Acuerdos en Colombia y crisis en Venezuela

EL RELIGIOSO EXPLICÓ QUE «la Sede Apostólica fue involucrada a nivel diplomático y ha ofrecido apoyo e impulso, pero no participó directamente en las negociaciones». Gallagher dedicó un pensamiento especial, además de a las víctimas y a sus familiares, también a los millones de desplazados.

Mons. Paul Richard Gallagher

DOMENICO AGASSO JR.- La firma de la paz colombiana es una «etapa que se debe consolidar con medidas de confianza». La Santa Sede y el Papa seguirán apoyando el proceso de reconciliación entre las FARC y el gobierno colombiano, después de la histórica firma del 23 de junio.

Sobre Venezuela, en cambio, el Vaticano se muestra preocupado «por los sufrimientos de la gente común», y por ello se ha mostrado dispuesto a «dar respuesta a cualquier petición que provenga del país» que pueda ayudar a superar la crisis. En ambas situaciones, se tiene en mente sobre todo a las personas que pasan mayores dificultades. Palabra de mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, que fue entrevistado por la agencia Afp.

Colombia 

El del religioso se trata del segundo comentario público específico que proviene del Vaticano, después de la firma del Acuerdo de Paz. El primero fue el de Papa Francisco, quien, dirigiéndose en avión hacia Armenia, indicó: «Estoy feliz por esta noticia que me llegó ayer: más de 50 años de guerra, de guerrilla, tanta sangre derramada…». «Fue una bella noticia, espero que los países que trabajaron para hacer la paz sean garantes, den la garantía para que esto siga adelante». Francisco expresó también su deseo de que los países comprometidos en el proceso de paz «blinden esto a tal punto que no se pueda nunca volver atrás, tanto desde fuera como desde dentro, a un estado de guerra. Muchas felicitaciones para Colombia, que ahora da este paso».

Por su parte, Gallagher, en la entrevista con la Afo, dijo que el acuerdo era «una etapa que debe ser consolidada con medidas de confianza», ofreciendo testimonio de la satisfacción y de la alegría de la Sede Apostólica por el fin de este conflicto interno, que provocó más de 220 mil muertos en 50 años. Y expresó su deseo de que llegue «un acuerdo final en un tiempo razonable».

El religioso explicó que «la Sede Apostólica fue involucrada a nivel diplomático y ha ofrecido apoyo e impulso, pero no participó directamente en las negociaciones». Gallagher dedicó un pensamiento especial, además de a las víctimas y a sus familiares, también a los millones de desplazados (se calcula que son alrededor de 6 millones de personas). Después subrayó: «las perspectivas de un acuerdo entre las FARC y el Gobierno, así como con otros grupos guerrilleros –dijo refiriéndose al ELN–, todavía son cuestiones que generan debates en la sociedad. Hay muchas personas que no están convencidas para nada. Por ello es necesario consolidar el proceso, tomar medidas que permitan reestablecer la confianza con acciones positivas».

El diplomático prosiguió para insistir en la necesidad de «curar» las «heridas» de ambas partes: «No será fácil. Se necesita conquistar los corazones y las mentes, y comenzar un nuevo proceso, aunque será necesario mucho tiempo».

Venezuela 

Antes que nada, repitió los conceptos que había expresado hace algunos días mons. Aldo Giordano, Nuncio en Caracas. «La Santa Sede está muy preocupada por los sufrimientos de la gente común, y por ello está dispuesta a dar respuesta a cualquier petición que provenga del país». También recordó que «hemos intentado diferentes iniciativas. El Santo Padre ha escrito en diferentes ocasiones al presidente Nicolás Maduro. Nuestro Nuncio está muy activo y cuenta con el respeto de todas las partes. Estamos haciendo todo lo posible para promover el diálogo».

Gallagher espera «poder visitar Venezuela y descubrir que muchos de los problemas ya han sido afrontados y que se han identificado soluciones que beneficien a todos».

El Responsable vaticano de las Relaciones con los Estados tenía pensado visitar Venezuela para la consagración episcopal de un nuevo Nuncio, mons. Escalante, del 24 al 29 de mayo, pero después decidió no participar, puesto que cinco días antes de su viaje, las autoridades eclesiásticas de Venezuela comunicaron que «se vio obligado a anular su viaje por motivos que no dependen de la Santa Sede».

 

Jueces de paz : Vaticano no participará

ALVARO DE JUANA / Vaticano / ACI.- La Santa Sede ha enviado un comunicado a través de la Secretaría de Estado en el que informa de que el Papa Francisco ha rechazado nombrar un representante “para el comité de selección de los magistrados que conformarán la jurisdicción especial para la paz” después del acuerdo entre el gobierno colombiano y los terroristas de las FARC.

“El pasado 12 de agosto, Su Santidad recibió la invitación para que nombre un representante que participe en el comité de selección de los Magistrados que conformarán la Jurisdicción especial para la paz”. Sin embargo, “considerando la vocación universal de la Iglesia y la misión del Sucesor de Pedro como Pastor del Pueblo de Dios, sería más apropiado que dicha tarea sea confiada a otras instancias”.

Sobre el reciente acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de Colombia, encabezado por el presidente Juan Manuel Santos, y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), el texto afirma que “el Santo Padre se complace con la noticia del cierre de las negociaciones entre el Gobierno y las FARC-EP, como conclusión del intenso proceso que se llevó a cabo en los últimos años, y tiene a bien reiterar su apoyo al objetivo de alcanzar la concordia y la reconciliación de todo el pueblo colombiano, a la luz de los derechos humanos y de los valores cristianos que se hallan en el centro de la cultura latinoamericana”.

A su vez, Francisco “encomienda el proceso de paz en Colombia a la materna protección de la Santa Madre de Dios, Reina de la Paz, e invoca el don del Espíritu Santo para que ilumine el corazón y la mente de quienes están llamados a construir el bien común de la nación colombiana”.

Francisco ya expresó su alegría durante el vuelo que lo llevó de Armenia a Roma el pasado mes de junio, tan sólo un día después de que se anunciase el cese al fuego definitivo.  “Más de 50 años de guerra, de guerrilla; tanta sangre derramada. Fue una bella noticia”, dijo ese día.

El Papa también ha mostrado en diversas ocasiones el deseo de visitar Colombia lo antes posible, pero solo en el caso de que se llegara a un acuerdo de paz en el país. Así lo afirmó en enero en Roma el Presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC) y Arzobispo de Tunja, Mons. Luis Augusto Castro Quiroga.

También el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Cardenal Fernando Filoni, lo afirmó en junio: “los colombianos saben que el Papa irá a Colombia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*