaleza como solución; ciudades sostenibles y medidas locales; resiliencia frente al cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*