50 años no es nada,…

CEV / El Guardián Católico / U&O. – El  cardenal Jorge Urosa Savino arribó el 15 de Agosto  a 50 años de vida sacerdotal. El Capitulo Metropolitano de Caracas emitió un Acuerdo para darle gracias a Dios por su labor pastoral

La Iglesia arquidiocesana de Caracas comenzó el domingo 13 de agosto, la semana jubilar por los 50 años de la ordenación sacerdotal del Cardenal Jorge Urosa Savino, a los cuales arribará el martes 15 de agosto, y cuya actividad central será una misa en acción de gracias que se realizará el sábado 19, a partir de las 9 de la mañana, en el Gimnasio José Joaquín “Papá” Carrillo, en Los Dos Caminos.

“Vuestra Eminencia ha sido testigo de la poderosa mano del Señor, la cual por la gracia del Espíritu Santo, ha sido la brújula que le ha orientado en el discurrir de su vida sacerdotal, la cual se asemeja a una nave en medio de mares tempestuosos y pacíficos”, expresa el acuerdo del Capítulo Metropolitano, que fue leído durante la misa del domingo en la Catedral de Caracas, dando inicio de esta manera a la semana jubilar.

El cardenal Urosa presidió la ceremonia acompañado de sus obispos auxiliares, monseñores: Jesús González de Zárate y Tulio Luis Ramírez Padilla; además, estuvieron presentes monseñor Adán Ramírez Ortiz, actual Deán de la Catedral de Caracas y monseñor Héctor Maldonado Panacci, quien le antecedió en este cargo eclesiástico.

El Purpurado saludó la presencia de monseñor Juan Francisco Monterrey, vicario general emérito de la Arquidiócesis de Caracas y a su actual responsable, monseñor Francisco Terán. Junto a ellos estuvo el presbítero canónigo, Juan Carlos Silva Unda, que en nombre del Capítulo Metropolitano hizo lectura del Acuerdo Capitular; así como el padre Francisco Morales, rector del seminario Santa Rosa de Lima y el padre Johan Contreras.

La madre María Eugenia Noreña, superiora general de las Siervas de Jesús, acudió con varias de las religiosas integrantes de esta congregación venezolana, y presentó sus saludos al Arzobispo de Caracas.

El padre Juan Carlos Silva relató algunas responsabilidades asumidas a lo largo de su sacerdocio por el cardenal Urosa, a quien definió como “Venerable Pastor”.

Leyó del Acuerdo que “éste Capítulo Metropolitano impregnado del júbilo que embarga tan feliz efeméride, se une a la Iglesia de Caracas y Venezuela, con la gratitud perenne (…) por haberlo agregado al número de los presbíteros, quienes reproducen en medio de la humanidad el rostro de Cristo…”.

Consagración de la Catedral de Caracas

El Cardenal Jorge Urosa Savino comenzó su homilía recordando que el 12 de agosto se cumplieron 150 años de la consagración de la Catedral Metropolitana de Caracas.

Recordó que el arzobispo de Caracas de entonces, “el insigne monseñor Silvestre Guevara y Lira, quien acompañado de sus canónigos, muchísimos sacerdotes y una gran muchedumbre de fieles, en medio del júbilo de la feligresía católica caraqueña, consagró al Señor esta bellísima catedral, y hoy le damos gracias a Dios”.

Sostuvo que el templo es el símbolo de la iglesia viva, y de la comunidad eclesial. “Esta imponente edificación es el símbolo de nuestra Iglesia arquidiocesana de Caracas. Es la Iglesia Madre de todas las iglesias caraqueñas porque fue la primera”.

Explicó que esta iglesia metropolitana de Caracas fue construida en el siglo XVI como iglesia parroquial y luego fue elevada a la categoría de Catedral con el título de “Santa Ana”, “porque así era el título que llevaba la Catedral de Santa Ana de Coro, cuya entidad catedralicia fue trasladada a Caracas”.

Al concluir la eucaristía, el arzobispo de Caracas saludó a la feligresía presente compartiendo palabras de esperanza y escuchando los clamores del pueblo sencillo que, con orgullo pedían su bendición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*