5 días “delicados”

 

EL PAPA FRANCISCO EN  COLOMBIA PROCURARÁ CONTRIBUIR a la reconciliación de un país dividido. Y hay expectativa sobre si hará algún gesto acerca de la situación en Venezuela.

 

SERGIO RUBIN / Clarín.ar. – El Papa Francisco iniciará mañana una delicada visita de cinco días a Colombia, durante la cual procurará contribuir a la reconciliación en un país muy dividido ante un proceso de paz que busca dejar atrás más de medio siglo de violencia política con un saldo de decenas de miles de muertos, desaparecidos y desplazados.

De hecho, los acuerdos a los que arribaron el gobierno y la guerrilla de las FARC fueron rechazados por los colombianos el año pasado en un referéndum (el No se impuso ajustadamente) por considerar que garantizan la impunidad de los guerrilleros e incluso les permite su inserción política como partido.

Las expectativas también están puestas en lo que el pontífice puede decir o el gesto que pueda tener respecto de la convulsionada situación en Venezuela, donde la Iglesia es una férrea opositora del régimen y el Vaticano alentó negociaciones para una salida a la crisis que terminaron en un rotundo fracaso.

Los dos cardenales venezolanos estarán con el Papa en Bogotá en respuesta a una invitación de Francisco a los purpurados de América Latina. Se descuenta que otros obispos, sacerdotes y numerosos venezolanos que emigraron a Colombia participaran de las ceremonias que presidirá el pontífice.

En el tramo acaso más vibrante de su viaje, el viernes en la localidad de Villavicencio, el pontífice escuchará el testimonio de víctimas y victimarios de la cruenta lucha.

“Será un día muy especial, el día dedicado a la reconciliación y en el que estarán presentes víctimas de la violencia, ex guerrilleros y ex milicianos”, dijo el vocero papal, Greg Burke, al presentar en rueda de prensa el programa del viaje, que incluirá Bogotá, Medellín y Cartagena.

El papa escuchará en particular el testimonio de cuatro personas”, dijo Burke, quien precisó que el pontífice quiso que el encuentro se celebre en “un momento de la liturgia”, es decir de la misa que oficiará en el parque de Las Malocas. En el altar habrá un crucifijo de la iglesia donde ocurrió la masacre de Bojacá, en la región de Chocó, donde murieron un centenar de civiles atrapados en el interior del templo.

El vocero del Vaticano aseguró que el papa “no tiene programadas reuniones con la guerrilla de las FARC”, pese a que sus líderes la pidieron, ni con referentes de la oposición. Pero habrá un encuentro en Bogotá con el presidente, al que fue invitada la oposición y el ex presidente Alvaro Uribe, férreo opositor a los acuerdos de paz que el gobierno firmó el año pasado. El proceso fue alentado por el Papa.

La violencia política en Colombia dejó un saldo de 260 mil muertos, 60 mil desaparecidos y millones de desplazados. Ayer, el gobierno anunció que logró acordar con el otro grupo guerrillero, el ELN, un cese del fuego para octubre, noviembre y diciembre que favorece el clima para la visita de Francisco, mientras prosiguen las conversaciones para llegar con ellos también a un acuerdo de paz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*